[metroimage ids=”38-81407,38-81411,38-81413,38-81415″ imagesize=”large”]

El Pokémon de World of Warcraft: Mists of Pandaria en detalle [BlizzCon 11]

¡Lashtail Hatchling, yo te elijo! Perdón, en vez de una pokebola le tiré una piedra.

Les comentamos anteriormente de forma superficial lo nuevo que trae Mists of Pandaria, la próxima expansión de World of Warcraft, respecto a las nuevas gracias de las “mascotas”. Ahora entramos en detalle para decirles que, en pocas palabras, es un Pokémon dentro de un MMORPG.

¿Qué tanto parecido tiene con la creación de Game Freak? Bastante. Partamos con las nuevas formas para obtener las mascotas (además de comprarlas). Ellos se pueden encontrar como items caídos, o en caminando por el salvaje mundo de WoW. Estos últimos se pueden capturar a través de una pelea con una de tus mascotas ¿Les suena a algo? Incluso te puedes topar con versiones “raras” y super-poderosas si tienes algo de suerte.

Cada una de las mascotas tiene habilidades y ataques únicos. A medida que van ganando batallas, adquieren experiencia y suben de nivel, haciéndose más poderosos y aprendiendo nuevos ataques. No sólo puedes batallar con tus amigos o desconocidos completos, también te puedes encontrar con otros entrenadores de mascotas controlados por WoW, que les pueden enseñar nuevos trucos, como también desafiarte a un duelo. Dicen que lo último sólo pasa si los miras de frente.

Si todo lo anterior de este juego-dentro-de-otro-juego (yo dawg) no les parece muy similar a un juego publicado por Nintendo, entonces no sé qué están haciendo en Niubie. Satoshi Tajiri debe estar llamando a la tropa de abogados de la Gran N para tener una linda conversación con los de Blizzard, porque los parecidos a la mecánica de juego son obvios. Bueno, Nintendo nunca dio el salto para explotar las capacidades en línea de Pokémon, así que por mi parte no hay derecho a alegato.

El Sistema de Batallas de Mascotas no se ve mal, quién sabe si alguien se lo toma en serio y se hace conocido mundialmente por ser el entrenador más top de todo Azeroth, y finalmente todos los antiguos entrenadores que abandonaron Pokémon terminan llegando a World of Warcraft: Mists of Pandaria para desafiarlo.

Lo único que les pido a los de Blizzard es que cuando entre a un calabozo no me rellenen con murciélagos salvajes.

Link: Más noticias de BlizzCon 2011