Creadores del iPod revelaron su esperado nuevo producto, un... termostato

Creadores del iPod revelaron su esperado nuevo producto, un... termostato

El Nest Learning Thermostat aprende las preferencias de temperatura del hogar y la optimiza para ahorrar energía.

Hace un año y medio, Tony Fadell renunció a su cargo de vicepresidencia en Apple y se borró del mapa para encerrarse a trabajar en  nuevos proyectos personales. Dado que es considerado el padre del iPod, mucha gente siguió pendiente de sus pasos, pero el nivel de hermetismo en su oficina de Nest Labs en Silicon Valley impidió cualquier tipo de filtración de lo que fuese que estuviera creando. Hoy el “misterio” fue desvelado…

Lo que Fadell se traía entre manos (junto con Matt Rogers, ex jefe de ingeniería del software del iPod) resultó ser un… termostato.

Sí, un termostato. ¿Confundido? ¿Decepcionado? Todo vale, más aún considerando que se trata de alguien que estuvo encargado de la supervisión de 18 versiones del iPod y las tres primeras del iPhone, pero también hay que hacer la salvedad de que le había prometido a Steve Jobs que no diseñaría un dispositivo que compitiera con los suyos. Tomó el termostato y lo reinventó. Y debe ser acaso el dispositivo más atractivo de la historia de estos aparatos que abundan en las paredes de los hogares.

Pero Fadell viene de Apple, entonces con “atractivo” no basta; su intención es que sea un artículo “adorado”, así como en su momento fue el iPod.

El Nest Learning Thermostat, como su nombre lo dice: aprende. Cuenta con conexión Wi-Fi y se instruye con las preferencias de temperatura del usuario y optimiza la temperatura del hogar para ahorrar energía. Cuenta con la simpleza y elegancia de los aparatos de la manzana. Su anillo exterior gira para controlar la temperatura y su pantalla central cambia según los requerimientos; si se busca calentar la casa, muestra tonos rojos y cuando se está ahorrando, aparece una hoja verde. Al cabo de la semana ya conoce la rutina de calefacción y la aplica automáticamente.

Tiene seis sensores (de temperatura, humedad, movimiento, e iluminación), entonces determina cuándo estás en casa y también puede estar interconectado con más Nest y así saber cuando llegas y comenzar a calentar el sector con las habitaciones. Y por supuesto, ya tiene su aplicación de iPhone (y viene en camino la de Android) para controlarlo de manera remota.

Bastante más inteligente que sus pares (fuera de su estiloso diseño), según sus creadores podría ahorrar alrededor de US$173 anuales en calefacción, por lo que podría pagarse a sí mismo en año y medio (su valor será de US$250).

Acá su presentación:

Link: Brave New Thermostat: How the iPod’s Creator Is Making Home Heating Sexy (Wired)