En Noruega se empiezan a retirar juegos violentos de los anaqueles

En Noruega se empiezan a retirar juegos violentos de los anaqueles

Como todos sabemos, hace un par de semanas un hombre llamado Anders Behring Breivik asesinó a 77 personas en la isla Utoeya. Ahora, las tiendas de Noruega han empezado a retirar de los estantes los juegos que puedan considerarse violentos.

El asunto en Noruega cobró la atención de la prensa en videojuegos por la mención de dos títulos: World of Warcraft y Call of Duty: Modern Warfare. Los nombres de ambos juegos estaban contenidos en el manifiesto que Breivik había puesto en línea. Para ser completamente claros: mencionó que una de las maneras de desviar la atención de amigos y familiares era el decirles que se había empezado a jugar WoW. Y en otra parte de su comunicado, que a pesar de que CoD pudiese servir para practicar tiro, era mejor hacerlo con armas reales.

Hasta ahí llegaba la mención de los juegos. Ahora, las tiendas en Noruega han empezado a sacar de circulación los juegos que tengan algún grado de violencia. No son solo videojuegos, sino también juguetes. Por ejemplo, la tienda Coop Norway retiró de los anaqueles 51 juegos y artículos.

Entre los juegos que ya no se pueden comprar en esa tienda, se encuentran Homefront, Counter-Strike Source, la serie Call of Duty, Sniper Ghost Warrior y World of Warcraft. Más allá de eso, la tienda Platekompaniet, una suerte de Blockbuster noruego, ha decidido dejar de vender los mismos juegos que Coop.

Sin duda, esto apenas comienza y estaremos atentos a si esta medida es imitada por otras tiendas o por otros países europeos.