ECS H67H2-I

ECS H67H2-I

por

Una placa madre compatible con el Sandy Bridge en formato mini ITX que rinde como las más costosas, con Bluetooth incorporado y un puerto mini PCIe.

Si te gusta este análisis, no olvides revisar nuestra colección de análisis de placas madre.

Con una placa madre compatible con lo último y más top de Intel se presenta la ECS H67H2-I, además de venir acompañada del mínimo pero no menos potente formato mini ITX, que nuestro Press VP adora por ser práctico y eficiente. Si eres uno de esos gamers que andan con su plataforma a cuestas y ya no das más con la masa del conjunto total puede que esta pequeñísima placa madre sea el complemento perfecto para ese hardware que posee, junto claro, con un nuevo gabinete ad-hock al componente que aglutina todo lo que hace a un PC ser un PC.

Ahora lo que nos convoca, la placa madre que tenemos hoy en análisis para ustedes, así que ¡a leer se ha dicho!

Primera Mirada

El empaque de esta placa madre es pequeño y eso es obvio ya que el contenido viene en formato mini ITX. Nos queda claro que esta placa madre viene equipada con el Chipset Intel Serie 6 de stepping B3, los que solucionan el problema de rendimiento con los puertos SATA 3 encontrado en el stepping B2.

Los accesorios son los mínimos y necesarios para hacer funcionar la placa madre en conjunto con su plataforma. En la imagen contamos la placa protectora para el panel trasero, cuatro cables SATA II, un par de placas metálicas para instalar una antena compatible con la tarjeta para redes inalámbricas mini PCIe, el disco compacto con el software de soporte y un par de manuales que nos harán más simple el proceso de armado, configuración y uso de la placa madre.

La pequeña y gigante a la vez ECS H67H2-I, una placa madre con soporte para los procesadores más top que Intel tiene para su serie Sandy Bridge, además de agregar USB 3.0, Bluetooth, sonido de alta definición de  7.1 canales con salida óptica, puertos HDMI, DVI, D-SUB, SATA 3 y 2, un PCIe x16 y un puerto mini PCIe listo para un adaptador para redes inalámbricas en este formato. Lo demás puertos son los de costumbre, como el Lan Gigabit, los USB 2.0 junto con el eSATA.

Una vista aérea de la placa madre mostrando la distribución que se le da a los puertos, donde notamos que los conectores SATA 2 y 3 se encuentran muy arriba y esto es así por la posición del chipset en la placa madre.

Acá tenemos el controlador de audio ALC892 y el controlador de red RTL8111E, ambos fabricados por el gigante Realtek, que hoy en día está en gran parte de las placas madre del mercado con sus productos.

Muy cerca del zócalo están estos dos integrados, uno es el PWM Richtek RT8859M y el otro es el ITE IT8758E que actúa como Super IO.

Otra vista aérea de la zona del chipset, donde se aprecia claramente el espacio disponible para instalar la tarjeta mini PCIe en el pequeño puerto que está al lado de las ranuras para memoria RAM DDR3.

 

El panel trasero que desde un principio detallamos y que ahora pueden ver de frente, con todo lo que tiene para entregar al comprador.

BIOS

Envés de encontrar gran cantidad de opciones de configuración vemos que el BIOS nos permite modificar muy pocos parámetros, lo que suena lógico viendo el foco de esta plataforma, computadores muy pequeños de gran desempeño. Para lograr esto a veces es necesario poner en la balanza cosas como el overclock, que acá no está disponible.

La configuración de la memoria es automática y lo más que podemos intervenir es el CR (Command Rate), que lo fijamos en 1T junto con el voltaje en 1.6 y listo, no hay más que configurar para que la plataforma funcione. Lo otro en lo que podemos intervenir es en la frecuencia del núcleo gráfico HD 3000, pero que por razones de seguridad no quisimos intervenir, esta placa madre está diseñada para otro mercado y dañarla no sería agradable considerando que podemos tenerla operativa por mucho tiempo tomando en cuenta que para overclockear con ganas existen otras placas madre adecuadas a esas exigentes condiciones.

Por último el monitor del hardware, que permite ver la temperatura de operación del sistema, los voltajes de partes importantes, las revoluciones de los ventiladores instalados y también la configuración inteligente para el ventilador.

Plataforma y Metodología

La plataforma de este análisis es la siguiente:

Plataforma ECS H67H2-I
Procesador Intel Core i7-2600K
Placas Madre ECS H67H2-I
Memorias G.Skill Sniper F3-12800CL7D-8GBSR @ 1333 MHz 8-8-8-24 1T
Tarjeta de Video Intel Graphics HD 3000
Fuente de Poder Seasonic X-850
Refrigeración Procesador Noctua NH-D14
Almacenamiento Intel X25-M SSD 80GB
Monitor Viewsonic VX2835wm 28″
Sistema Operativo Microsoft Windows 7 Ultimate 64-bit
Controladores de Placa Madre Intel INF 9.​2.​0.​1030
Controladores de Video Intel Graphics 15.22.50.64.2509

 

Las pruebas que utilizamos en esta oportunidad son las que ven a continuación, además de las pruebas que haremos para evaluar el rendimiento en reproducción de contenido de alta definición.

Benchmarks Cinebench R11.5
Futuremark 3DMark Vantage Advanced v1.0.2
FutureMark PCMark Vantage v1.0.2
HDTach 3.0.4.0
WinRAR 4.01 64 -bit
x264 HD Benchmark 3.0
Videos Terminator 3: Rise of the Machines Full HD (1080p Matroska)
Utilidades CPU-Z 1.56
Media Player Classic 1.5.3.3514
Combined Comunity Codec Pack 2011-07-11

Metodología

Como ya hemos comprobado las capacidades del chipset H67, en este análisis ahondaremos más en aspectos prácticos como la reproducción de contenido multimedia y en específico las películas. De todas formas tendremos pruebas de rendimiento para que puedan ver como se desempeña la plataforma en pruebas sintéticas, aunque no serán el foco del análisis. Para los más puristas, entregaremos resultados que podrán comparar con plataformas de tamaño completo (ATX) como una P67 con el mismo procesador para que evalúen por si mismos cuales son las diferencias reales y si vale hacer una inversión en una placa madre grande como las conocemos normalmente. Puede que más de uno salga convencido que nunca necesito una placa ATX y todo lo que buscó lo tiene una mini ITX.

Dicho esto seguimos con las pruebas en la siguiente página.

Pruebas

Comenzamos las pruebas, que son más que nada para entregarles una fuente confiable de comparación de rendimiento con otras plataformas, pero que en el fondo no son nuestro norte, estas plataformas fueron pensadas para más que correr 3DMark.  De todas formas, pueden ver lo que logra el HD 3000 junto con el Core i7-2600k, dando el crédito del puntaje casi por completo al CPU.

Como otro punto de referencia tenemos Cinebench, que claramente muestra que el rendimiento de esta plataforma es casi idéntico al que logramos con una placa madre de tamaño completo, por lo que podemos quedarnos tranquilos y seguir probando el rendimiento de partes de la plataforma que no darán una sensación de uso agradable.

Considerando que el tiempo ha pasado y no en vano, el X25-M que tenemos ha reducido su rendimiento por el constante e incesante uso que le hemos dado, por lo que es necesario hacerle un wipe para que retorne a su rendimiento máximo aunque con lo que queda de su rendimiento original aún logramos promediar 180 MB/s en lectura, notable y que suma al excelente rendimiento que ostenta esta mínima plataforma. Los puertos USB no muestran gran progreso por sobre lo que conocemos, así que seguimos con la próxima prueba.

PCMark Vantage nos indica que tenemos una plataforma tan buena como una de las comparativas que utilizamos para el análisis de Bulldozer, mostrando que gran parte de las pruebas de este programa están centradas en el CPU.

Tomando en cuenta que siempre consultan por el bitrate del video en Full HD y aunque lo pongamos en la plataforma no lo leen se los indicamos acá mismo, 10.4 Mbps reproducidos en su máximo esplendor con solo el 15 % del CPU en uso, así da gusto disfrutar del fin del mundo con Terminator.

Pruebas de uso con WinRAR arrojaron 3462 KB/s en la prueba de compresión, 87,195 FPS/34,66 FPS para la primera y segunda pasadas de x.264 HD Benchmark 3.0 y un promedio de 21 FPS en Starcraft II cuando aplicamos la configuración recomendada por el juego y 1920×1200 pixeles de resolución. A pesar de no tener un chorreo insano de cuadros por segundo pudimos arrasar con 3 bases enemigas sin mucha dificultad, aunque no nos queda claro si fue por gracia del jugador o porque la plataforma se comportaba excelente a pesar de los “pocos” FPS a la resolución de nuestro LCD Viewsonic que nos acompaña hace muchos años y que a estas alturas ya merece una jubilación.

El consumo eléctrico es moderado tomando en cuenta que eso se espera para esta plataforma, tomando de nuestro enchufe 35.8W para el funcionamiento en reposo y 134.7W cuando cargamos a más no poder la plataforma.

Conclusión

ECS combinando de forma magistral un bajo costo con excelentes prestaciones logra un producto de excelente calidad que permite sacarle muy buen provecho a los procesadores compatibles con el zócalo LGA 1155. Tomando en cuenta que el norte de esta placa madre es un lindo y pequeño HTPC o computador de escritorio tenemos que recalcar la potencia que ostenta gracias al CPU, lo que combinado con una tarjeta de video instalada en el puerto PCIe pueden transformar a esta plataforma en toda una bestia, sin tener que gastar un dineral y además en un espacio muy reducido, uno de los sueños de los amantes de los computadores pequeños.

Cerrando este análisis nuestras impresiones en unas pocas líneas.

Lo Bueno

  • Es una plataforma ideal para un HTPC o un computador de escritorio pequeño y muy potente.
  • Tiene Bluetooth incorporado.
  • Posee un puerto mini PCIe, que permite instalar un adaptador para redes inalámbricas junto con su antena externa.
  • Entrega la posibilidad de armar un PC gamer de pequeñas dimensiones, tomando en cuenta que la placa madre es mini ITX.
  • Posee soporte para SATA 3 con el Chipset Intel Serie 6 stepping B3.
  • Solo cuesta USD$79,99 (newegg.com)

Lo Malo

  • Las configuraciones disponibles en el BIOS son extremadamente limitadas, hubiéramos querido configurar algo más que el CR(Command Rate) y el voltaje para las memorias.

Tomando en cuenta que son pocos los fabricantes que se atreven a construir una placa madre tan pequeña, compatible con los procesadores más nuevos que tiene Intel para su segunda generación Core y que además no cueste un riñón es que le concedemos el premio “Golden Core – Excelencia” a esta pequeña gran placa madre que a más de alguno encantará.

 

 

Comentar este análisis en nuestro foro