Juego baneado de la App Store reaviva polémica frente a modelo de distribución

Juego baneado de la App Store reaviva polémica frente a modelo de distribución

La aplicación es una sátira a Apple.

Debo reconocer que igual me reí… (Me iré al infierno)

Ya es bien conocida hasta ahora la historia de distintas aplicaciones que, habiendo sido aprobadas por Apple para ser distribuidas a través de la App Store, repentinamente pasan a ser expulsadas por incumplimiento de los términos y condiciones que la compañía de Cupertino ha establecido.

Normalmente cada uno de estos casos conlleva una nueva polémica. Las causales suelen ser de lo más diversas, y constantemente ponen en cuestión no sólo lo razonable de las condiciones que Apple exige que se cumplan para publicar el trabajo de los distintos desarrolladores, sino también el modus operandi completo del sistema.

Antes eran desnudos, hoy se trata de alusiones sarcásticas al modo en que Apple fabrica el iPhone. Fue Molleindustria, un grupo de desarrolladores indies de nacionalidad italiana, quienes crearon un juego llamado Phone Story, el cual se suma a la línea de otros títulos ya desarrollados por el mismo equipo y que han tenido la oportunidad de incorporar tramas un tanto incómodas (como ocurre con Operation Pedopriest, donde se alude a la crisis de la Iglesia Católica y los sucesivos casos de pedofilia, y Oiligarchy, donde se cuestiona la forma en que grupos económicos explotan los recursos naturales).

En este caso, Phone Story es un “juego educativo” (denominado así por los propios desarrolladores) para plataformas móviles, que narra de forma irónica el proceso a través del cual la empresa de la manzana elabora su teléfono. Así, en un nivel debemos, por ejemplo, utilizar paramédicos para atrapar con una camilla a los empleados de Foxconn que se lanzan desde el techo, en clara alusión a los polémicos suicidios de que tuvimos noticia a mediados del año anterior.

El pasado 9 de septiembre el singular juego llegó a la App Store. Sin embargo, ayer mismo fue retirado por la propia Apple, que justificó la decisión en el hecho de que el título mostraba “abuso infantil”, “contenido crudo o cuestionable” e incluía la promesa de otorgar una porción del dinero recaudado a caridad.

La historia concluye con los desarrolladores declarando que son dos las opciones que se evaluarán. La primera sería modificar el juego para restarle algo de crudeza al episodio en que niños trabajan en la extracción de materias primas. La segunda sería simplemente olvidarse de publicar el título a través de la App Store y apuntar, en su lugar, a dispositivos con jailbreak y Android. Al momento de escribir esta nota, el juego ya fue publicado en el Android Market, si bien no podría decirse con certeza que ello necesariamente signifique abandonar la primera opción o lanzar el título, además, para dispositivos iOS con jailbreak.

La polémica detrás del modelo App Store

Como decíamos al principio, esta clase de situaciones no es nueva. Y son varios los puntos conflictivos que se plantean.

En primer lugar, este ejemplo da para preguntarse cómo es posible que una aplicación que viola abiertamente los términos establecidos por Apple (sean dignos de crítica o no) se apruebe. Por último, uno esperaría que estas aplicaciones se rechacen de plano, pero tener títulos aprobados y expulsados de la tienda electrónica a los días resulta un tanto extraño, y da al menos para dudar de la eficacia con que en Cupertino se revisan los títulos sometidos a evaluación.

En segundo lugar, uno también tiende a preguntarse por la viabilidad de este modelo. Bien podría señalarse que la App Store –sorpresa– es propiedad de Apple, que por tanto la compañía puede admitir el contenido que le plazca en su plataforma, y que no tendría por qué aprobar todo lo que cualquier programador desarrolle para iOS. Sin embargo, también debería considerarse el hecho de que, al menos de forma “legal” u oficial, este sistema es la única manera en que se puede instalar contenido de terceros en el iPhone.

Probablemente sea debido a la aún mesurada cuota de mercado que controla Apple en el segmento de los smartphones que todavía no se denuncian formalmente prácticas monopólicas. Sin embargo, en la medida que las cifras del iPhone sigan creciendo, no cabe la menor duda de que este particular modelo algún cambio debiera afrontar.

Link: Apple Bans Phone Story Game That Exposes Seedy Side of Smartphone Creation (Wired)