[metroimage ids=”38-60772,38-60776,38-60781,38-60783,38-60785,38-60787,38-60788,38-60790,38-60793,38-60795,38-60798,38-60800,38-60802,38-60805,38-60806,38-60808,38-60811,38-60815,38-60818,38-60820,38-60822,38-60825,38-60827,38-60831,38-60833,38-60834,38-60837,38-60842,38-60844,38-60849,38-60850,38-60852,38-60853,38-60855,38-60856,38-60858,38-60861,38-60862,38-60864,38-60867,38-60870,38-60871,38-60874,38-60876,38-60879,38-60881,38-60883,38-60885,38-60888,38-60889,38-60891,38-60893,38-60895,38-60898″ imagesize=”large”]

Nokia N-Gage: El primer intento serio por llevar los juegos a los móviles

por

Una cajita de sorpresas infinitas que hasta el día de hoy nos emociona.

Hoy, en nuestra querida sección de Historia, tengo el placer y el agrado de presentar un gran teléfono. Haciendo caso a muchos de sus comentarios y sugerencias, con ustedes: El N-Gage.

Antes de comenzar esta breve reseña me gustaría que gastaran de una buena manera un par de segundos de vuestras vidas para ver un spot que realmente vale la pena y muestra el potencial de este teléfono.

El lanzamiento de este gran teléfono se remonta al año 2003, mientras que su hermano Nokia 3650 la estaba rompiendo en todo el mundo. Todo sucedía en aquella época en que los smartphones se caracterizaban por ser equipos gordos, y muy grandes, pero la tecnología en aquel entonces no permitía miniaturizar los componentes sin comprometer el precio.

Durante ese 2003 Nokia mostró teléfonos que parecían prototipos, y no lo digo por la calidad, sino por lo extraños que eran. En el caso del Nokia 3650, tenía un teclado en forma de círculo y en el caso del N-Gage para hablar tenías que poner el teléfono en una extraña posición, la cual fue bautizada por los usuarios como Sidetalking.

Imagen de apoyo – WIRED

En el caso de Chile, el equipo tuvo un valor aproximado de 250mil pesos en prepago (USD$500). Algo que en ese entonces era carísimo. En mi caso, algo inalcanzable.

Lo genial del teléfono era su capacidad multimedia, realmente podías hacer de todo, incluso ver TV aunque fuera por GPRS. No había mayor problema en escuchar música en formado MP3 y AAC, escuchar la radio y grabar directamente desde ella (así como el 3300), podías instalar cientos de aplicaciones y lo mejor de todo es que tenía tarjeta de memoría por lo que si se acababa simplemente seguías almacenando material en otra. A todo lo anterior sumen el hecho que Symbian 6.2 y el hardware del N-Gage era tan bueno, que el teléfono volaba.

Los juegos corrían excelente, sin cuelgues ni lags. Todo era perfecto. Personalmente recuerdo aquellas tardes jugando con el N-Gage en unos Stands de las “expos” que hacían las tiendas del retail acá en Chile.

La pantalla del equipo era realmente sorprendente, pese a mostrar tan sólo 4096 colores, y tener una resolución de 176×144. Nokia de alguna manera hizo un estándar esa resolución de pantalla y muchos programas de “edición de video” hasta el día de hoy permiten exportar video a esa resolución.

El N-Gage era una cajita de pandora, quizás una de las cosas que en ese entonces no me gustaba del equipo era “que no tenía cámara”, pero vamos, no podía pedir más. El catalogo de Juegos era bastante decente, si bien nunca llegó a ser amplio –porque la recepción del equipo no fue grandiosa–, se defendía  con muy buenos títulos como los de Tomb Rider, SonicN, el Principe de Persia, y Super Monkey Ball. Si, leíste bien, el Super Monkey Ball, aquel juego que causó furor en la AppStore hace algunos años, estuvo primeramente para N-Gage.

Luego de algunos meses, Nokia decidió sacar al mercado el N-Gage QD, que solucionaba el problema del Sidetalking y por lo demás dejaba claro que el N-Gage era sinonimo de juegos y no necesariamente de Multimedia. Si bien el equipo era más chico, se tomaron decisiones que a mi parecer fueron incorrectas, como por ejemplo: quitar el soporte Estéreo, matar el reproductor de música y la radio. Una gran innovación fue el N-Gage Arena, que era un lugar para poder jugar en linea los juegos. Una idea muy similar a la de Apple con su Game Center, sólo que 5 o 4 años antes. (Me encanta Apple, pero ante todo: Las cosas como son).

Finalmente, los dejo invitados para que vean un video. Sé que les gustará. ¡Nos vemos la próxima semana y estaré muy atento a sus comentarios!


Debido a un error de YouTube, el video se puede ver, pero todavía no está listo para ser mostrado en paginas externas, haz click acá para verlo en el sitio de YouTube.