Intel planea abaratar el costo de las Ultrabooks

Intel planea abaratar el costo de las Ultrabooks

por

próximos modelos podrían incluir chasis con nueva aleación de plástico

Dicen que la imitación es la más sincera forma de adulación, y es precisamente ello lo que ha tratado de hacer Intel con sus Ultrabooks, tratando sin ningún éxito de emular a las populares y glamorosas Macbook Air de Apple. No se puede decir que Intel no ha intentado de todo para cambiar esta situación incluso llegando a rebajar el precio de sus microprocesadores de consumo reducido pero ni con ello ha logrado remediar la delicada situación en lo referente al bajo número de unidades vendidas de sus Ultrabooks en comparación con las Macbook Air, las que incluso mientras leías este breve primer párrafo deben haberse vendido unas cuantas unidades.

Hay que aceptarlo, no cualquier empresa puede darse el lujo de vender un equipo con pocos adornos a precio de (valga la redundancia) lujo, a no ser que este producto no tenga un logotipo con la popular imagen de la manzanita mordida. Intel en sus inicios las denominó: “el futuro de las PC” pero desde su lanzamiento las Ultrabooks con sus suntuarios precios muy cercanos a los de las Macbook Air no fueron nada bien recibidas, y a pesar de los múltiples descuentos que han tenido a lo largo de su existencia esta situación no ha cambiado; y es ahora que se ha descubierto que Intel planea introducir un nuevo y agresivo cambio buscando reducir aún más el precio de sus Ultrabooks, y no se le ocurrió mejor idea que reemplazar el elegante chasis metálico de aluminio, por una nueva aleación híbrida de fibra de vidrio y plástico, con la que espera reducir el precio de sus Ultrabooks por debajo de los $1000.

Los chasis fabricados con aleaciones de aluminio y magnesio son consideradas la mejor opción para las portátiles ultra-delgadas, pues tienen la suficiente firmeza para proteger los componentes internos de las portátiles (además de ayudar a mejorar la disipación del calor); mientras que los chasis plásticos no poseen la suficiente rigidez para proteger los componentes internos en las Ultrabooks, la nueva aleación encargada a Mitac por Intel y sus socios en el ecosistema Ultrabook: Acer, Asus y Lenovo mantendrá la rigidez del aluminio, pero  a un costo muy inferior, además permitirá que los fabricantes puedan ofrecer modelos de variados colores.

Desconocemos si esta nueva medida contribuirá a elevar las ventas de los Ultrabooks. Los mantendremos informados.

Fuente: Intel’s plastic position on ultrabook chassis (PC Perspective)