Cásate conmigo dicho por Google Maps

Cásate conmigo dicho por Google Maps

El novio se valió de sus conocimientos tecnológicos para elaborar una propuesta muy geek.

Allá, muy lejos, queda el mito de que los científicos son fríos. Ari Gilder, un ingeniero de Google, es el mejor ejemplo de que la tecnología y el romanticismo no tienen por qué ser contradictorios, pues justamente su trabajo con las herramientas del gigante informático le dieron la mejor manera de pedirle matrimonio a su novia.

Gilder creo nada más y nada menos que un juego basado en geolocalización a través del cual fijo siete lugares emblemáticos de su noviazgo y, con ayuda de sus amigos, hizo que su novia recibiera un Nexus One con la exclusiva aplicación. Cuando ella iba visitando cada uno de los lugares y haciendo chequeos en cada uno, anécdotas y preguntas sobre ambos iban abonando el camino para el emotivo desenlace, al permitirle rememorar momentos icónicos como la primera cita o un concierto de Beethoven.

Así fue como Faigy, la novia, se vio guiada por seis amigos de la pareja de los cuales cada uno le entregó una rosa y le hizo una pregunta que la ayudó a “desbloquear” cada dirección hasta llegar a la última parada: un faro en la isla de Roosevelt, sitio de su segunda cita, donde Ari la esperaba con la interrogante definitiva.

“Mi plan era construir un mapa de la ruta y llevar a mi novia de un destino a otro, todo ello bajo el elemento sorpresa… Google Maps me dio las herramientas que necesitaba para hacer funcionar la magia”, cuenta el ahora prometido de Faigy.

¿Qué les parece? A diferencia de la “dama de honor por iPad” de la que hablamos el viernes, en este caso me parece muy agradable que la tecnología se ponga al servicio de verdaderas conexiones entre las personas, pues gracias a este plan, la pareja no sólo tuvo su momento mas esperado, sino que en el camino se vio con seis amigos en tan sólo un día, cosa no muy fácil de lograr en los tiempos que corren. Definitivamente, a este plan le doy un “Me gusta”.

Link: Google Blog