Los IGP morirán el 2013

Los IGP morirán el 2013

por

gráficos integrados en el CPU reemplazarán a los IGPs y tendrán mayores volúmenes de ventas que sus antecesores

Los IGP (Integrated Graphic Processor), desde su aparición allá por 1996 se han erigido como una de las más populares opciones, y que en muchas ocasiones representa un factor determinante en la compra de una tarjeta madre. Pero según el analista Jon Peddie, estos estarán con nosotros a lo mucho un año más, para terminar por desaparecer por completo a principios del 2013.

Los IGPs se diseñaron en un principio para ofrecer gráficos básicos y fueron combinados junto al northbridge del chipset, a fin de poder ofrecer un producto de bajo costo y además beneficiarse de la refrigeración de serie con la que los fabricantes de tarjetas madre dotan a los chipsets; pero ello empezó a cambiar en los últimos años, y estos en su evolución fueron creciendo considerablemente tanto en número de transistores como en potencia gráfica; llegando en ciertos casos a requerir grandes disipadores para compensar el calor adicional generado en su funcionamiento; pero aún con ello en los viejos equipos con el controlador de memoria integrado en el northbridge, el tener un chip gráfico integrado funcionando junto con el northbridge y sacando provecho del controlador de memoria y de bus PCIe/AGP integrados en él seguía teniendo sentido. Hecho que cambió notablemente con la integración de dichos componentes antes partes del northbridge al CPU que se dio en el camino evolutivo de los CPUs. Los IGP debían también evolucionar, y lo hicieron con sus nuevas encarnaciones denominadas Intel EPG (Embeded Processor Graphics) y AMD HPU (Heterogeneus Processor Unit) usadas por los microprocesadores Sandy Bridge y Fusion respectivamente.

El actual camino evolutivo de los microprocesadores comprende el que estos incrementen su potencia y número de núcleos, pero a la vez ofrezcan un consumo razonable, mientras que los GPUs vienen siguiendo un objetivo similar incorporando cada vez un número mayor de unidades de cómputo (SIMDs o shader processors) pero ofreciendo un menor consumo/SIMD; este camino evolutivo ha permitido que ambas unidades puedan coexistir en la misma pastilla, y que se unan y compartan sus recursos para ofrecer una mejor experiencia de cómputo y gráfica para los usuarios.

Según el análisis de Jon Peddie, los EPG y HPU han sido recibidos con los brazos abiertos por los consumidores, y ello se ve reflejado en sus grandes cifras de ventas donde prácticamente han desplazado a los IGP, y es muy posible que estos desaparezcan del mercado a principios del 2013. Cabe mencionar que si bien los productos actuales de AMD e Intel no incluyen IGPs; la demanda por sus productos IGPs aún existentes como los chipsets de Intel (G41, G43, G45) y AMD (760G, 880G, 890GX) ha ido decayendo considerablemente desde el 2008 hasta la actualidad, y el futuro no luce nada esperanzador para ellos. Por otro lado los EPG y HPU han experimentado un crecimiento considerable desde su aparición teniendo en la actualidad un volumen de ventas superior al de los GPUs dedicados a pesar de su relativamente reciente introducción; y su futuro luce mucho más prometedor aún pues podrían conseguir superar por muchas veces el volumen de ventas de los GPUs dedicados, los que auguran mantendrán su actual volumen de ventas casi sin cambios hasta el 2016.

Según el análisis los IGP llegaron a su mejor momento a principios del 2009, momento en el que su volumen de ventas era más del doble que el de los GPUs; volumen que actualmente ya ha sido superado por el de los sucesores del IGP, y cuya proyección es casi quintuplicar el volumen de ventas de los GPUs a fines del 2015.


 

Link: Jon Peddie sees IGPs dying in the next year  (PC Perspective)

Pueden también comentar esta noticia en nuestro foro.