Ley de Koomey: eficiencia energética se duplica cada 18 meses

Ley de Koomey: eficiencia energética se duplica cada 18 meses

por

Como la Ley de Moore pero sobre la energía

Algo parecido a lo que postula la Ley de Moore es la idea denominada Ley de Koomey, la cual postula que cada 18 meses en lugar de duplicarse el número de transistores en un circuito integrado, se duplicará la eficiencia energética en el mismo período de tiempo.

Acá se grafica la relación entre rendimiento y consumo energético expresado en la cantidad de "cálculos" que se pueden lograr en un chip por unidad de energía consumida.

Y es que en los tiempos modernos al parecer el rendimiento de los procesadores y esa clase de silicio no tiene tanta importancia como lo es la duración de la batería de los dispositivos y la portabilidad de aquellos, por lo que en la necesidad de renovar la Ley de Moore ahora aparece esta otra respaldada por un estudio con más de seis décadas de ejemplos reunidos por el Dr. Jonathan Koomey de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, quien se asoció con las empresas Intel y Microsoft para llevar a cabo su trabajo.

En la práctica, la Ley de Koomey diría que cada 18 meses la misma batería de un equipo móvil debiera tener el doble de rendimiento en un aparato sin necesidad de cambiarla, sino que mejorando los procesos y tecnología relacionadas con el consumo de la plataforma que procesa la información, es decir, los chips centrales, gráficos y derivados que todos conocemos.

La mejora en este aspecto se estaría produciendo de forma estable en los últimos años y seguirá así en el futuro, habiendo un enorme potencial para alcanzar mejores cifras y por lo mismo, más autonomía en los equipos. Esto lo dijo el físico Richard Feynman en el año 1985, quien indicó que el factor para el aumento de la eficiencia energética era de 100 mil millones a partir de lo que había en la época, sin contar tecnologías nuevas, es decir, sólo con silicio. ¿Cómo vamos en la actualidad? Recién un factor de 40 mil, por lo que al parecer aún queda muchísimo espacio para que la Ley de Koomey se siga cumpliendo en forma estable por muchos años más.

Fuente: A New and Improved Moore’s Law (Technology Review)