La vacuna española MVA-B contra el VIH logra un 90% de respuesta inmune

La vacuna española MVA-B contra el VIH logra un 90% de respuesta inmune

El éxito de este tratamiento se basa en que el sistema inmunológico puede quedar entrenado para responder frente a partículas del virus y células infectadas de forma duradera.

Buenas noticias científicas: Hoy se han presentado en Madrid los resultados de un ensayo clínico en fase I de la MVA-B, una vacuna preventiva contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que se determinó otorga un 90% de respuesta inmune al virus.

Los resultados son producto de un ensayo clínico que se realizó en 30 voluntarios sanos, y fue dirigido por el Hospital Clínic de Barcelona y el Gregorio Marañón de Madrid.

Explican desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que el éxito de este tratamiento se basa en que el sistema inmunológico puede ser “entrenado” para responder frente a partículas del virus y células infectadas de forma duradera.

En este experimento los grandes protagonistas son los linfocitos T y B: Son los “soldados” encargados de detectar las sustancias extrañas que se introducen en el organismo y enviar la señalización necesaria para destruirlas.

Y es cada linfocito de nuestro cuerpo está programado para luchar contra un patógeno diferente, pero en ocasiones, como en el caso del VIH no saben como actuar, por lo que el principal objetivo de este experimento es “entrenarlos” a responder frente al VIH.

Los responsables de la investigación explican que los linfocitos B son los responsables de la respuesta inmunológica humoral: Producen anticuerpos que actúan sobre las partículas del VIH antes de que penetren e infecten una célula, pues se anclan a su estructura superficial y lo bloquean. Los análisis de sangre en la semana 48 del tratamiento revelaron que “el 72,7% de los voluntarios tratados mantienen anticuerpos específicos contra el VIH”.

Los linfocitos T, por su parte, controlan la respuesta inmunológica celular, encargada de detectar y destruir a las células infectadas con VIH. Para comprobar su respuesta defensiva frente a la vacuna, se midió su producción de la proteína inmunitaria interferón gamma, que arrojó los siguientes resultados:

“Los análisis realizados en la semana 48 del tratamiento, 32 semanas después de la última inoculación de la vacuna, revelan que dicha producción por parte de los linfocitos T CD4+ y CD8+ del grupo vacunado es del 38,5% y 69,2% respectivamente, frente al 0% del grupo control”.

Así, el resultado indica que el 90% de los voluntarios sometidos a la vacuna, elaborada y patentada por el CSIC, ha desarrollado una respuesta inmune al virus y el 85% de ellos la ha mantenido durante, al menos, un año. Sin embargo, tal como aclara el doctor responsable del equipo de investigación del Clínic, Felipe García:

“Los resultados deben ser tomados con cautela ya que el tratamiento sólo se ha probado en 30 voluntarios y, aunque estimula una respuesta potente en la mayoría de los casos, es pronto para predecir si las defensas inducidas prevendrán la infección”.

Ahora bien, dada la alta respuesta inmunológica obtenida en este experimento, el equipo iniciará con la Red de Investigación del Sida un ensayo clínico en fase I con voluntarios infectados con VIH para comprobar su eficacia como vacuna terapéutica.

Destacan los investigadores que para poder comercializarse esta vacuna, aún debe superar todas las pruebas de futuros ensayos clínicos en fase II y III. Así que hay que tomarlo con mucha calma, y tener paciencia, pero sin duda es un rayo de esperanza para lograr plantar cara al VIH. ¿Qué os parece?

Link: La vacuna española MVA-B contra el VIH logra una respuesta inmune del 90% (CSIC)