[metroimage ids=”38-73897,38-73899,38-73900,38-73903,38-73905,38-73906,38-73908,38-73910,38-73912,38-73914,38-73917,38-73919,38-73921,38-73924,38-73927,38-73929,38-73931,38-73932,38-73935,38-73937″ imagesize=”large”]

Hace 10 años se preparaba un shooter de Gremlins

Y, desde luego, jamás vio la luz. Para el niño que creció en los 80 y 90, los Gremlins son criaturas familiares, pero para el resto no, así que ahí va un resumen: los Mogwai eran una raza de pequeños animalillos peludos que tuvieron dos películas en su haber, pero había reglas para cuidarlos:

  1. No los expongas a la luz brillante. La luz del sol los mataría.
  2. Jamás los mojes.
  3. Pase lo que pase, aunque te rueguen, no los alimentes después de la medianoche.

Por supuesto, se rompían todas las reglas. Si los mojabas, se reproducían y si les dabas alimento después de las 00:00, entraban en un estado de hibernación dentro de una pupa y salían convertidos en bastarditos de piel verde e instintos violentos. El único que permanecía de buen corazón, era Gizmo, quien en la segunda película tomaba por inspiración a Rambo y se armaba de un arco y flechas improvisadas de artículos de oficina.

Pero hasta ahí llegaba su uso de las armas. Pero los desarrolladores de Neko Entertainment opinaron que tal vez era mejor ponerles algunas armas en las manos y crear un third person shooter en donde Mogwai y Gremlins se enfrentarían a muerte. Todo ello se preparaba para la PlayStation 2 y el GameCube, pero el juego nunca vio la luz.

Mi primera reacción fue decir “¿qué fumaron?”, pero luego pensé que no me había disgustado andar por ahí como Rayita, destripando Mogwai y gritando “Gizmo caca”. No entiendo la lógica de la elección del género y menos lo de las armas, pero sí lo habría probado.

Al final, screenshots y un video con el render de Gizmo.

Link Lost Gremlins Game Was A Third Person Shooter (Siliconera)