[metroimage ids=”38-39266,38-39268,38-39270,38-39272,38-39274,38-39276,38-39278,38-39280,38-39282,38-39284,38-39286,38-39288,38-39291,38-39294,38-39297,38-39299,38-39301,38-39302,38-39303,38-39306,38-39307,38-39310,38-39311,38-39313,38-39316,38-39318,38-39320,38-39322,38-39324,38-39326,38-39328,38-39330,38-39332,38-39334,38-39336,38-39338,38-39340,38-39342,38-39343,38-39345,38-39347,38-39348,38-39351,38-39353,38-39355,38-39357,38-39360,38-39362,38-39364,38-39366,38-39369,38-39371,38-39372,38-39373,38-39375,38-39377,38-39378,38-39380,38-39382,38-39383,38-39385,38-39387,38-39389,38-39391,38-39392,38-39394,38-39396,38-39397,38-39398,38-39400,38-39402,38-39404,38-39406,38-39408,38-39410,38-39412,38-39415,38-39418,38-39421,38-39423,38-39425,38-39427,38-39430,38-39432,38-39435,38-39437,38-39440,38-39443,38-39445,38-39447,38-39449,38-39453,38-39455,38-39459,38-39461,38-39464,38-39468,38-39471″ imagesize=”large”]

Windows Phone 7 + LG Optimus 7 [W Labs]

Windows Phone 7 es un sistema operativo con el que Microsoft espera relanzarse en la competencia en el mercado de los smartphones, después de quedarse MUY atrás con Windows Mobile 6.5.

Microsoft empezó con este sistema desde cero, dejando de lado WinMo 6.5 para crear algo completamente diferente, más inspirado en lo que había hecho con su reproductor de música, el Zune.

Este review va a ser un poquito raro porque va a tener dos partes: una dedicada al sistema operativo mismo, y otra dedicada al equipo, en este caso un LG Optimus 7, el terminal con el que WP7 fue lanzado en México y con el que probamos este sistema operativo.

Especificaciones

Microsoft ha sido muy estricto con los fabricantes para que cumplan con requisitos mínimos para usar el software. Esto asegura que WP7 correrá fluido en todos los equipos. De este modo, se debe cumplir como mínimo:

  • Pantalla touch capacitiva con 4 o más puntos de contacto
  • Sensores: A-GPS, acelerómetro, brújula, de luz, proximidad
  • Cámara de 5 megapixeles o más, flash para la cámara y botón dedicado
  • 256 MB de memoria interna, tarjeta flash de 8 GB o más
  • Procesador ARMv7 Cortex/Scorpion o superior
  • Dos tamaños de pantalla: 480×800 WVGA, 480×320 HVGA
  • teclado opcional
  • tres botones fijos al frente

Microsoft ha sido bastante claro en la necesidad de los botones. Los tres botones centrales son para volver atrás, ir al menú principal y para el buscador. A diferencia de lo que ocurre con Android, estos tres botones siempre están en el mismo orden en todos los equipos. También se han hecho obligatorios un botón dedicado para la cámara, botones para el volumen y (obviamente) un botón para encendido.

La interfaz

Lo que resalta de Windows Phone 7 al principio es la interfaz de usuario. La compañía ha querido diferenciarse de los sistemas operativos de smartphones que existen hasta ahora, dando un giro en el enfoque, que según ellos está centrado en el usuario, y no en las aplicaciones.

Qué significa esto: en iOS de Apple lo primero que uno ve cuando enciende el teléfono es una serie de iconitos pequeños correspondientes a aplicaciones. Cuando uno enciende Android se ve una pantalla de inicio, pero para ir a cualquier cosa, uno entra a la lista de iconitos pequeños que son – también – las aplicaciones.

Cuando entramos a Windows Phone 7, lo que ves son “cerámicas” grandotas que tratan de organizar tus aplicaciones en grupos, según su utilidad. Nunca tendremos una pantalla con iconitos como la que existe en los otros dos SO mencionados.

Lo que sí hay es un menú general que ordena casi todo lo que tienes en el teléfono en una larga lista por orden alfabético. Queda la duda de si esto es más útil o no que las pantallas con iconos pequeños, y de acuerdo a mi experiencia, falta una forma más general para organizar las aplicaciones en general – pero hablaremos de esto más adelante.

Microsoft le prohibió a los fabricantes meterse con el software, para evitar lo que ocurre en Android con interfaces como Sense de HTC o la de Samsung, que en muchos casos retrasan las actualizaciones del software y generan la llamada fragmentación de Android.

La única diferenciación que pueden ofrecer los fabricantes en este ámbito va de la mano de “aplicaciones exclusivas”, que estarán disponibles para descarga sólo para quienes tengan una marca determinada.

El look

Las cerámicas son básicamente bloques 2D de colores con grandes tipografías. También utiliza imágenes en algunos casos, lo que le da un aspecto variado y amigable para los dedos. WP7 está lleno de transiciones por “capas”, donde los bloques parecen girarse para dar paso a una nueva página.

También utiliza una animación para indicar que el teléfono está “pensando”, que consiste en una serie de puntos que pasan por la parte superior de la pantalla.

La navegación es rápida y fluida, y el sistema responde ágilmente al tacto – en parte porque Microsoft ha puesto requerimientos mínimos a los fabricantes para los equipos.

Para las notificaciones, WP7 usa números grandes sobre las cerámicas para avisar si tienes llamadas perdidas, mensajes o nuevos correos. Las notificaciones también aparecen en la pantalla inicial, que es una especie de protector personalizable que se ve cuando activas el equipo. Aquí WP7 te muestra la hora, la fecha y las notificaciones, de modo que puedes ver rápidamente y de una sola vez si tienes algún mensaje nuevo.

Sobre esta pantalla inicial también funciona la versión miniatura del reproductor de música, de modo que puedes acceder a los controles para cambiar de canción o pausar directamente sin tener que volver a Zune.

Lo que no viene

Microsoft ya anunció que a principios de 2011 habrá una actualización de software, en la que se espera que se integren una serie de características que le hacen mucha falta al equipo y que no vienen en esta primera entrega.

Hablamos principalmente del copiar/pegar, que realmente se echa de menos, y del multitasking para aplicaciones no nativas, que no está soportado todavía. Por ahora, sólo algunas cosas preparadas por Microsoft pueden correr al mismo tiempo en el equipo (como que te lleguen los correos, por ejemplo).

Búsqueda

WP7 incluye un botón dedicado para la búsqueda, que como buscador asociado tiene (lógicamente) a Bing. El buscador no se puede configurar, de modo que estás obligado a irte a Bing con ese botón. Pero si quieres, igual se puede anclar Google a la página de inicio si te sientes más cómodo con eso.

A diferencia de los buscadores de otros teléfonos, el botón de búsqueda de WP7 es contextual. Es decir, te permite buscar dentro de aplicaciones y de hubs.

Por ejemplo, si estás dentro de tu lista de contactos, cuando presionas el botón buscarás gente dentro de tu agenda. Si estás dentro de tu correo, puedes buscar e-mails, dentro de Facebook a tus amigos, en Zune buscas canciones, etc. Para todo lo demás, terminas en Bing. De todas maneras, es útil y fácil de acostumbrarse al sistema.

Donde no funciona el buscador es en las aplicaciones: no te permite buscar entre las cosas que has descargado, lo que puede volver bien incómodo encontrar las apps que estás buscando.

Contactos, redes sociales y personas

Microsoft ha organizado todo en torno a “hubs”, que son agrupaciones de contenido según temas en específico. De este modo, en WP7 no tienes “contactos”, sino un “hub de Personas”. Esta sección mezcla en un solo lugar toda – TODA – la gente que tienes en tus contactos telefónicos, en tu agenda de tus direcciones de correo electrónico y la gente que tienes en Facebook, lo que puede convertirse en una ensalada confusa, pero no lo es tanto.

WP7 automáticamente busca la gente que tiene el mismo nombre en los distintos lugares y los enlaza, de modo que toda la información queda junta en un solo lugar. Si no lo hace solo, también puedes enlazarlos tú mismo manualmente.

Las fotos de tus contactos se actualizarán según los avatares que hayan elegido en su correo electrónico, o según la foto de Facebook, lo que resulta un poco extraño porque tú no controlas las imágenes que aparecen relacionadas a tus contactos.

La idea es que este hub sea mucho más que una agenda y que convierta en una plataforma social dentro del teléfono. Así, puedes comunicarte por distintas vías (SMS, mail, teléfono o directo en Facebook) con tus contactos desde un solo lugar.

Aunque la sincronización de teléfonos y correos es útil, la mezcla con Facebook es extraña – cambia las imágenes de tus contactos sin que tú hagas nada, y agrega una cantidad considerable de gente a tu lista – personas, como sabemos, con las que no necesariamente uno habla por teléfono.

No hay ninguna manera de librarse de esto, a menos que elimines tu cuenta de Facebook del teléfono.

Al mismo tiempo, es curioso que no exista ningún tipo de integración con Twitter, que parece haber sido ignorado completamente por WP7. Quizás fue para mejor, porque definitivamente no quiero agregar la lista de gente que sigo en Twitter a mis contactos telefónicos.

Teléfono y SMS

Cabe recordar que WP7 es un Phone, así que uno debería en teoría usarlo para llamar. ¿Qué tal funciona para eso?

Cuando entras a la opción de teléfono, lo que ves son las últimas llamadas que has hecho o que has recibido. A primera vista me pareció extraño, puesto que lo que yo esperaba encontrar era un panel con números para marcar. Para llegar a este panel tienes que presionar un ícono pequeño en un menú que aparece abajo.

De todos modos, es fácil acostumbrarse e intuitivo de aprender.

Por otro lado, para contestar la llamada cuando te llaman, hay que primero deslizar hacia arriba la pantalla de protección, y luego elegir el botón para contestar. Personalmente me llamó la atención que requiera dos pasos en lugar de uno para contestar el teléfono, pero por el lado positivo hay menos opciones de que se te conteste por accidente.

Son un par de detalles que incomodan un poco, pero que no molestan demasiado.

Para mensajería, WP7 organiza los mensajes que recibes y que mandas con una persona en conversaciones mostradas en burbujas estilo cómic, haciendo que la conversación se parezca más a un chat. Se ve bien y es muy simple y limpio.

E-mail

Configurar el correo electrónico es bastante automático y simple, con variadas opciones para todos los gustos. Puedes sincronizar tu cuenta de Windows Live, Outlook, Yahoo! Mail y Gmail, además de opciones para hacerlo de forma manual con correos que usen POP e IMAP.

Si pueden configurar varias opciones para que el correo se actualice, de modo que puedes hacer que sea “push”, o que cambie cada 15, 30 o 60 minutos. También puedes dejarlo desactivado y actualizar manualmente.

La aplicación del correo en si misma es muy limpia y sigue la misma lógica que el resto del teléfono. En la primera pantalla obtienes tu bandeja de entrada, mientras que si vas deslizando hacia la derecha pasas por los correos sin leer, marcados y urgentes. En el menú de abajo puedes acceder a escribir un nuevo correo, seleccionar los que tienes en la lista, ingresar a tus carpetas y sincronizar para descargar correos nuevos.

Lo que no hace esta app es agrupar correos por conversaciones: soy una usuaria de Gmail de hace muchos años y estoy acostumbrada al sistema. No está funcionando así, pero quizás es algo que se pueda implementar en el futuro.

Como mencioné más atrás, al usar el botón de “buscar” cuando estás dentro del correo, te permite buscar dentro de los e-mails. Como en la mayoría de estos equipos, sólo busca entre los mensajes que han sido descargados por el equipo, por lo que mails muy viejos que estén en internet no aparecerán. De todos modos, la búsqueda facilita mucho las cosas en el correo y funciona sin problemas.

El teclado merece una mención especial – es cómodo y fácil de usar, e incluye de manera inteligente un montón de símbolos que usamos en español y otros idiomas sin complicarse. Pueden verlo un poco más en el video de arriba.

Navegación

No hay nada que hacer: el navegador que viene en Windows Phone 7 es – obviamente – Internet Explorer. Pese a los temores que uno pueda tenerle, el browser minimizado que viene en el equipo funciona de lo más bien. Es rápido y fluido si quieres hacer zoom (con pinch-to-zoom), aunque en algunas ocasiones mostró algunas dificultades para hacer “calzar” la página en el espacio del navegador, forzándote a hacer scroll de un lado para otro si estás leyendo algo.

En algunos casos, sitios fallaron en reconocer al navegador como móvil, desplegando la versión para escritorio. Suponemos que esto sucede porque es nuevo, así que con el tiempo debería mejorar.

En general es un navegador bastante simple que no tiene muchas opciones, aunque sí incluye la alternativa de “anclar” un sitio web al inicio, de modo que si visitas mucho Wayerless por ejemplo puedes hacer un enlace directo en el menú del principio y quedará desplegado como un bloque (o cerámica).

Esta versión de IE no corre HTML5 ni Flash, por lo que navegar sitios con video puede ser complicado. Para ver YouTube, necesitas descargar una aplicación especial que lo permite. De otro modo, tienes que acostumbrarse a los cuadros blancos en algunas webs.

Hub de Juegos

WP7 incluye un hub dedicado a Xbox Live, que agrupa los juegos que descargues en el equipo, además de algunas funcionalidades para sincronizar con tu cuenta de Xbox. Si ingresas tu cuenta, se desplegará tu avatar de Live, al que le puedes hacer algunos cambios desde el móvil.

También se listarán tus logros y tus amigos en Xbox Live – aunque no se puede desafiar a otros a jugar contigo en línea ni nada por el estilo. Es posible que en el futuro exista una opción como esta, además de coordinación entre los juegos de Xbox y de WP7, aunque por ahora es todo separado. No queda duda de que hay potencial en esta área por lo menos, que con algunas actualizaciones podría llegar a ser muy interesante.

Marketplace

Como todo smartphone de hoy en día, WP7 tiene su propia tienda de aplicaciones, bautizada simplemente Marketplace. La tienda permite buscar aplicaciones de todos tipos, ofreciéndote una lista de categorías donde buscar. Además de las aplicaciones generales, existen categorías especiales para juegos, música y video – es decir, es una tienda para todo junto, a diferencia de lo que ocurre en otros sistemas que utilizan tiendas separadas para cada cosa.

La idea es interesante aunque puede causar algo de interferencia, ya que los resultados de búsqueda también mezclan todo: entre los resultados aparecerán canciones, juegos o aplicaciones, lo que en ocasiones puede ser un dolor de cabeza para encontrar lo que realmente estabas buscando.

Cuando entras al Marketplace, el sistema destaca las aplicaciones (o música) más vendidas, las nuevas y algunas “destacadas” especiales. Nuevamente si usas el botón para buscar, buscarás dentro del Marketplace, lo que resulta de lo más útil.

La tienda es bastante nueva así que todavía no hay mucha variedad de aplicaciones disponible, y la compra de música y apps no está funcionando para la mayor parte de América Latina – y no hay fecha todavía para que empiece a funcionar. Por ahora, sólo en México se pueden comprar aplicaciones, mientras que la música no está disponible. Por mientras habrá que conseguirse los mp3 por otro lado y optar por las aplicaciones gratuitas.

Cuando decides descargar una aplicación, aparece una barra de avance que muestra cuánto demora en descargar. Todo se hace automáticamente, de modo que cuando está listo la aplicación estará instalada donde corresponda – si es un juego, en el hub de juegos, si es música, en Zune, etc.

Todas las aplicaciones se pueden ver también en una lista general por orden alfabético, lo que puede resultar bastante pesado si es que descargas muchas aplicaciones (la lista se vuelve larguísima). Como mencionamos antes, no existe un buscador para aplicaciones, por lo que el sistema de lista se puede volver bastante ineficiente para encontrar algo. Microsoft necesita inventar una forma de organizar esto mejor, porque puede convertirse en un problema.

En cuanto a las aplicaciones en sí, la mayoría de los desarrolladores se ha adaptado al diseño que trae WP7, haciendo que su diseño sea compatible. De este modo, parece que fueran parte del mismo sistema operativo y la navegación por las mismas se hace muy cómoda y natural, siguiendo la misma lógica.

Fotos y cámara

El sistema incluye un hub completo para fotos, que mezcla las imágenes que has tomado con tu equipo, las que le has cargado al teléfono y las imágenes de Facebook. Lo más raro es la integración de fotos desde la red social. Aunque te permite comentar directamente desde allí las fotos de tus amigos, es un poco desconcertante que se mezclen fotos que no sacaste tú.

El hub organiza todas tus imágenes, que puedes navegar por fecha o por álbum. Desde aquí puedes cambiar tu imagen de protector de pantalla, enviar fotos a amigos, o mirar imágenes de otros en la sección de “novedades”.

La cámara en tanto se accede de forma diferente. Puedes ir al menú general y presionar el ícono de la cámara, o simplemente apretar el botón dedicado que viene en el equipo. Como mencionamos en las especificaciones, el mínimo para la cámara es 5 megapixeles, así que la resolución es bastante decente, aunque el rendimiento de la cámara dependerá finalmente de lo que haya puesto el fabricante del terminal como extra.

Una vez que tomas una foto, la imagen que capturaste se desliza hacia la izquierda, de modo que si quieres verla basta con deslizar tu dedo para hacerla “volver” a la pantalla. El sistema te permite además configurarlo para que las fotos que tomes se suban automáticamente a Windows Live Skydrive, que es un disco virtual en la nube.

La cámara trae una serie de opciones de configuración que cambian según el teléfono, ya que los fabricantes tienen la opción de agregar funciones si les parece adecuado. Lo curioso es que la cámara no guarda la configuración, y cuando te sales y vuelves a entrar, vuelven a aparecer las características que vienen por defecto. Esto resulta muy incómodo porque hay que volver a cambiarlas cada vez – en nuestro caso, por ejemplo, el “disparo inteligente” y el “antimovimiento” vienen desactivado, por lo que si quieres una buena imagen hay que volver a configurarlo cada vez. Suponemos que se trata de un bug y que posiblemente pueda ser reparado en el próximo parche, que saldría en enero.

Zune y Música

El reproductor multimedia está basado en Zune, el equipo con el que Microsoft intentó competir con el iPod, pero que no ha llegado a gran parte de Latinoamérica.

El hub de Zune agrupa así música, videos, podcasts y radio FM. La música puede ordenarse según álbum, artista, canciones, listas o géneros musicales.

La reproducción de música funciona de manera bastante simple, y la música se puede dejar corriendo mientras usas otras aplicaciones o si bloqueas el teléfono y lo metes a tu bolsillo. También hay un menú rápido para controlar las canciones desde la pantalla inicial, sin que tengas que volver a entrar a Zune. Este menú aparece cuando aprietas las teclas de volumen, que vienen incluidas en el hardware del teléfono.

El único problema de esto es que el volumen no se puede controlar de forma separada al volumen general del equipo, por lo que si le bajas a la música, también bajas tu ringtone, cosa que puede ser peligrosa si después olvidas subirlo y ya no escuchas cuando suena el equipo.

La reproducción de video en tanto registra lo que tengas almacenado en el móvil (como los videos que grabes con la cámara) como las cosas que veas en YouTube, que quedan dentro del historial de reproducciones. Resulta útil si quieres volver a mirar algo que ya viste.

Sincronización con el PC

Para traspasar música y archivos a tu Windows Phone 7 necesitas el software de Zune. Como todo WP7 fue inspirado en Zune, el programa sigue el mismo diseño y estilo, por lo que casi dan ganas de pasarle los dedos por encima a la pantalla de tu computadora para usarlo.

El software es bastante simple de entender y lo puedes usar también como reproductor de música en tu PC. Para sincronizar contenidos con tu teléfono, basta con arrastrar la canción o video hacia el ícono que representa el teléfono y listo. Desde aquí también se puede configurar el terminal.

Office

Office es uno de los productos estrella de Microsoft, y WP7 logra integrarlo sorprendentemente bien. Como es de esperarse, esta no es una versión completa del software de ofimática, sino una versión reducida enfocada principalmente a la edición de archivos ya hechos, más que a la creación de documentos desde el teléfono.

Así, sólo puedes armar archivos Word o Excel desde cero, mientras que se puede hacer cambios a documentos Word, Excel y Powerpoint que ya vengan hechos desde un PC. El hub de Office además viene con Sharepoint para coordinar los documentos con tu oficina, si es que en tu empresa se usa; y con OneNote para tomar notas rápidas con el teléfono.

Lo más útil, a mi parecer, escuando te llega un documento por mail. Puedes descargarlo e inmediatamente aparecerá en la lista de documentos de tu hub de Office para que puedas editarlo. Las opciones de cambios son más bien limitadas y se restringen a elegir negritas, cursiva, subrayado y colores de fuente y de resaltado (y a escribir, por supuesto).

También se pueden agregar comentarios respecto a partes del documento, útil si estás trabajando con otras personas en el mismo archivo.

Mapas

Los mapas son uno de los problemas a mi parecer, ya que Bing no tiene “mapeado” gran parte del mundo (en comparación a Google Maps). Para Santiago de Chile, aparecen calles generales sin ningún detalle.

De todos modos, Microsoft se está tomando su tiempo con los lanzamientos en Latinoamérica, y quizás pretenda mejorar esto al momento de aparecer en cada mercado. Para México los mapas debieran estar funcionando mucho mejor.

El Hardware

Como mencioné anteriormente, en esta oportunidad el terminal que tenemos para probar es un LG Optimus 7, un equipo de diseño bastante sencillo y cómodo. Las especificaciones son las siguientes.

  • Pantalla táctil capacitiva de 480 x 800 pixeles, 3,8 pulgadas
  • A-GPS, acelerómetro, brújula
  • Cámara de 5 megapixeles con flash LED, graba video en 720p
  • Memoria flash de 16 GB (no hay slot para memoria microSD)
  • Procesador de 1 Ghz
  • WiFi, Bluetooth, 3G
  • entrada microUSB, conector de audio de 3,5 mm

La pantalla domina la parte frontal del terminal, junto a los tres botones obligatorios de WP7: atrás, menú y buscar. A la mano se siente bastante firme y el tamaño es cómodo, aún considerando que tiene una pantalla de casi 4 pulgadas. Está hecho de plástico negro, excepto la tapa de atrás, que es de metal.

En la parte de arriba está el botón de encendido junto a la entrada para los audífonos, mientras que a los costados están los botones para el volumen, el botón para la cámara y la salida microUSB, que se utiliza tanto para conectar el teléfono al PC como para cargar el equipo.

En la parte de atrás tenemos una cámara de 5 megapixeles con flash LED, que además graba en 720p. La cámara no es lo mejor que hayamos visto – las fotos tienden a salir con ruido si las condiciones de luz no son óptimas, así que no esperes capturar imágenes revolucionarias con esto. Para subirlas a Facebook probablemente están bien.

El flash LED no es de gran ayuda tampoco para obtener buenas imágenes. La parte de video funciona razonablemente bien.

LG incluyó un botón que permite retirar fácilmente la tapa de atrás sin tener que partirse las uñas. Retirarla será necesario para poder insertar la tarjeta SIM, además de acceder a la batería (Li-Ion 3,7 V), que es removible.

En cuanto a sonido, el equipo rinde bien. Incluye audífonos in-ear, que son cómodos y aislan el ruido – si te gustan de este tipo – y suenan bastante bien.

La duración de la batería es admirable para un smartphone, alcanzando a durar más de dos días de uso normal (con 3G activado, WiFi ocasional, brillo bajo).

Como la mayoría de los equipos Windows Phone 7, no trae slot para memoria microSD, lo que (recordemos) es para mejor, considerando que este SO bloquea este tipo de memorias, al menos por el momento.

Conclusiones

Windows Phone 7 es una muy buena apuesta como sistema operativo para teléfonos móviles – el diseño es funcional y muy bonito, es rápido y opera bien. Eso no significa que sea perfecto: tiene algunos problemas que pulir, pero Microsoft ya está anunciando actualizaciones en el corto plazo, lo que da bastante esperanza de que esos problemas se puedan solucionar rápidamente y que lo que no está andando tan bien, mejore.

El problema para Microsoft es que ha llegado algo tarde a la carrera en este mercado, y mientras sus competidores han tenido años para hacer mejoras y modificaciones, la compañía no tiene tanto tiempo para ponerse al día. Además, probablemente le costará entrar en los mercados donde otros han logrado posicionarse hace tiempo, así que más les vale conseguir buenas ofertas.

Por lo menos Microsoft parece muy comprometido con la tarea y es difícil que se deseche este proyecto en los próximos años. Lo que han presentado como software base se ve muy prometedor y sin lugar a dudas tiene potencial. La integración con Xbox Live seguro despertará cosas interesantes que ver en el equipo, lo mismo que la funcionalidad de Office para quienes trabajan mucho con este tipo de documentos.

Imperdibles

  • Muy buen diseño de interfaz
  • El sistema funciona rápido y es simple de entender
  • Integración con Zune, Xbox Live y Office
  • Excelente teclado táctil

Impresentables

  • Falta una mejor gestión de aplicaciones
  • No hay copy/paste ni multitasking
  • Las configuraciones de la cámara se resetean cada vez que dejas de usarla
  • No se pueden comprar aplicaciones desde la mayor parte de América Latina (sólo funciona en México)