Los navegadores GPS son más prácticos de lo que imaginas

Los navegadores GPS son más prácticos de lo que imaginas

Muchos piensan que si han vivido toda su vida en la misma ciudad, no tiene mayor sentido tener un navegador. Reconozco haber sido uno de ellos y haber descubierto lo equivocado que estaba al empezar a utilizar un navegador GPS en mi auto.

Muchos piensan que si han vivido toda su vida en la misma ciudad y –por lo mismo- conocen al dedillo el nombre y sentido de las calles, no tiene mayor sentido tener un navegador GPS. Reconozco haber sido uno de ellos y haber descubierto lo equivocado que estaba al empezar a utilizar un navegador GPS en mi auto. Más allá de la función específica de conocer la ciudad, un GPS entrega una gran gama de aplicaciones cómodas y prácticas a sus usuarios.

El sistema GPS es un servicio gratuito, dónde todo lo que necesitas para utilizarlo es un dispositivo GPS. Principalmente hay tres tipos de dispositivos con GPS. Primero hay dispositivos portátiles dedicados con la única función de ser un GPS, que puedes usar indistintamente en tu automóvil o en excursiones. Luego están los dispositivos GPS integrados en los automóviles, algo menos común en América Latina, pero muy común en el primer mundo. Finalmente están los celulares que vienen con GPS, probablemente la forma de tener GPS más popular en todo el mundo. En esta columna hablaremos un poco de cada uno, pero enfocándonos principalmente en la función de navegación.

Reconozco que para tomar el mismo camino todos los días hacia y desde la oficina, no necesitas un GPS. Pero cada vez que tengas que ir a una dirección que no has ido nunca, o alguna que no vas hace tiempo, por muy buena memoria o ubicado que seas, el GPS te va a sorprender con la eficiencia de tiempo y de nuevos caminos que te ofrecerá, llegando a tu destino de la forma más rápida y directa.

Aparte de los beneficios de usar un GPS en el radio urbano de una ciudad, también son especialmente útiles en la autopista. En el caso de Chile, país dónde vivo, parece casi innecesario usar este tipo de sistema en un país dónde, a grandes rasgos, sólo hay una gran carretera recorriendo esta geografía de norte a sur. Pero aún así, puedo contarles que usando GPS he terminado descubriendo múltiples vías (autopistas nuevas y hasta caminos antiguos) para llegar rápidamente de un punto a otro. Además, si eres un nerd como yo que goza de las estadísticas, vas a disfrutar la información de kilómetros restantes, hora estimada de llegada, velocidad promedio y más.

Fuera del auto, el GPS tiene funciones que van más allá de simplemente ayudar a desplazarte de forma eficiente y sin perderte. A quienes gustan de realizar excursiones, andar en bicicleta o simplemente trotar; también les gustará saber que pueden marcar su recorrido y obtener estadísticas acerca de su performance deportiva gracias a este sistema. Es genial perderse por los cerros en bicicleta, registrarlo todo con un programa como RunKeeper en tu celular con GPS y luego llegar al computador y observar todo tu recorrido en Google Earth, con información de altitud y velocidad.

Otra función relevante es la información de servicios que tienen los GPS, no sólo los de celulares, incluso los dedicados. Puedes preguntarle dónde está el supermercado o estación de servicio más cercana (en la autopista o en la ciudad) y te lleva directamente usando su propia base de datos de información. En los viajes largos de autopista es especialmente práctico para optimizar tu tiempo de viaje, parando sólo cuando sea necesario (sabiendo que no hay otra bomba de bencina en cientos de kilómetros, por ejemplo). En la ciudad te sorprenderías descubriendo supermercados que no te habías dado cuenta estaban más cerca de tu casa que al que ibas siempre. Yo sinceramente descubrí un pequeño almacén cerca de mi casa que nunca había visitado, gracias al GPS.

Hay que reconocer eso si que todos todavía tienen errores en sus mapas. Todos, incluso los que usan Google Maps. Muchas veces puede ser simplemente que te recomienda doblar en una calle que es contra el tránsito, en otros casos puede que te recomiende usar una calle que ni siquiera existe. Por eso hay que estar muy atento a la calle y no sólo confiar en el GPS. Pero el porcentaje de errores es mínimo y la mayoría de los fabricantes actualizan sus mapas constantemente (al menos una vez al año), lo que significa simplemente descargar e instalar la nueva versión en algunos casos. Aunque en el caso de los celulares, estos se actualizan casi solos y mucho más frecuentemente.

Yo he probado todas las modalidades de GPS antes mencionadas, y la verdad es que cada una tiene sus pro y contra. Los navegadores dedicados para auto, como los Garmin, tienen la contra de no ser baratos, considerando especialmente que hacen sólo una función, aunque sí son más prácticos para el auto y puedes comprar un equipo por internet en Estados Unidos (donde son más baratos) e instalarle luego los mapas de Chile oficiales, comprándolos legalmente o descargándolos desde BitTorrent.

En el caso de los GPS que vienen integrados al auto, hay que decir que casi no existen en Sudamérica, porque cada fabricante tiene un sistema de mapas propio y hay que esperar que los fabricantes decidan ofrecer mapas para cada país. En el caso de Chile, por lo pequeño de este mercado, eso aún no es prioridad para ellos. Por lo mismo, actualmente sólo dos marcas ofrecen GPS integrados en el mercado chileno: Renault y Subaru, y sólo en algunos modelos. Mientras tanto, en el resto del mundo, ya es casi estándar que todos los autos vengan con GPS.

Finalmente, en mi opinión los GPS que vienen incorporados a algunos teléfonos celulares son una de las mejores alternativas. Hay que diferenciar usar el GPS en el celular para ver un mapa y utilizarlo como navegador cuando estás manejando. Casi todos los celulares tienen muy buenos mapas, que te ayudan para encontrar rápidamente una dirección o el cajero automático más cercano. Sin embargo, resultan malos a la hora de ser utilizados en la modalidad navegador al manejar. En el iPhone mi aplicación favorita como navegador es iGO Chile (también disponible para España, Argentina, Colombia, Costa Rica y Brasil), con mapas tridimensionales, estadísticas y un sistema de navegación por voz que te va nombrando los nombres de calles y acciones que debes realizar. En el caso de Android, Google ofrece un excelente navegador que viene incluido — o puedes descargar gratuitamente.

Ya que mi auto no viene con navegador GPS incorporado, he utilizado tanto un navegador Garmin como el programa iGO Chile en mi iPhone con un soporte en el parabrisas. Al final he optado por eliminar el Garmin y quedarme sólo con el iPhone, simplemente por tener menos dispositivos en el auto. Pero por eso mismo, ojalá falte poco para que todos los autos en esta parte del mundo vengan con GPS incorporado.