La cadena ESPN le prohíbe a sus periodistas dar primicias a través de Twitter

La cadena ESPN le prohíbe a sus periodistas dar primicias a través de Twitter

A llorar (y twittear) a la iglesia…

Como si fuera una especie de declaración jurada de confidencialidad (de hecho, es probable que ya esté incluído en los contratos de sus empleados), la cadena estadounidense ESPN envió un comunicado interno a toda su plantilla de trabajadores con nuevas políticas relacionadas con el uso de las redes sociales, donde entre otros puntos, se destaca la prohibición expresa de revelar primiciar en sus cuentas personales de Twitter antes que a través de los medios de comunicación de la empresa.

Pasando en limpio el comunicado, podríamos decir que es algo así como “si trabajás para nosotros, tus perfiles en redes sociales están a nuestra disposición antes que la tuya”, ya que además de prohibir las primicias, en otro punto dejan sujeta a la moderación de los respectivos editores, lo que se publique en sus cuentas personales.

El comunicado, en el apartado de Twitter, es contundente:

No releve primicias en Twitter. Queremos servir a los aficionados en el ámbito social, pero la primera prioridad es para las noticias y las actividades de información de ESPN. Noticias públicas (por ejemplo, anuncios en conferencias de prensa) se pueden distribuir sin depuración. Sin embargo, las fuentes o las noticias propias deben ser valoradas por la TV o las mesas digitales de noticias. Una vez informada a las plataformas de ESPN, la noticia puede (y debe) ser distribuida en Twitter y otros servicios sociales.

Menos los técnicos y algún sector administrativo, toda la plantilla de profesionales está incluída en este comunicado, el cual aclara que en caso de violación de estas directrices, las consecuencias podrían provocar desde una advertencia o sanción hasta la suspensión o despido. El comunicado completo filtrado (en inglés) está disponible en la web.

Lo primero que se me viene a la cabeza al respecto es que un directivo con pocas luces vio que muchos de sus súbditos crecen en popularidad a costa de “sus primicias” sin que su conglomerado de comunicación vea el rédito por esto. Es decir, nuevamente vemos la confrontación entre “comunicar” y “facturar” en un medio que pareciera no entender la dinámica de las redes sociales y el valor agregado que suponen para su medio, a través en este caso, de sus principales profesionales.

Por otra parte, lo más irónico quizás es que los periodistas (principales afectados por este comunicado) tendrán sus cuentas auditadas por sus superiores, como si fueran una herramienta de trabajo proporcionada por la empresa, por lo que algo que nació como un medio de expresión y para potenciar las herramientas de difusión tradicionales, ahora podría ser moderado por un manual de estilo de la empresa que nos contrate. ¿Mi Twitter es mío? ¿Si trabajo para una empresa y difundo información a través de mis cuentas personales estoy perjudicando o beneficiando a esa empresa?

Link: ESPN prohíbe a sus periodistas dar primicias a través de Twitter (233grados)