Pinball [CHWonders]

Pinball [CHWonders]

por

Logrando velocidades de hasta 145 Km/h la bolita de pinball ha sido un objeto muy deseado entre los jugadores.

Sin duda uno de los sonidos más destacables de nuestra época es el que emiten los famosos juegos pinball. Es tanta la adicción que ha tenido la gente por este tipo de juegos que en la actualidad podemos ver algunos que son modificados para entregar dinero dependiendo en la casilla que han caído.

Desde pequeño mi padre me llevaba a los famosos juegos Diana aquí en Santiago y veía como él siempre jugaba al pinball de Los Locos Adams, mientras yo me dedicaba a jugar Rally x no más, porque en verdad no encontraba muy entretenido golpear una pelota por todos lados, para que después se te escapara. En fin la frustración era mucha para mí.

Pero a pesar de mi fracaso como jugador de pinball, no dejare de lado esta oportunidad de hablar de este magnífico invento.

Golpeando la Bola

A primera vista todos los pinballs que hay tratan de llamar la atención al jugador con luces, sonidos e imágenes de temáticas populares, sobre todo de películas (acabo de acordarme de una de un monstruo verde que salía del agua para raptarse a una chica en bikini, era muy buena).

Los principales componentes de este juego electrónico, son los flippers y la bolita. Los flippers son aquellas piezas que golpean a la bola, ubicados al final del tablero y a veces hay uno que otro puesto más arriba para poder lograr los bonus. Al costado del tablero tenemos dos botones que van a controlar los flippers, los cuales tienen el propósito de evitar que la bola caiga, y se mantenga en el tablero para que vaya golpeando los bumpers y siga sumando puntaje.

La bola tiene un diámetro de 3 cm, pesa alrededor de 80 gramos y está fabricada de acero. Como dato curioso, dentro de algunos pinballs los flippers pueden golpear tan fuertemente a una bolita, que puede llegar a velocidades de 145 Km/h. El hecho que sea de metal también permite que dentro del tablero se utilicen imanes para crear trampas magnéticas y cosas por el estilo. En algunas máquinas también hay una bola hecha de cerámica, a la cual se le llama powerball, y tiene la característica de pesar menos, por lo cual se mueve a una velocidad mayor y es inmune a los imanes, haciéndola más difícil de controlar.

En resumen la finalidad del juego es lograr el mayor puntaje posible antes de perder las tres bolas que te dan por juego.

Detrás del Pinball

Al reverso de nuestra máquina tenemos una caja que tiene como propósito sostener todas las partes electrónicas de nuestro pinball. Ahí adentro podremos encontrar bumpers electromecánicos, los flippers, luces, etc. Pero hay algo bien particular que es un chip ROM instalado en una placa madre, el cual tiene como función almacenar todos los datos correspondientes al juego, tanto en puntaje como la potencia del flipper y otros detalles electrónicos.

Otra cosa destacable es el cableado existente dentro del pinball. Usualmente puede tener una distancia total de cables de 0.8 km, los cuales son para enviar y recibir la información de los bumpers, rampas, objetivos, luces, etcétera.

Finalmente detrás de nuestro pinball también tenemos los parlantes y las pantallas de matriz de punto, que son usualmente de 128×32 o 192×64 pixeles y que tienen como finalidad informarnos respecto a nuestro puntaje.

El Tablero

El área de juego de nuestro pinball es usualmente fabricado de madera y cubierto de varias capas de pinturas y acabados brillantes. Este tablero tiene una inclinación de 6 a 7 grados en dirección al jugador para que la gravedad, la bola y los flippers hagan el resto. Dentro de esta tabla también están los bumpers, rampas y objetivos que son atornillados a esta tabla y luego cableados hasta la placa, para que así al ser golpeados puedan sumar puntaje y emitir un sonido particular.

Otra cosa importante es el lanzador. Antiguamente y durante muchos años, éste era fabricado con un resorte y una varilla metálica. Claro que en la actualidad hemos visto también muchos de estos lanzadores con forma de pistola, en los cuales solo debemos jalar el gatillo para que la bola salga disparada. Personalmente me quedo con el lanzador clásico, porque así puedo controlar la potencia con la cual quiero que salga la bola.

Rampas, Objetivos, Puntaje y Tilt

Para un jugador amateur el sistema de puntaje de un pinball siempre ha sido un misterio, y solo les basta mantener la bola dentro del tablero para que no se les caiga al pozo. Pero sin embargo los expertos del pinball, conocen al revés y al derecho sus tableros favoritos, para saber dónde consiguen más puntaje.

Un jugador experimentado querrá golpear distintos objetivos dentro del tablero, e incluso pasando por distintas rampas, para que al final active el bonus y logre sumar una gran cantidad de puntaje. Aunque en otros pinballs esto es solo el inicio y simplemente dará inicio a un tipo de “mini juego” dentro del mismo pinball para hacer aún más difícil la situación.

Claro que también hay alguna ayuda, ya que antes de la última bolita, usualmente aparece en la pantalla parpadeando algo como: “Replay = 30 million”, esto significa que si logramos ese puntaje, la máquina nos dará un juego gratis.

Otro de los componentes vitales dentro de un pinball es el sensor de tilt, el cual tiene como propósito evitar que los jugadores hagan trampa (o por lo menos no mucha). Cuando uno golpea o agita la máquina, el jugador es capaz de influenciar la dirección que pueda tomar la bola para así lograr más puntaje o evitando que esta caiga al pozo.

Éste sensor consiste de un anillo de metal con un péndulo en forma de cono colgando a través del centro de éste. A medida que la máquina sea golpeada o sacudida, el péndulo se ira acercando al anillo hasta que si por algún motivo el movimiento es muy brusco, y este toca el anillo, el tilt es registrado. Luego dependiendo de la máquina, esta te hará perder inmediatamente la bola o simplemente te dará un aviso de emergencia.

Tits, perdón, ¡Tilt!

Conclusión

Con el tiempo las maquinas pinball han ido desapareciendo poco a poco del mercado a tal punto que uno de los pocos fabricantes que quedan hoy en día, son los de Stern Pinball. Los cuales al año producen tan solo 3 o 4 modelos distintos para el público de entre 18 a 35 años que aún les gusta jugar con estas máquinas. Un dato interesante es que estas máquinas son más famosas en Europa que en Estados Unidos.

Para suerte de nosotros aquí en Chile existen varios fanáticos que se encargan de restaurar y reparar estas máquinas para venderlas o tenerlas como colección. Si tienen el dato de algún lugar donde se pueda jugar Pinball, es bienvenido en los comentarios.