Auto propulsado por café pulverizó récord de velocidad

Auto propulsado por café pulverizó récord de velocidad

Un viejo Rover SD1 con aires de DeLorean y alimentado sólo por granos de café, consiguió una marca de 107 km/h, lejos la mejor para un vehículo con combustión por gasificación de desechos orgánicos.

Siempre le tuvimos toda la fe del mundo. Hace año y medio les contábamos del Coffee Car, un automóvil alterado por un grupo de británicos para correr gracias a sacos de granos de café. Pues bien, esta máquina ideada por Martin Beacon y sus amigos del Teesdale Conservation Volunteers de Durham, en Inglaterra, consiguió el récord Guinness de velocidad para vehículos que corren por gasificación de desechos orgánicos.

Esta cafetera con ruedas alcanzó un promedio de velocidad superior a los 107 km/h, haciendo pedazos la anterior marca, perteneciente al Beaver Energy estadounidense, que logró 75 km/h propulsado por pellets de madera.

Y ¿por qué un auto a café? El punto de esta gente es demostrar que la energía renovable es útil para propulsar vehículos. Y si encuentran que el auto no se parece al de hace más de un año, es porque en el intertanto cambiaron el viejo Volkswagen Scirocco por un Rover SD1. Antes se parecía más a un DeLorean, ahora todas sus tuberías y contenedores los lleva por dentro.

Link: British coffee-powered car breaks world record (Extreme Tech)