Crece fraude que promete "actualizar la batería" del teléfono

Crece fraude que promete "actualizar la batería" del teléfono

por

Obviamente no lo logran, sólo sirven para espiarte, taparte en publicidad, y hacer que tu factura de teléfono parezca la boleta del supermercado.

Últimamente los fraudes están basando mucho sus tácticas a base del miedo, he de ahí los denominados "scareware". Por ejemplo, en los equipos de escritorio causó mucho revuelo el asunto de los virus falsos hasta que capturaron a los delincuentes, produciendo que bajara considerablemente. Pero como tal cabeza del Hidra de Lerna, ahora se está gestando en los móviles con Android.

La duración de la batería en estos dispositivos siempre ha sido criticable, porque la mayoría de los smartphones no duran tanto como aquellos ladrillos del milenio pasado. Basándose en eso, el creciente scareware busca que los usuarios descarguen una aplicación que promete "actualizar la batería" a través de publicidad e instrucciones fáciles de entender, que incluyen activar la instalación de aplicaciones de "fuentes desconocidas". Por supuesto, una vez instalado no hace nada, sólo rellena de publicidad el teléfono, cosecha la información contenida en el aparato como datos personales, y posteriormente se cargan servicios extraños a la cuenta.

Obviamente mejorar el rendimiento la batería a través de estas aplicaciones corriendo en segundo plano viola todas las leyes de la física, específicamente de la termodinámica, y sería algo que todos sabrían si la educación fuese de calidad en muchos lugares del mundo. Pero es una gran ingenuidad que se puede aprovechar. La única solución para mejorar la vida útil de la batería sería gestionando de forma inteligente (manualmente o con un programa especial) los procesos del teléfono, o derechamente reemplazándolo por una con mayor vida útil, algo contrario a lo que hace este scareware y sus "botones mágicos".

Este tipo de malware además del resto está en alza en Android porque los servicios que ofrecen mostrar publicidad en aplicaciones y sitios webs no filtran entre buenos y malos productos. Los desarrolladores de esas aplicaciones sólo pagan una comisión por cada descarga del software, que con instrucciones simples logran. Menos mal, es sólo el 5% de los usuarios a nivel mundial quienes son afectados.

No queda otra más que no activar la opción de instalar aplicaciones desde fuentes desconocidas, y de hacerlo, saber a ciencia cierta que no están descargando un fraude. Otros podrán recomendar un antivirus o aplicación de seguridad, pero sería para esos casos especiales que descargan todo a su paso. O mejor, cambiar su smartphone por un Nokia 5110.

Link: Sleazy Ads on Android Devices Push Bogus 'Battery Upgrade' Warnings (PC World)

Pueden también comentar esta noticia en nuestro foro.