España: Científicos crean tecnología móvil de visión táctil

España: Científicos crean tecnología móvil de visión táctil

Costará entre 2 mil y 3 mil euros.

13 investigadores de la Universidad Complutense de Madrid han decidido llevar la luz a través del tacto y para ello han creado un dispositivo de asistencia para invidentes que consta, básicamente, de unas gafas de sol y un estimulador táctil del tamaño de la palma de la mano.

El funcionamiento es más bien sencillo: una microcámara con un chip en el medio de las gafas transmite las imágenes al estimulador y éste, a su vez, está cubierto de bolitas que se mueven coordinadamente produciendo un relieve que emula las siluetas captadas por la cámara: “Evoco las imágenes, las veo simplificadas y en blanco y negro, como si me las dibujaran sobre una pizarra”, cuenta Enrique Varela, un invidente de 52 años que pertenece al grupo de 18 personas seleccionadas para probar la aplicación.

La idea, surgida hace 15 años en un bar, cuando un invidente se encontró por casualidad con un grupo de ingenieros y neurocientíficos, ya cuenta con el respaldo suficiente para que el equipo salga al mercado en seis meses, a un costo entre 2mil y 3mil euros y con una producción inicial planteada para beneficiar a unos 80 mil ciegos en España y proyectada para asistir a más de 40 millones en el mundo.

A distancia

Los investigadores celebran el logro de su dispositivo: los usuarios son capaces de reconocer objetos ubicados a ocho e incluso diez metros de distancia y el 40% de la totalidad, que dicen reconocer los objetos mediante los estímulos enviados por las bolitas, dice que siente esa identificación muy parecida al hecho de “ver”.

Enrique, por ejemplo, comenta que “en la calle es fantástico porque detecta cosas que el bastón no, como los toldos… Al principio era un poco escéptico, pero pasé de sentir cosquillas en la mano a delimitar la costa de Galicia, donde vivo”. Mientras que Tomás Ortiz, uno de los investigadores, cuenta que se ha planteado como objetivo que su dispositivo alcance las prestaciones suficientes para reemplazar de manera definitiva al bastón y a los perros guía.

Sin embargo, los ciegos de nacimiento no parecen lucir muy beneficiados con el artefacto o al menos eso opina David, de 34 años, quien perdió la vista a los 12 y asegura que la potencialidad del aparato se evidencia a través de la experiencia previa: “La primera vez que me mostraron un autobús, dije que era una radio… Ahora, por ejemplo, me cuesta más identificar un Renault Scénic que un Nevada, que era el que yo tenía”.

Esto deja claro que el milagro no sucederá a menos que existan imágenes que recordar y un entrenamiento para reconocer las figuras descritas por el adminículo diseñado con la ayuda de la Comunidad de Madrid, la Fundación Esther Koplowitz, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y la Fundación Mutua Madrileña. Entonces el producto, comercializado por ViTact, se venderá con una guía para que cada usuario se entrene en su utilización.

¿Qué les parece? Aunque tenga ciertas limitaciones no deja de ser un gran avance para aumentar la independencia de los invidentes y su costo es alto, pero accesible… A mí me contenta. Faltaría ver qué nos dicen los usuarios que tengan familiares o amigos invidentes: ¿Creen que funcionará?

Link: El País