[metroimage ids=”38-82650,38-82652,38-82654,38-82658,38-82662,38-82665,38-82670,38-82673,38-82676,38-82679,38-82681,38-82684,38-82685,38-82688″ imagesize=”large”]

Deus Ex: Human Revolution: The Missing Link [NB Labs]

¿A qué tanto equivale el eslabón perdido cuando ya sabemos el final?

El DLC de Deus Ex: Human Revolution llegó hace algunas semanas y recién me despejaron un poco las deudas para probar el último paquete de contenido. En esta ocasión, los de Eidos Montreal no decepcionan ni una cucharada, pero parece algo contraprudecente sabiendo que esto parece una misión secundaria metida entre toda la trama completa del juego.

The Missing Link te pone nuevamente en las manos de Jensen, que es capturado justamente después de salir de una carcasa de estasis – si sigues la trama sabes por dónde vamos ya – y la bienvenida no es grata. Lamentablemente eres despojado de todas tus habilidades y debes hacerte paso en un buque de carga “desde cero”, tal como comienzas el juego completo. La mecánica es similar: elijes ir a lo Rambo o hacerte el espía, buscas las mejores opciones y rutas, y recibes premios por hacer todo correcto.

El paquete no es corto como para pasarlo en unos minutos, pero sí molesta un poco que tengas que repasar lugares dos o tres veces nuevamente, lo que alarga tu estadía sobre el mar. Menos mal los escenarios varían en enemigos un poco para no hacerte el paseo fácil, pero pasar un centro de detención por cuarta vez no es muy “interesante” que digamos, más aún cuando tienes que andar lento y con paciencia, o aprovechar bien la munición y preparar bien la balacera.

Lo interesante es que The Missing Link narra algunas cosas que unen la trama, pero nada que modifique tu percepción completa del juego. Es un DLC que funciona más como algo independiente del juego, fácilmente podría ser un demo pagado si no requiriese el juego completo para funcionar y haber entendido la trama hasta el momento del embarco. Puedes gastar cerca de 2~4 horas dependiendo de tu aproximación, con decisiones “importantes” incluídas. De hecho, podríamos decir que es lo mejor de Deus Ex: Human Revolution pero comprimido.

Y respecto al jefe final, el último momento del juego prueba tus habilidades de verdad. No es necesario sacar todo tu arsenal, perfectamente te puedes despachar todo sin que oigan tus pasos o transformar todo en sacos de plomo con carne. La forma de jugar sigue siendo libre hasta el final, así que este DLC se merece un agradecimiento a Eidos por no externalizar el DLC, porque la última vez no fue muy bueno que digamos. Fue uno de los puntos más bajos de nuestro Labs el mes anterior, de hecho.

En resumidas cuentas, es más que un buen DLC por el contenido que tiene y las horas que te demorarás en completar todo. Recomendado para quienes quedaron con gusto a más, ya van por su segunda repasada al juego completo o todavía no llegan al punto anterior pero no quieren llegar al desenlace tan rápido. El problema es que es un agregado no obligatorio, sin ninguna conexión “importante” en la trama principal salvo uno o dos cosas específicas que pueden resultar interesantes. Aún así, unas horas más de diversión no le hace mal a ninguna persona que no disfrutó (o está disfrutando) con Deus Ex: Human Revolution, mucho menos si tienes algunos billetes de más. Por lo menos yo no me arrepiento de haber pasado una estadía gratis en el mar.