Batalla de dos infiernos.

Disponible para: Playstation 3
Desarrollado por: Insomniac Games
Distribuido por: Sony Computer Entertainment
Compatible con: PlayStation Move y TVs 3D
Calificación: M-Mature (para mayores de 17 años)

Una de las apuestas más fuertes de Sony durante 2011 para su negra regalona es Resistance 3. Este título de invasiones, conquista, guerra y sobrevivencia cuenta con una personalidad especial y mucho ánimo de utilizar el nicho que dejan de lado otras sagas de FPS.

Desde un comienzo tanto Sony como Insomniac han desmarcado a Resistance 3 como una gran alternativa a los primera persona militares de hoy, narrando una historia más madura, emocional y fantástica. ¿Quieren saber si cumplen con si cometido? Todo está a un click de distancia.

La saga Resistance tiene lugar en una realidad alternativa donde durante la década de 1940 una extraña raza de seres -llamados Chimera- comienza a arrasar con Europa. La pelea fue fuerte y se hizo todo lo posible para evitar que la invasión ganase terreno… pero todo fue inútil; la guerra se perdió. Para 1957 ya habían llegado a occidente, ya no existían países ni ejércitos organizados y la población humana vive refugiada, escondida de sus atacantes quienes continúan ganado terreno y comienzan a transformar el clima del planeta.

Es bajo este escenario que tomaremos el papel de Joseph ‘Joe’ Capelli, un veterano que sólo desea vivir tranquilo y cuidar de su familia en lo que alguna vez fue el pueblo de Haven, Oklahoma. Su hijo está enfermo y débil; convive con enfermedades y fiebre mientras la pequeña comunidad humana intenta pasar lo más desapercibida posible. Los hilos del destino comienzan a moverse, los Chimera inician un ataque a gran escala y un viejo conocido solicita ayuda, obligando a Capelli a decidir: dejar a su familia para intentar tener un mañana o quedarse junto a ellos esperando el final de la humanidad.

Este título de acción en primera persona -que cuenta con 3 niveles de dificultad y unas 10 horas promedio de duración- tiene varias particularidades si lo comparamos a los estándares de los FPS de hoy. Además de tener lugar en un pasado alternativo (que le entrega muchas libertades creativas en lo referido a armas y a la ‘realidad’), Resistance 3 utiliza una barra de salud/energía; no contaremos con sanaciones mágicas ni ‘ojos sangrantes’ que con el tiempo se pasan. El hecho de utilizar este esquema le da al gameplay una personalidad acorde a la historia que se narra; Joe no es un super humano ni cuenta con habilidades extrañas… es un gran soldado pero un tipo como cualquier otro. Con ello, sabemos que nuestro personaje es vulnerable, sencillo, mortal… un humano que sólo desea que los suyos puedan tener un mañana.

Por otro lado -y dejando la lógica lejos- Capelli puede cargar con todas sus armas y 3 tipos de granadas otorgando más posibilidades de ataque, mayor variedad de escenarios bélicos y olvidando lógicas de juego bastante instaladas. Cada arma tiene 2 modos de disparo y su utilización permite que suban de nivel de manera automática, lo que entrega una interesante dinámica y -hasta cierto punto- te ‘obliga’ a utilizarlas todas. Es más; notarán cual es su arma favorita después de un par de horas, cuando vean que su nivel gana distancia del resto del arsenal.

El juego cuenta con un pequeño tutorial, durante unos minutos te familiarizas con los controles y las armas en un campo de tiro para que luego comience la pesadilla… y es así como se siente. La guerra tiende a ser bastante glorificada en los juegos de guerra, pero Resistance 3 hace un gran trabajo de contextualización y a nivel narrativo: todo luce extrañamente real, a veces como ciudades del pasado devastadas por las batallas, a ratos como parte de una guerra entre mundos y a momentos como un mundo tan ajeno como familiar. Los primeros tres episodios son muy dinámicos sientan de gran manera el tono y al sensación de angustia y desesperanza que vive Capelli y que efectivamente son traspasados al jugador. Para contextualizar aún más, encontraremos cartas, escritos y grabaciones que nos cuentan lo acontecido y las emociones de los sobrevivientes (uno de una madre a punto de dar a luz es bastante impactante).

Resistance 3 cuenta con un original y peculiar diseño; su personalidad visual es cautivante y atrapa desde que iniciamos nuestra primera partida. La intro tiene alma y espíritu de comic, deja bastante claro lo acontecido antes de esta tercera parte y grafíca lo importante que es el utlizar los medios visuales de manera creativa, transformándose en un atractivo visual tanto como en una efectiva herramienta narrativa.

Sus gráficas también son parte de esta idea central: los colores son oscuros, faltos de vida, color e incluso de esperanza. El juego corre a 30 cuadros por segundo y sus escenarios son tan variados como lúgubres; pueblos deshechos, antiguas fábricas, ríos congelados, grandes edificios y trenes que se están por caer a pedazos. Los tonos sombríos están acorde con el ánimo imperante y la falta de alegría se ve complementada por un gran número de enemigos y posibilidades de combate. Los Goliath, los Widowmaker y varios otros rivales son gigantes, tienen una presencia que impacta y que recuerdan lo frágil y pequeño que resultan los humanos en todo esto. La variedad abunda y los diseños están muy bien tratados.

Los controles son bastante cercanos al resto de los primera persona que dan vueltas por ahí. Cumplen su función muy bien, jamas se transforman en un ‘pero’ o en una molestia, lo que permite disparar a destajo, aprovechando con gran precisión las posibilidades de cada arma. Atacar sin apuntar es algo más certero que lo habitual y creo que equilibra de gran manera el disparo preciso con el sin apuntar (from the hip), cosa que se traduce en confianza al atacar con vivacidad y gran capacidad de reacción ante los ataques.

El audio es un gran factor. La música (compuesta por Boris Salchow) a veces pasa sin mucha gloria, a veces te golpea con su instrumentada y en ningún momento trivializa la personalidad sonora de las batallas, estando bastante sintonizada con la emocionalidad central del juego. Lo mismo corre para las voces; las actuaciones están bastante bien -aunque hay un par de excepciones… pero son pocas- y le dan corazón y actitud a personas creíbles en una situación que podría fácilmente lucir muy inverosímil. Para los que quieren todo en su idioma, lamentablemente les confirmo que no cuenta con doblaje al español de Latinoamérica.

El modo historia de Resistance 3 se puede disfrutar con otro jugador en modo cooperativo, sea de manera local como online. Disfrutar ‘solamente’ 2 jugadores en coop va de la mano con la impresión de fragilidad de la historia, que podríamos ser fácilmente superados y permite sacar gran provecho del trabajo en equipo. Respecto al modo multijugador, la cosa anda bastante bien; hasta 16 jugadores podrán combatir en Deathmatch, Team Deathmatch, Deathmatch Small, Chain Reaction, Capture the Flag, Breach y War Games adornan un aparatado online robusto y de veloz ritmo, lleno de opciones y novedades para la saga.

En las batallas en línea contaremos con la posibilidad de elegir Abilities, las perks de Resistance 3. Al no estar atado al mundo militar real, estas habilidades/ventajas son más lúdicas y bastante tácticas al momento de combatir. También tiene su propio sistema de kill streak (rachas) que se irán complementando con las mejoras a las armas y a los premios que obtendremos por subir de nivel.

Lamentablemente nada es perfecto; Resistance 3 tiene puntos mejorables, comenzando por los gráficos. El juego luce muy bien, el trabajo de la figura humana es notable y los enemigos gigantes te obligan a ver ese espectáculo… pero el filtro visual le impide ser parte de los juegos con mejores gráficos en PS3. Es uso de los colores es sabio, pero una constante sensación tenue (a veces, muy tenue) bruma no deja que los gráficos entreguen más. La manera en que corre nuestro personaje me pareció extraña en un comienzo, aunque a la larga me costumbre… pero no fue así con subir las escaleras. Capelli escala como Robocop con problemas estomacales, haciendo que el gesto luzca muy cuadrado y poco natural. El juego también cuenta con compatibilidad con el PS Move, pero varios usuarios han reportado problemas de implementación, lag de acción/reacción y problemas de sensibilidad.

Si bien hace un buen resumen de la historia y permite que los novatos en la saga puedan disfrutar esta tercera parte sin problemas, inevitablemente realizará spoilers del tamaño de una casa con respecto a los sucesos anteriores. Finalemente -y tal como en la beta- el aparatado online funciona pero tiende a abusar de las actualizaciones. Apenas se puso a la venta ya había que descargar una actualización obligatoria de 650MB, cosa que para algunos puede llegar a ser un dolor de cabeza.

Quizás fueron majaderos en promocionar a Resistance 3 como un juego distinto y emocional. Tal vez lo escuché tanto que le quitó un poco de factor sorpresa a ese elemento… pero de que lo tiene, lo tiene: El juego te importa, sus personajes te importan, te preocupas por ellos y genuinamente quedas intrigado con respecto a cómo terminará todo esto. Resistance 3 es un juego muy bien calibrado con una clara columna vertebral; las gráficas, las voces, decisiones de gameplay y visuales están alineadas con las emociones de los humanos enfrentados a esa catástrofe. Si caes en el juego, te empapelarás y comprometerás con la cruzada de Capelli, con ese deseo de volver a ver a tu familia sólo para decirles que habrá un mañana mejor.

Cada vez que él los recuerda, que mira ese diminuto guante y que piensa en ellos, a mí me dieron ganas de cruzar los dedos y esperar lo mejor. Este juego tiene corazón, propuesta y ganas mientras muestra 2 infiernos que luchan: el de la humanidad y del protagonista. Quizás todo es sólo una metáfora: quizás para un hombre el apocalipsis es ver sufrir y morir a quienes más ama.

Querido Santa:

Quiero que mejores al abuelo y que mi abuela deje de llorar.

Y hice un dibujo que quiero que le entregues a mi mamá y a mi papá en el sielo y quiero más crayones verdes.

Con amor, Betty”.

  • Lo imperdible:
  • Un título que propone y no sigue la corriente del resto de los FPS
  • Gran trabajo de diseño e inmersión del jugador
  • Una buena historia con una notable y emocionante narración
  • Sólido tanto en el modo principal como en el online

 

  • Lo impresentable:
  • Pequeños detalles gráficos y de animación
  • Implementación mejorable para PS Move
  • Actualizaciones y parches descargables de gran tamaño (656MB)

 

¿Qué significa esto?

Link: Todo sobre Resistance 3 en Niubie