Móviles beneficiarían la agricultura en economías emergentes

Móviles beneficiarían la agricultura en economías emergentes

Los celulares serían ayudantes en la solución de problemas para las industrias del sector alimentos.

Nuestros teléfonos celulares suelen traernos buenas noticias y hoy lo hacen otra vez, gracias a un análisis que proyecta el impulso que estos dispositivos darían a la industria agrícola en países en vías de desarrollo. Adelantada por Vodafone y Accenture, la investigación titulada Connected Agriculture, explica que 80% del potencial de 138.000 millones de dólares en rentas de los agricultores en mercados emergentes podría derivarse de desarrollos móviles.

En concreto, los avances que impulsarían el mercado serían los sistemas móviles de transferencia de dinero, que darían a los agricultores la capacidad de intercambiar, ahorrar y pedir prestadas pequeñas cantidades de capital y pagar primas de seguros. Aunado a ellos, los servicios móviles de información para realizar previsiones meteorológicas detalladas y localizadas, estimaciones de precios de cultivos y gestión de recursos, así como servicios de asistencia para orientar en tiempo real sobre control de plagas y cambios de clima.

Con estas herramientas móviles los agricultores podrían tomar decisiones más acertadas con respecto a sus cultivos reduciendo así los riesgos de su negocio e incrementando sus ganancias mediante cosas tan sencillas como la instalación de dispositivos de datos inalámbricos de bajo coste en almacenes, vehículos de entrega y centros de distribución para desarrollar sistemas detallados de seguimiento y logística que no sólo mejorarán la agricultura como industria, sino que llevarían a los consumidores finales productos de mayor calidad.

El presidente ejecutivo de Vodafone, una de las empresas patrocinadoras del estudio, “la tecnología móvil ya está transformando cientos de millones de vidas de formas inimaginables hace sólo 10 años. Ahora este informe proporciona una evidencia clara de cómo la tecnología móvil puede marcar una diferencia fundamental a la hora de abordar el déficit alimentario mundial.”

Entretando, Peter Lacy, socio director de Servicios de Sostenibilidad de Accenture para Europa, África y América Latina ha dicho que “las redes móviles se encuentran ahora más establecidas en los mercados emergentes que las tradicionales redes fijas, y poseen el potencial necesario para transformar las prácticas agrícolas orientadas al mercado. Hemos identificado 12 oportunidades de comunicaciones móviles que pueden introducir eficiencias reales en las cadenas de valores agrícolas y alimentarios, aumentando la renta de los agricultores en un 11% y reduciendo residuos e impactos medioambientales”.

¿Hay alguien entre nuestros lectores vinculado a la industria alimentaria que pueda contarnos cómo es su relación con la tecnología para fines laborales? ¿Qué expectativas podemos tener los consumidores finales en este sentido?

Link: Tendencias21