Mitsubishi Electric quiere que vomites en el ascensor más rápido del mundo

Mitsubishi Electric quiere que vomites en el ascensor más rápido del mundo

La japonesa Mitsubishi Electronic anunció que está trabajando en el conjunto de ascensores que operarán en la Shanghai Tower de China a partir del 2014.

Hay ascensores que a veces te hacen sentir como si estuvieras en un parque de diversiones. A veces van muy rápido, en otras frenan y aceleran brusco y también puede pasar que sean con vista al exterior. Todo eso confabula para que se te revuelva el estómago después de almuerzo y la japonesa Mitsubishi Electric quiere ser una eminencia en ello.

La compañía anunció que está trabajando en el conjunto de elevadores más rápidos del mundo, especialmente diseñados para la Shanghai Tower, el edificio más alto de China (con 632 metros) y que será inaugurado en 2014. Los tres ascensores recorrerán desde el segundo subterráneo hasta el piso 119 a una velocidad de 18 metros por segundo, dejando en el olvido la actual marca Guinness, que alcanza los 1.010 metros por minuto (o 16,8 metros por segundo).

La estructura también tendrá una marca para sus cuatro ascensores de dos pisos, con una velocidad de 10 metros por segundo entre el primer piso y el lobby del hotel, ubicado en el piso 101. Y el elevador de emergencia se espera que sea el del recorrido más largo del mundo, al operar entre el tercer subterráneo y el piso 121, lo que equivale a una distancia de 578,5 metros.

Para evitar que los pasajeros devuelvan sus almuerzos cada vez que vuelvan a sus oficinas o habitaciones, los ascensores serán equipados con tecnologías de última generación que aseguren la comodidad en altas velocidades. Contarán con dirección activa, techos que reducen la vibración lateral y el ruido y un control neumático que compensa los bruscos cambios de presión atmosférica. Todo para que si deseas enterarte de lo que comió otra persona, se lo debas preguntar directamente en lugar de mirar tu propia chaqueta.

Link: Mitsubishi Electric to build world’s fastest elevator, usher in the death of small talk (Engadget)