La nave rusa accidentada que abastecería la ISS tenía problemas de gases

La nave rusa accidentada que abastecería la ISS tenía problemas de gases

Roscosmos revisará todos los cohetes similares para evitar que se repita el incidente.

Al igual que cuando cometemos el atentado social de almorzar un buen plato de legumbres y las pasamos con un vaso de bebida gaseosa para luego volver a nuestra oficina o sala de clases, la Agencia Espacial Federal Rusa (aka Roscosmos), determinó que su fallido lanzamiento de una nave espacial que abastecería a la Estación Espacial Internacional (ISS) se debió a una problema de gases.

Bueno, no exactamente el mismo problema. El inconveniente en la nave -lanzada el pasado 24 de agosto- tuvo que ver con una falla en el generador de gas del motor de la tercera fase del cohete Soyuz, que se manifestó minutos después del despegue. Según el panel investigador, el defecto de fabricación fue “accidental”.

Tras el incidente, Roscosmos aseguró que revisará todos los cohetes similares y el panel investigador recomendó hacer más estrictos los controles de calidad en la fábrica de cohetes. Y en cuanto a retomar las actividades, la agencia espacial señaló que dependerá de cómo estén los motores, pero no adelantó fechas concretas.

Un retraso mayor en sus programaciones podría derivar en que la ISS tenga que quedar sin tripulantes durante un tiempo, ya que el último grupo que actualmente se encuentra en ella, regresará a mediados de noviembre.

Link: Russian space agency determines Soyuz crash cause (SFGate)