FW Interviú: Reed Hastings, CEO de Netflix

FW Interviú: Reed Hastings, CEO de Netflix

"Creemos que tendremos éxito en Latinoamérica, y será un gran mercado a medida que la banda ancha se desarrolle", dijo.

Netflix llegó a Latinoamérica causando una gran cuota de expectación entre los fanáticos de las series y de la TV, trayendo consigo un modelo interesante: pagas una vez al mes, y ves todas las veces que quieras cualquier película o serie que esté disponible en el catálogo. Los contenidos se transmiten vía internet, así que casi cualquier cosa que se conecte a la red puede ser además un reproductor de Netflix.

Reed Hastings (50) es uno de los co-fundadores del servicio y actual CEO de la empresa. Antes de comenzar con Netflix en 1998, Hastings pasó por todo: fue vendedor de aspiradoras puerta a puerta; se graduó como matemático en la universidad; se unió al ejército en 1981 y luego se cambió al Cuerpo de Paz; enseñó matemáticas en una escuela en Suazilandia, y finalmente volvió a Estados Unidos para estudiar Ciencias de la Computación en Stanford.

Trabajó en algunas empresas después de eso, pero la inspiración para su actual empresa le llegó de una manera mucho más cotidiana. A Hastings se le ocurrió la idea mientras iba al gimnasio pensando que tenía que devolver una película atrasada al Blockbuster. ¿Por qué no cobrar suscripción, como en el gimnasio, pero para el arriendo de películas?

– ¿Es Ud. un apasionado de las películas? ¿Cómo partió con la idea?

(cc) Wikimedia

Sí, claro.Yo era un arrendatario de películas frustrado hace 15 años. Estaba frustrado con Blockbuster. Es divertido hacer que la gente pueda acceder a películas y series, y eso es una gran pasión.

– En esos tiempos internet no era tan rápido ni extendido, ¿cómo supo que algo como Netflix funcionaría?

Bueno, quizás tuve mucha suerte. Pensé, podemos hacerlo por internet y enviar DVDs por correo mientras esperamos que la banda ancha mejore.

– En Latinoamérica no hay un acceso tan amplio a internet.

Está creciendo rápido. Estuve hace un par de meses en una parte muy rural de Costa Rica de vacaciones, y casi no había hoteles, pero el DSL era muy bueno. Entonces yo me pregunté cómo era eso posible y salí a mirar. Al lado de un camino de tierra había un módem de DSL, y por un lado llegaba el DSL y por el otro lado salía fibra. Y yo me dije, hey, tienen fibra funcionando junto a un camino de tierra. Así que le pregunté a gente de Costa Rica sobre eso, y me dijeron, “sí, el gobierno está priorizando la fibra sobre pavimentar el camino”. Así que ésa es la nueva infraestructura, los gobiernos están invirtiendo fuertemente en la banda ancha.

– ¿Cómo ha sido la experiencia de llegar a Latinoamérica a presentar el producto?

Me rompe el corazón, porque tengo que irme de vuelta, jeje. Es muy emocionante estar aquí. Hemos estado trabajando en la expansión a Latinoamérica por un año, y por fin nos toca venir de visita y mostrarlo a todo el mundo. Es muy emocionante. Estamos viendo a gente que está usando el servicio, lo está probando, así que es un gran momento para nosotros.

– ¿Qué expectativas tienen para la adopción del servicio en la región?

Definitivamente creemos que tendremos éxito, y será un gran mercado a medida que la banda ancha se desarrolle. Chile es un país con suerte, porque tiene dinero y la banda ancha es muy fuerte aquí. Sin embargo, la forma en que funciona la suscripción es que tenemos que pagar por los contenidos por adelantado, y cuando tenemos muy pocos suscriptores, entonces perderemos dinero. A medida que esa cantidad de suscriptores crezca, creemos que nos volveremos rentables en alrededor de dos años.

– ¿Por qué partieron por Latinoamérica en vez de Europa o Asia?

Estudiamos los tres. Llegaremos a los otros dos en entre dos y cuatro años. Pero Latinoamérica es una economía en crecimiento, con banda ancha en aumento, y con una gran pasión por las películas o series de TV.

– ¿Habrá diferencias permanentes entre los contenidos disponibles en Estados Unidos y América Latina?

Sí. Variará dependiendo de lo que esté disponible. Por ejemplo, en Latinoamérica tenemos licenciado “El Padrino”, y en Estados Unidos no. Tenemos que pagar por cada show o película, así que habrá variaciones ahí. Tenemos ahora más contenido en Latinoamérica del que teníamos cuando partimos con el servicio de streaming en Estados Unidos hace unos tres años. Sin embargo, Estados Unidos ha crecido rápido, y tenemos ahora mismo más contenido en Estados Unidos que lo que tenemos en América Latina. Pero haremos aumentar el contenido a medida que aumenten las suscripciones.

– ¿Habrá diferencias en los contenidos entre los mismos países de Latinoamérica?

Algunas para Brasil, pero no muchas.

– La piratería es más o menos amplia en Latinoamérica, ¿qué le diría a la gente que normalmente ve películas de este modo? ¿Por qué Netflix sería mejor?

Les diría que probaran Netflix y que vieran por sí mismos. Algunos de los contenidos que tenemos no tendrán que piratearlos, y podrán verlos. También habrá contenidos que no tenemos y que podrán conseguir usando otras fuentes. Pero no es tan difícil vender un producto si tiene un precio bajo. Piensa por ejemplo en el agua embotellada. El agua es gratis, ¿no? Pero la gente igual compra agua embotellada porque no es muy cara, y es muy conveniente. Así que para nosotros, si es muy conveniente y funciona los viernes por la noche o los sábados, y se conecta a la PS3, está en tu iPad, y está integrado con Facebook, creo que mucha gente pagará un poco de dinero por eso.

– Algunos reportes dicen que hay problemas con el HD, ¿qué pasa con eso?

Con el streaming adaptativo, la película parte en definición estándar y se asegura que eso esté funcionando bien antes de pasar a HD. Funciona bien. Necesitas una buena conexión para HD, pero más allá de eso funciona sin problemas. Es el mismo streaming que usamos en Estados Unidos y Canadá.

– Sobre los pagos, Visa y Mastercard son más bien limitados, ¿están buscando entregar otras opciones?

Sí, comenzamos con Visa y Mastercard pero nos expandiremos a otras tarjetas de crédito locales. Tenemos que negociar con el consorcio de bancos de cada país, lo que toma algo de tiempo, pero estamos trabajando en eso. También puede funcionar con tarjetas de débito de los bancos. Con el tiempo podremos introducir pagos por teléfono móvil, PayPal y otras cosas.

– ¿Por qué cree que Netflix ha tenido el éxito que tiene?

Yo diría que el bajo precio es un gran motivo. En EE.UU. a US$8, es menos que una entrada para el cine, así que es muy barato. La oferta es amplia, y en general todas las empresas de internet están creciendo. Hulu, YouTube, Amazon. La gente está pasando cada vez más tiempo online, ya sea en Facebook, viendo el e-mail u otras cosas, así que nos estamos convirtiendo en una sociedad online, y Netflix y sus competidores, todos nos beneficiamos de eso.

– ¿Hacia dónde irá el servicio en el futuro?

Bueno, la parte económica probablemente se mantendrá a US$8, pero el contenido se volverá cada vez más personalizado. Cuando uses Netflix, se adaptará para aprender tus gustos. Por ejemplo, si te gustan mucho las películas de terror, verás tu pantalla con ese tipo de filmes. Si te gustan las comedias románticas, o películas japonesas, aprende tus gustos.

– ¿Qué hay sobre la expansión a diferentes plataformas? Hay gente triste porque no funciona en Linux.

Estamos en iPad – que ya viene para Latinoamérica -, en Macintosh. Linux en servidores es muy fuerte, pero no es así en los escritorios o laptops. Es bastante pequeño. Estamos sí en ChromeOS de Google, que está basado en Linux. Nos gusta soportar todo lo que está creciendo.

– ¿Cree que Netflix es un reemplazo para el TV cable, o que vaya a serlo en el futuro?

El cable y el satélite todavía son muy fuertes. Así que es complementario a lo que existe, es como un canal más. Es como lo que pasa con Skype, las operadoras telefónicas estaban todas asustadas sobre Skype, pero ahora se ve que la gente lo usa a veces, pero no para la mayoría de las llamadas. Algo así se va a ver también.