El premio Nobel de Física recayó en el lado oscuro del universo

El premio Nobel de Física recayó en el lado oscuro del universo

Más que preguntarnos "si es que" sucedería, la interrogante era "cuándo" llegaría este reconocimiento para los científicos detrás del descubrimiento de la energía oscura.

Suena terrible, pero no lo es. Hoy se dieron a conocer los ganadores del premio Nobel de Física y lejos de sorprender, el galardón fue a dar a las manos de Saul Perlmutter, Brian Schmidt y Adam Riess, que anunciaron en 1998 que el universo no sólo se está expandiendo, sino que además está acelerando (algo que hace poco fue confirmado).

Los científicos utilizaron telescopios terrestres y espaciales para mapear y rastrear la supernova de tipo Ia más distante y descubrieron que este tipo de cuerpos parecían más oscuras de lo que debieran ser y que estaban perdiendo intensidad (siendo que saben que son de luz consistente). Sí, se están alejando y con un ritmo de aceleración. Todos pensábamos que tras el Big Bang las cosas se iban alejando de su núcleo, pero que tras 13.700 millones de años los objetos probablemente estarían perdiendo impulso; no ganándolo.

Esta misteriosa fuerza que nadie sabe qué es, que luego se determinó que abarca cerca de un 74% del universo, es lo que se denominó energía oscura.

Ahora, los tres científicos son premiados por su descubrimiento, uno que cambió muchas cosas y que instó a muchos más a tratar de entender qué hay allá afuera y que tanto desconocemos.

Link: Dark Energy Wins Nobel Prize in Physics (Pop Sci)