Xperia Play [NB Labs]

Xperia Play [NB Labs]

por

Jugamos con el nuevo smartphone de Sony Ericsson y tenemos el veredicto

El teléfono-consola portátil de Sony Ericsson ya está dando la vuelta por el mundo. Su anuncio y salida dejó pensando a mucha gente si realmente funcionaría este concepto de dispositivo que ya había tenido varios intentos con el N-Gage de Nokia.

Pero el Xperia Play llega en otros tiempos, en la era de los smartphones con pantallas táctiles y miles de aplicaciones, un mercado más preparado y claro, una industria de videojuegos de móviles nunca antes vista.

Niubie trajo en su bolsillo por varias semanas un Sony Ericsson Xperia Play para ver si este teléfono sirve o no para jugar.

Xperia Play modo smartphone

El diseño del Xperia Play sigue la línea de la famlia Xperia, la cual es elegante y algo seria. La diferencia de este equipo con el resto de sus hermanos anoréxicos es que es gordo, porque debajo de la pantalla se encuentra un control físico à la PSP que simplemente se desliza para mostrarse.

El teléfono cerrado cabe bien en el bolsillo, es algo pesado y se siente la diferencia con otros smartphones. Lo curioso es que cuando se abre se siente ligero, como si adelgazara, aunque es debido a que el peso se distribuye en dos partes aparte de que se está tomando con las dos manos (este último punto es importante porque el material es muy resbalidizo).

La pantalla táctil es muy sensible y precisa, puede recibir hasta cuatro entradas simultáneas. Su resolución de 480 x 854 pixeles y para ver películas o videos está bastante bien. Sin problemas al navegar por el teléfono, escribir con el teclado virtual y usar aplicaciones.

El control incluye los siguientes botones físicos: pad direccional, cuadro, triángulo, círculo, cruz, L, R, select y start. Así como también tiene dos palancas táctiles (los círculos de en medio) que simulan las palancas análogas. Como se puede entender se tiene prácticamente los mismos botones que un control de PSP y un análogo (circulo táctil derecho) más.

También tiene dos cámaras, una trasera (principal) y una frontal (para video-chat), ninguna tiene zoom (increiblemente); la primera tiene una buena calidad en el formato de foto fija (2593 x 1944) y una calidad media (800×480 píxels) cuando se usa como cámara de video, mientras que la cámara secundaria (frontal) tiene una calidad muy mala para las fotos y apenas suficiente para las video-llamadas.

Sus altavoces son bastante fuertes por lo que no pasa nada si se olvidan los audífonos, lo más que puede pasar es molestar a la gente que se encuentra cerca por el ruido.

Usa el sistema operativo Android Gingerbread (2.3) por lo que corre todas las aplicaciones que se lanzan para ese sistema. En general corre bien, tiene un procesador Qualcomm MSM8255 Snapdragon 1 GHz y una chip gráfico Andreno 205 GPU, pero sus capacidades no son aprovechadas al máximo.

Tiene todas las funciones necesarias y se ejecutan correctamente pero sólo a un nivel básico. Es probable que en un futuro las actualizaciones del sistema operativo mejoren el aprovechamiento del hardware pero de momento es un equipo más de la tabla media o media-alta.

Su batería dura poco, hay que recargarlo mínimo cada 25-36 horas si se usa esporádicamente (una llamada, un sms, checar mail, etc.) y si se usa mucho, como consola de videojuegos, dos o tres veces al día dependiendo si se juega mucho o poco.

Si quieren saber más detalles sobre el Xperia Play como móvil pueden revisar el Labs que hice para Wayerless, el sitio hermano de Niubie enfocado en móviles en tabletas. Ahí hay videos y fotos hechas con el teléfono para que revisen también la calidad de lo que registra este equipo.

Xperia Play modo consola de videojuegos

El Xperia Play está pensado para videojugadores que no quieran cargar sus consolas portátiles y un móvil al mismo tiempo, a la vez que estén cansados de batallar con las pantallas táctiles ya que son algo imprecisas, tanto con títulos novedosos como con emuladores de consolas antiguas.

El diseño del control no es muy cómodo ya que el pequeño tamaño de los botones y la cercanía entre uno y otros puede causar dolores de cabeza a las personas que tienen manos grandes o que suelen alocarse y apretar sin querer varios botones a la vez. Los botones están hundidos en ranuras circulares, mientras que las palancas "análogas" táctiles son muy sensibles y cuesta un poco dominarlas. Después de un rato las manos pueden doler por tener una posición incómoda en el pequeño control aunque esto se olvida cuando uno se pone a jugar (como cuando sale una lagrimita del ojo por ver la TV sin parpadear).

Gráficamente tal vez pueda tener un buen nivel, siendo optimistas podría ser PS2. Pero como suele ser, los primeros títulos de lanzamiento no se muestran mucho, tipo PS 1.5, pero con el paso del tiempo se irá aprovechando el hardware. Claramente no es un dispositivo pensado en ser la vanguardia visual de los móviles pero tiene de contrapeso la calidad de interacción.

El equipo que nos llegó traía los siguientes juegos FIFA 10, Bruce Lee, The Sims y Star Batalion, estos títulos especiales para el Xperia Play y Crash Bandicoot de PS1 de PlayStation Pocket. Un buen listado y con opciones para varios gustos, el que más jugué fue FIFA 10. Bruce Lee es una especie de Tekken en el que peleas con el rey de las artes marciales por varias locaciones. Star Batallion es muy similar a Star Fox y Crash Bandicoot es el Crash Bandicoot de siempre.

Estuve varias semanas jugando con el Xperia Play en todos lados, en la calle, en el tren, en el metro, esperando al doctor, a mi novia, etc. etc. Y todas las acciones en algún momento se volvieron muy naturales; abrir, cerrar el móvil, parar el juego e ir al reproductor de música para escuchar algo mientras me cambiaba de andén en el metro y cuando volvía a sentarme, deslizaba para abrir el juego y continuaba la partida. Todo de manera fluida.

El Xperia Play puede jugar todas las aplicaciones de Android con la pantalla táctil, algunas (previamente diseñadas) con los botones físicos (como Battle Bears o Cordy o los emuladores de consolas), juegos desarrollados especialmente para el Xperia Play y juegos del PS1, los cuales irán llegando en forma de port. Por lo que en general se puede jugar lo que sea y con una interacción mucho más intuitiva, natural y precisa.

Chequen este video donde muestro la jugabilidad con el control físico, tanto con los botones como con los análogos. Se darán cuenta que la interacción es fluida, no se traba y visualmente no está mal. Los análogos táctiles aún no los domino pero lo haré cuando salga un título que me obligue, como un Katamari, por ejemplo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=yJn8c91MHBA[/youtube]

Descargué emuladores de consolas antiguas (NES, SNES y Genesis), después configuré los botones el Xperia Play para poder jugar con ellos mis videojuegos de antaño favoritos y va increíblemente bien, muchísimo mejor que con los botones virtuales. El nivel de control y precisión no se compara. Altamente recomendable para este tipo de uso.

Aquí un segundo video donde juego con emuladores. Escogí el nivel de Bubble Man de Mega Man 2 (NES) porque ahi la presión del botón de salto dentro del agua indica la altura que se salta, es un escenario que pide cierto nivel de precisión que con un botón virtual es difícil de lograr, pero con los del Xperia Play lo pasé con una vida (tampoco es tan difícil). Después doy un pésimo rendimiento en Contra III (SNES), título que elegí para mostrar que todos los botones del móvil están mapeados y funcionan correctamente en el emulador, a pesar de ello me mataron antes de llegar al jefe final del primer nivel de esta joya de Konami.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=W5Ap7isT5nQ[/youtube]

Existen ya tiendas especializadas para este dispositivo las cuales son PlayStation Pocket y la app de Xperia Play. La primera es la que traerá los ports del PS1 y que ya cuenta con juegos como Syphon Filter, Coolboarders 2, MediEvil, Rally Cross y Wild Arms. La segunda abarca nuevos videojuegos especializados en Xperia Play y aplicaciones con opción de poderse jugar en este dispositivo.

En general el Xperia Play cumple muy bien su función de consola-móvil, no tendrá el poder gráfico de otros equipos pero sí tiene un control físico y sí hace la diferencia. Ahora falta rematar el producto con buenos videojuegos (y bajarle el precio).

¿Entonces? ¿Sirve o no?

Me voy a tragar mis propias palabras del A primera Vista del Xperia Play. En ese entonces lo probé sólo una tarde y mis impresiones me hicieron dar una opinión que ha cambiado mucho después de tener el móvil unas cuatro semanas.

Es cierto que gráficamente no es lo mejor y que especialmente se debería cuidar este aspecto pero ciertamente después de un rato jugando, las gráficas dejan de ser tema ya que uno está inmerso en el videojuego. En cuestión a los botones pasa lo mismo, sí es incómodo pero las manos se acostumbran, claro, si uno juega una hora seguida o algo así sí duelen pero prefiero eso que batallar con las pantallas táctiles comunes del mercado (hay unas muy buenas pero también son muy caras).

El Xperia Play cumple su cometido como consola portátil, es muy práctico, siempre está a la mano y su sistema de abrir/cerrar es intuitivo. Un plus desde el punto de vista de jugador de antaño es que los emuladores de consolas funcionan con los botones físicos y eso ya le da entrada una amplia ludoteca. Se espera que vayan saliendo títulos inéditos y llamativos que explotarán el hardware.

No hay que perder de vista que este dispositivo sigue siendo un móvil con modalidad de consola portátil y no al revés. Como smartphone está un poquitito arriba de la media, tiene un buen hardware pero le falta mejorar sus aplicaciones nativas y se le podría sacar mejor provecho a la máquina. Lo bueno es que acepta cualquier cosa Android así que cualquier app o videojuego bueno de terceros se puede usar.

Su precio es bastante alto, en pre-pago está alrededor de los 700 USD según la zona (en México cuesta $8,759 MXN) y tal vez la mitad si se pasan a contrato con la operadora, por lo que es recomendable para los que vayan a usarlo mucho para jugar. Si es para tener un smartphone únicamente, esta no es la opción ya que hay mejores por el mismo precio. Aunque resalto que los botones físicos sí hacen la diferencia y uno se siente como en "casa" sin los controles virtuales.

No sé exactamente que le depara al Xperia Play, dispositivo sucesor del concepto del N-Gage, pero si Sony Ericisson se pone las pilas con adaptar todos los juegos Android al Xperia y a la vez saca buena calidad en títulos exclusivos, se podría alargar mucho la vida de este móvil. A mi, como videojugador que soy, el hecho de tener un teléfono-transformer de bolsillo que me deja jugar emuladores y buenos títulos especializados en donde sea cuando sea, me cae muy bien.

Imperdible

  • El control físico hace que uno se sienta como en casa
  • La amplia ludoteca que abren los emuladores
  • El potencial de ports y de títulos originales
  • El ser un smartphone completo

Impresentable

  • El alto precio por el nivel del smartphone
  • Falta potencia gráfica
  • No hay zoom en la cámara