Eric Schmidt rechaza que Google haga trampa con los resultados de búsqueda

Eric Schmidt rechaza que Google haga trampa con los resultados de búsqueda

El presidente ejecutivo de Google, Erich Schmidt, se presentó hoy ante el Senado de Estados Unidos para responder dudas de los parlamentarios de la comisión de Antimonopolio, Competencia y Derechos de los Consumidores. En la audiencia, Schmidt rechazó acusaciones contra la empresa buscadora de que arregla los resultados de búsqueda para favorecer a sus propios servicios.

Durante una hora y media, Schmidt dijo reiteradas veces que los algoritmos usados por Google están diseñados para entregar los mejores resultados para los usuarios, y que no dan preferencia a los productos de la misma empresa.

Schmidt, que ocupó el cargo de CEO de Google hasta abril pasado, comenzó la reunión leyendo una declaración que buscó separar a la empresa de Microsoft, que atravesó también un proceso antimonopolio en Estados Unidos.

“Hace 20 años, una gran empresa de tecnología estaba poniendo al mundo en llamas. Pero esa compañía perdió de vista lo que era importante y Washington tuvo que intervenir. Muchos de nosotros en Silicon Valley absorbimos las lecciones de esa era. Lo entendemos. Con eso quiero decir que entendemos las lecciones de nuestros predecesores corporativos”, dijo Schmidt.

Google también está siendo observado de cerca en Europa por el mismo tema, mientras que en Estados Unidos la investigación se inició en junio pasado.

El problema está en que, a medida que ha ido creciendo, Google ha empezado a agregar servicios, como mapas, compras, viajes, sistemas operativos, etc., entrando a competir con una multitud de servicios. Siendo el buscador online dominante, se teme que ataque a la competencia al favorecer sus servicios por sobre otros en los resultados de búsqueda.

Schmidt dijo que el desafío de Google es entregar las respuestas más relevantes para los usuarios. “Esto significa que no todos los sitios pueden aparecer primeros en el ranking. Es un problema de listado y definitivamente recibimos quejas de empresas que quieren estar primeros aún cuando no son la mejor alternativa, de la mejor manera que podemos determinar eso, para nuestros usuarios”, indicó Schmidt.

El presidente ejecutivo también afirmó que Google es una opción y que los usuarios siempre pueden escoger otro buscador. “La corrección final contra los errores que Google comete es cómo se comportan los consumidores. Y vivimos en el temor de que los consumidores se cambiarán con extraordinaria rapidez a otros servicios”, dijo, aunque eso último suena bastante exagerado para un servicio que tiene el 84% de la participación de mercado mundial.

Link: Google exec rejects charge search results ‘cooked’ (AFP)