A estos juegos de fútbol hay que jugar si o si.

Hoy en día son los FIFA y los PES los títulos que dominan el mercado de los juegos de fútbol, y prácticamente nadie se anima a hacerles competencia en un mercado totalmente dividido por estos dos monstruos. Pero hubo otros tiempos en los que la oferta era variada, donde había lugar para todo tipo de nombres y propuestas, ya sea en consolas, PC, o hasta en los arcades.

La siguiente es una pequeña lista con los cinco juegos de fútbol que, en la humilde opinión de este editor, todos los amantes del fútbol tienen que probar. Y si son de mi misma generación, probablemente ya los hayan probado todos: desde NES, pasando por los arcades, y llegando a algunos más modernos.

[5] Super Sidekicks 3: The Next Glory

En los tiempos en que SNK dominaba los arcades, la serie Super Sidekicks en general tomaba el concepto “arcade” y lo potenciaba a su máxima expresión. Super Sidekicks 3 era un juego especialmente rápido y donde defender no era importante, al contrario: atacar lo era todo para no perder la ficha y avanzar al siguiente equipo, en partidos que básicamente se convertían en un campo de tiro para los arqueros. La premisa básica se resumía casi en un tirar, tirar, y tirar al arco, hasta que la CPU ya no pudiera aguantar.

El sonido era parte importante en Super Sidekicks, con ruidos de estadio bien estridentes y que daban la sensación de realmente estar en un mundial, o jugándose los boletos al torneo mundial. A destacar también las “cinemáticas” posteriores a un gol, algunas bastante dramáticas y bien llamativas, que fueron parte del encanto de Super Sidekicks 3 y que lo convirtieron en el arcade de fútbol favorito durante la primera mitad de los noventa. No se cuanta plata debo haber gastado en ese juego.

[4] FIFA Road to World Cup ’98

Este FIFA previo a la Copa Mundial de Francia 98 fue inmenso. Lo tenía todo: montón de equipos nacionales, otro montón de ligas, se podían editar desde jugadores a equipos completos, y hasta permitía jugar con ¡mouse de dos botones!

Este fue quizás el primer FIFA que tuvo una jugabilidad más que competente (hasta el 2001, cuando empezó el declive), y la cantidad de opciones que ofrecía hacían que prácticamente no tuviera competencia. El juego también apareció en consolas, pero los bajos -para la época- requerimientos hacían que se pudiera jugar practicamente en cualquier PC decente (yo recuerdo haberlo jugando en un Pentium a 166MHz). Inolvidables los comentarios de Manolo Lama y Paco González, la intro de Blur con Song 2, y la posibilidad de revivir la senda de la gloriosa selección chilena con los Sa-Za a la cabeza. Un juego imperdible.

[3] Pro Evolution Soccer 5

A título personal, uno de los mejores juegos de la serie Pro Evolution Soccer, incluyendo generación actual y pasadas. El gran cambio desde PES 4 a este 5 fue que la jugabilidad se hizo más física, con bastante roce en mitad de campo y con árbitros cobrando faltas y poniendo tarjetas amarillas hasta porque los miraron feo.

El juego era bastante rápido en general, y si bien jugablemente era bastante simple -comparado con los juegos actuales-, el ritmo de los partidos sigue pareciéndome cercano a la perfección. Durante esos años, la serie PES destacaba por tener juegos rápidos y bien directos, por lo que los árbitros irritables y las faltas por todos lados le bajaban un poco el vértigo y lo convertían en un título algo más táctico a lo que veníamos acostumbrados. Un clásico moderno.

[2] Nintendo World Cup

Un verdadero clásico de clásicos. La oferta de fútbol no era muy amplia en la NES (aunque habían productos muy buenos como Goal! 2) pero este Nintendo World Cup rompía todos los moldes.

Para empezar, el fútbol era en versión reducida: solo seis jugadores por equipo. Cada jugador tenía rasgos que los hacían distintos unos de otros, pero lo mejor era cuando empezaba el festival de patadas y empellones que podía dejar a todo un equipo desmayado en el suelo, aunque intentar eso contra Argentina o Alemania en las finales era ir por lana y salir trasquilado. Punto aparte para los tiros especiales: chilenas o palomitas al estilo Super Campeones, con tiros que literalmente salían de la cancha antes de entrar al arco.

Y por si fuera poco, habían unas pequeñas pero importantes opciones tácticas a la hora de gestionar el equipo. Nintendo World Cup se convirtió en un clásico rápidamente, más que por tomarse en serio el fútbol, por hacerlo simple y extremadamente divertido. Especialmente en los partidos de dos jugadores y en la cancha de tierra, donde además de las patadas había que esquivar las piedras.

[1] International Super Star Soccer Deluxe

El rey. Simplemente, el que definió los juegos modernos de este deporte. Todo lo que se puede decir de este juego ya está escrito en un artículo anterior, y ahora solo queda agregar que es imposible armar una lista de los destacados de la historia y dejar fuera a International Super Star Soccer Deluxe. Uno de los mejores juegos de fútbol jamás creado, sino el mejor.

Siéntanse libres de disentir de esta lista, criticar alguno o agregar los propios. La discusión está abierta.