Un vistazo al Ultrabook, el formato de PC impulsado por Intel

Un vistazo al Ultrabook, el formato de PC impulsado por Intel

Próximamente los veremos a la venta en toda Latinoamérica

El escenario muestra gran cantidad de ultrabooks.

Quizás no pasó mucho tiempo antes de entender las reales diferencias entre netbooks y notebooks, y recién comenzaste a digerir la real importancia que tienen los tablets… Bueno, parece que estas discusiones ya están añejas, y para finales de este año Intel apunta a introducir una categoría distinta de computadoras: los Ultrabooks. Se trata de equipos portátiles, delgados, y en lo posible, baratos, que han comenzado a hacer su entrada últimamente durante la feria IFA.

Según Shmuel ‘Mooly’ Eden, VP de Intel, la compañía ha sido impulsora y parte de varias revoluciones: Primero, en 1995, cuando las empresas dejaron de ser el principal foco de las ventas de computadores para pasar a una adopción del PC de escritorio mucho más amplia entre el consumidor común. Luego, en 2002, de la mano de Centrino pasamos a una tendencia mucho más fuerte que mostraba una migración desde PC de escritorio hacia notebooks. Hoy, en 2011, la apuesta es impulsar el mercado hacia este nuevo formato de computadores.

'Mooly' Eden en Buenos Aires

Los ultrabooks fueron anunciados en Computex este año y están justo en medio de un netbook y un notebook, pero con prestaciones bastante avanzadas para permitir una buena performance, excelentes tiempos de respuesta — es una computadora muy ágil — de cara al uso de programas que demandan un alto uso de procesador y gráficas, altos estándares de seguridad y — por supuesto — una gran duración de la batería.

Tal como lo presentan, son ultra rápidas, ultra delgadas, ultra seguras, ultra eficientes y ultra personales (por eso ultrabook). En resumen, proclaman que es una nueva categoría que busca llevar al PC a una próxima etapa de evolución.

Según Intel, cada uno de estos equipos tiene características que lo diferencian de otros computadores: Primero, la posibilidad de comenzar a funcionar apenas 5 segundos después de encenderlo. También tendrán la opción de actualizar redes sociales, correo y una serie de otros datos en segundo plano, incluso estando suspendidos, permitiendo reiniciarlas y partir con nuestra información totalmente actualizada.

Junto a esto, la opción de utilizar SSD’s de baja capacidad en conjunto con discos duros convencionales para potenciar el rendimiento general del sistema es una alternativa que algunos de los fabricantes optarán por utilizar en un futuro cercano dentro de este segmento.

Intel ha apostado por impulsar este formato de forma decidida y no está dejando de lado a los fabricantes locales. En el caso de Argentina — lugar donde se realizó esta presentación — equipos como Bangho, Commodore y Admiral tendrán acceso a un fondo mundial de US$300 millones, destinado a potenciar los desarrollos de este nuevo tipo de computadoras.

Asus, Acer, Samsung, Toshiba, Lenovo, HP – sí, ellos seguirán firmes en el mercado de las portátiles – y una gran cantidad de fabricantes “convencionales” tendrán sus propias versiones de los ultrabooks en nuestro mercado a contar de este mismo mes, aunque la oferta mejorará dramáticamente de cara a las fiestas de fin de año.

El equipo de Lenovo es excelente

Dentro de los modelos que he podido ver, me han llamado la atención dos en particular: En primera instancia, el Lenovo U300s.

Este computador posee una pantalla de 13,3 pulgadas, un cuerpo metálico muy resistente pintado de llamativos colores, un perfil muy delgado y un peso que apenas llega a un kilo y medio. En las manos se siente muy confortable y robusto, con la calidad que usualmente Lenovo fabrica sus productos. Claro, herencia de los estándares de IBM.

Perfil delgado, un común denominador en los ultrabooks

Este Ultrabook tiene una unidad de almacenamiento sólido de hasta 256 GB entre sus características principales, procesadores i5 e i7 de bajo consumo y alto rendimiento, 4 GB de RAM, USB 3.0 y todas las herramientas de conectividad inalámbrica de serie en un computador.

Su precio se asoma apenas por sobre los USD $1200. Ligeramente sobre los estándares que Intel sugiere para los computadores de este formato.

A mi gusto, el producto estrella…

Pero, quizás, el que más me impactó fue el Asus UX21. Este equipo destaca a primera vista por su hermoso diseño ejecutado en aluminio cepillado y su conveniente tamaño de 11,6 pulgadas cuya resolución llega a 1366 x 768 pixeles.

Pero la belleza exterior no es todo, pues por dentro trae 4 GB de RAM, una memoria SSD de 128 GB, opción para integrarle procesadores i5 o i7 según se desee y una duración de batería que llega hasta unos asombrosos

Más delgado, imposible.

Con un peso cercano a un kilo y con un perfil extremadamente delgado que llega hasta los 3 milímetros en su sector más delgado, mata con sólo verlo. Y la verdad — a título personal — este equipo parece ser la alternativa más interesante en este segmento.

Puertos USB 2.0 y 3.0, una bahía microUSB y video-out vía miniVGA cierran el cuadro de las avanzadas características de este Ultrabook.

Su precio: Bordeando los US$1000.

Las configuraciones que veremos en esta primera oleada portarán en su interior procesadores basados en la segunda versión de Sandy Bridge, aunque la apuesta es llegar al próximo año con su evolución: Ivy Bridge. Ahí la promesa es que el rendimiento de estos equipos mejorare exponencialmente.

Sin embargo, el precio sigue siendo el gran manto de dudas sobre estos nuevos computadores. Hasta el momento, tras la IFA, ninguno de los computadores que ofrecen la experiencia real que Intel promociona se venderá por el precio sugerido. Sí, existen algunos que se posicionan en un “desde” que está por debajo de los mil billetes verdes, pero para llegar a eso han hipotecado parte de la experiencia esperada. Así, cualquiera.

Además, hay un tema que no es menor: La disipación de calor dentro de estos equipos es crítica, y con el uso diario estos potentes computadores podrían ver mermada la capacidad de sus disipadores pasivos para lidiar con esto, propiciando efectos no deseados a causa de la excesiva temperatura. Las soluciones que cada fabricante resuelva aplicar para esto son cruciales, y marcarán una diferencia que – perfectamente – podría guiar decisiones de compra.

Ivy Bridge

Como siempre, lo único que realmente empuja los precios hacia abajo es la evolución. Y la llegada de la segunda generación de Ultrabooks portando Ivy Bridge podría llevar a los antiguos – convengamos, los actuales – a un precio cercano al esperado por Intel.

Las mejoras que Ivy Bridge introducirá en este segmento son realmente dramáticas: la demostración exhibida mostraba un computador que era capaz de hacer streaming de 20 vídeos Full HD de forma simultánea sin mostrar señales de ralentización. Realmente impresionante.

La apuesta de Intel, según el propio ‘Mooly’ Eden es llevar a Intel a poner en el mercado una gran cantidad de estos Ultrabooks, llegando a convertirlos en el 40% de las ventas del año. Algo bastante ambicioso si tomamos en cuenta que en el mundo se venden 1.000.000 de PC’s por día, y que todavía falta ver cómo será el nivel de adopción que encuentre en el público esta nueva raza de portátiles.

De hecho, algunos analistas e incluso voceros de los propios fabricantes han puesto en duda esta proyección y consideran que esto – de cumplirse – será recién en 2013. Personalmente, incluso en esa época lo veo difícil de cumplir. De todas formas, siempre se agradece el impulso de una tendencia que haga que los computadores sean más delgados, portátiles, poderosos y baratos.

Profundizamos en la conversación con el Vicepresidente de Intel, y te contaremos lo que nos dijo en exclusiva más adelante.