Michael Arrington queda oficialmente fuera de AOL y de TechCrunch

Michael Arrington queda oficialmente fuera de AOL y de TechCrunch

El plan de exigir que le vendieran el blog de vuelta no funcionó.

Después de una larga teleserie llena de tensión, Michael Arrington, el fundador del blog de emprendimiento TechCrunch, dejó (o lo hicieron dejar) oficial y definitivamente el blog, despertando dudas respecto de qué sucederá con el sitio, adquirido por AOL hace casi un año.

Arrington fue reemplazado por Erick Schonfeld como editor jefe. El drama comenzó cuando el fundador decidió iniciar un fondo de capitales de riesgo para invertir en emprendimientos, llamando al fondo de US$20 millones “CrunchFund”. El nombre y el hecho de que Arrington perteneciera a TechCrunch desataron un intenso debate respecto de si la reputación del blog se vería manchada porque por un lado, se invierte en emprendimientos, y por otro lado, se les hace publicidad o se critica a esos mismos emprendimientos en un sitio de renombre.

El asunto del conflicto de intereses hizo que AOL tomara cartas en el asunto, y la jefa editorial, Arianna Huffington, solicitó que Arrington dejara su trabajo editorial. El asunto causó confusión respecto de si Arrington seguiría siendo empleado de AOL, pero en la parte de inversiones con el CrunchFund (AOL puso US$10 millones en el pozo), si mantendría alguna relación con TechCrunch, o si sería despedido definitivamente. El enredo creció todavía más con un post de Arrington en TechCrunch exigiendo que AOL eligiera entre dos alternativas: que le vendiera TechCrunch de vuelta, o que le diera completa independencia informativa al blog.

Ninguna de las dos cosas se cumplió. Y ahora Arrington está afuera, en medio de la conferencia TechCrunch Disrupt que se desarrolla en San Francisco. En ese mismo escenario, Arrington se refirió a su situación. “Ya no es un buen momento para mí para quedarme en TechCrunch. Efectivo en un par de días, ya no seré empleado de TechCrunch ni de AOL. Continuaré manejando el CrunchFund y AOL seguirá siendo un socio. Continuaré apoyando esta conferencia y a TechCrunch en el tiempo”, dijo, agregando que era un día triste para él.

Queda por verse cómo impactará a TechCrunch su salida, y si AOL empezará a inmiscuirse en cómo funciona el sitio. Al menos el drama parece haber terminado.

Links:
“Deciding” to move on (TechCrunch)
Arrington: “It’s no longer a good situation for me to stay” (Business Insider)