TedCas: Una aplicación Kinect para evitar infecciones en quirófano

TedCas: Una aplicación Kinect para evitar infecciones en quirófano

Desarrollada por dos emprendedores españoles, ganó el concurso "Únete al movimiento Kinect" de Microsoft y Proyecto Wayra de Telefónica.


Uno de los riesgos de someterse a una cirugía es la posibilidad de contraer una infección en el proceso. Por eso, minimizar las posibilidad de que existan agente patógenos en el quirófano resulta muy importante.

Con esa misión nace TedCas, una aplicación desarrollada para Kinect que busca que los médicos participantes en una cirugía puedan acceder a datos computarizados del expediente del paciente sin necesidad de tener contacto físico con el PC: Manipulando los equipos a través del Kinect.

Desarrollada por los emprendedores españoles Jesús Miguel Pérez y Daniel Calvo, TedCas se impuso como ganadora del Concurso “Únete al movimiento Kinect” organizado por Microsoft y es uno de los diez proyectos a acelerar por Telefónica a través de su Proyecto Wayra en España. Tuvimos oportunidad de conversar con Jesús Miguel Pérez quién amablemente respondió algunas de nuestras preguntas.

Lo primero que se nos viene a la mente al escuchar de TedCas es cómo un par de informáticos detectaron esta necesidad en los quirófanos. Al respecto, Jesús Miguel nos explica su contacto con el gremio médico:

Tengo bastante contacto con personas del entorno médico. Entre ellos, el Doctor Javier Llorca, decano de la facultad de medicina de Cantabria y director del grupo de Epidemiología y Biología Computacional, es un buen amigo y solemos comentar diferentes posibilidades de colaboración entre la ingeniería y la medicina. Nosotros ya teníamos aplicaciones de la Microsoft Kinect en otros ámbitos y hablando con él me surgió esa idea”.

TedCas simula una pantalla táctil donde los cirujanos pueden leer el material médico de la historia del paciente al que están interviniendo, pero sin tocar nada. Simplemente con el movimiento, tal como se interactúa en las aplicaciones y juegos de Kinect.

Visto lo anterior es comprensible la utilidad de TedCas para minimizar las posibilidades de contaminación en quirófano, que en palabras de los desarrolladores de la aplicación:

Contribuye a reducir los 300.000 casos de contagios por este tipo de infecciones que se contraen cada año solamente en España, de los cuáles 6.000 causan la muerte del paciente y ocasionan 600 millones de euros de gasto al sistema sanitario”.

Y ahora un dato interesante para los emprendedores tecnológicos: Jesús Miguel recuerda que en el origen del proyecto no contaron con apoyo de ningún tipo, por lo que todo el esfuerzo del desarrollo corrió por su cuenta (tanto en esfuerzo como en recursos).

En todo el desarrollo los impulsó la “ilusión” del equipo, recuerda, al tiempo que dedica sus recientes triunfos con TedCas a Gaby, una amiga argentina que recientemente perdió a su hermano a causa de una enfermedad: “Ojalá este tipo de sistemas ayuden a que nadie tenga que pasar por ese dolor”, comenta emocionado.

El siguiente paso es cerrar un acuerdo (actualmente en proceso) con diversas instituciones del mundo de la medicina para el desarrollo final (necesitamos saber cuales son las necesidades específicas de los profesionales del entorno quirúrgico). En paralelo, y gracias al apoyo mediático y comercial de Wayra y Microsoft, abriremos nuevos contactos que nos permitan una penetración de mercado mayor”, explica Jesús Miguel sobre el futuro de TedCas.

Y es que aunque TedCas ya es un producto funcional, aún es necesario adaptarlo a las
necesidades concretas del entorno quirúrgico: “Esperamos tener un producto final en 3 meses y a partir de ahí, comercializarlo”, puntualiza uno de sus desarrolladores.

Para este joven emprendedor de Cantabria lo más importante en el proceso de materialización de una idea es no perder la ilusión en ningún momento. Por eso, Jesús Miguel quiso compartir un mensaje con otros jóvenes emprendedores:

Es muy común tener sueños de éxito y empezar con ilusión un proyecto y darse por
vencido una vez se fracasa. Cuando a Edison le achacaron casi mil fracasos en su camino hacia la invención de una bombilla, él dijo: ‘No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de como no hacer una bombilla’. Seguid soñando con cambiar el mundo y recordad que el único sueño que jamás será realidad es el que no se tiene… En épocas de crisis como la actual es cuando más se necesitan soñadores… ¡Mucha suerte a todos!

Evidentemente, aunque se refieran a la aplicación que tendría TedCas en España, es una aplicación útil para el resto de los quirófanos del mundo, por lo que el aporte de Jesús y Daniel resulta de gran relevancia para todos. ¿No crees? Acá un vídeo con una demostración de TedCas hecha por sus propios desarrolladores: