Mike Capps y la next-gen: "las consolas tendrán que adaptarse al nuevo modelo de negocios"

Mike Capps y la next-gen: "las consolas tendrán que adaptarse al nuevo modelo de negocios"

Los juegos de gama media tienen que volver, y según Capps la responsabilidad es de Sony y Microsoft.

Todo mundo quedó impresionado con la demo del Samaritano, mostrada hace un tiempo por Epic Games y que sirve perfectamente como una antesala de lo que se viene en la siguiente generación de consolas. Y si bien el presidente de Epic dice que a ese nivel hay que apuntar, la parte tecnológica no es lo único que tiene que cambiar en las plataformas.

La forma de hacer negocios. Esa sí que es parte importante para Epic (y básicamente para todas las compañías), y Mike Capps considera que hay aspectos que los actuales dueños de las plataformas (Nintendo, Sony y Microsoft) tienen que cambiar, a riesgo de hacer que muchas compañías empiecen a mirar al PC de nuevo. Esto apunta claramente al modelo de negocio actual, donde muchas de las ganancias están llegando gracias a las suscripciones, los servicios y las microtransacciones, y no tanto por comprar un juego físico/digital y olvidarse del asunto, como antaño.

"La forma en que la gente está gastando su dinero ha cambiado, y las consolas van a tener que empezar a adaptarse a eso. Deben ser capaces de ofrecer un sistema donde ítems pequeños y virtuales puedan venderse y comprarse por 20 centavos, sin tener que pasar por largos y pesados procesos de certificación. Actualmente no podemos cambiar los precios, y menos podemos fijar los precios. Y no creo que este proteccionismo tenga éxito en un mercado donde los mismos precios están cambiando constantemente".

Y otro problema que tiene que resolverse es que actualmente hay dos tipos de juegos: o son títulos indie, o son juegos grandes del tipo AAA. Capps dice los fabricantes de consolas tienen que olvidarse de la noción que dicta que "o un juego se vende a USD $60 o no se lanza al mercado". La libertad para fijar precios en general tiene que existir, o los desarrolladores poco a poco van a ir moviéndose hacia Steam, y van a dejar de lado al resto.

Ahora, hablando estrictamente de hardware, Mike Capps es enfático al decir que la siguiente generación tiene que diferenciarse claramente de esta, al punto que los jugadores "vean que lo nuevo que salga no es posible de hacer en el hardware actual". Más de alguien pensará que hoy en día la diferencia entre consolas y PC es lo suficientemente grande, pero en la realidad no lo es tanto si juegos como Crysis, fuera de los recortes gráficos, se lanzan en una Xbox 360 o una PlayStation 3 y son perfectamente jugables. Capps dice que por ahora eso es bastante complicado, y como ejemplo pone a Heavy Rain: "para superar eso, hay que tener el hardware necesario".

En Epic Games esperan que, a diferencia de la actual generación donde el Unreal Engine 3 recién estuvo listo un año después del lanzamiento de la Xbox 360, el Unreal Engine 4 no demore mucho en llegar una vez que las consolas estén en la calle. "Un año desde el lanzamiento es un tiempo suficiente para sacar un juego, pero no para tener listo un motor" cierra Capps. "El objetivo es que el UE4 esté disponible desde el primer día".

Link: Epic Games' next-gen manifesto (Develop)