Hackers se infiltran en el correo electrónico del asesino noruego

Hackers se infiltran en el correo electrónico del asesino noruego

Un grupo de hackers noruegos dice haber logrado acceder a dos cuentas de correo pertenecientes a Anders Breivik Behring, el extremista que mató a más de 70 personas en ese país el mes pasado.

El grupo, llamado “Noria”, dice haber entregado toda la información de los correos a un periodista independiente llamado Kjetil Stormark, a quien se le pidió además entregar los datos a la policía que investiga el caso. Se cree que este mismo grupo fue el que hackeó la cuenta de Twitter de Behring hace un par de semanas.

“Queremos que Anders sea olvidado. Etiquetas como “monstruo” o “maniaco” tampoco ayudan. Los medios deberían llamarlo patético; un nada”, escribieron en el Twitter de Behring.

Ingresar a los correos de Behring puede ser muy útil para la policía, que podría ver con quién estaba en contacto, con quién habló y sobre qué, si le ayudaron en los ataques, etc. Sin embargo, si hackers entraron en sus correos, la evidencia podría considerarse como comprometida. Un abogado fácilmente podría decir que los contenidos se alteraron, que no se siguieron los procedimientos adecuados, y que nada de lo que sale ahí es válido en una corte. Esto, aunque quizás no ayude a Behring con toda la evidencia que hay en su contra, podría ayudar a otros posibles implicados que se vean involucrados por los correos.

Tomarse la justicia por las propias manos suele no ser una buena idea, y en este caso puede que a los mismos hackers les juegue en contra.

Link: Hacking gang breaks into Norwegian killer’s email accounts (Sophos)