Mujer logró salvar a su hijo enfermo a tiempo gracias a publicar una foto en Facebook

Mujer logró salvar a su hijo enfermo a tiempo gracias a publicar una foto en Facebook

Los comentarios le dieron la clave de la enfermedad que padecía.

La foto de Leo que su madre publicó y que gatilló la discusión sobre la opción de que se tratara de la enfermedad de Kawasaki

Sobran casos de lo nocivo que puede resultar compartir un exceso de cosas sobre la vida personal en las redes sociales, pero siempre hay algún ejemplo que rompa la regla.

Deborah Copaken Kogan es una escritora estadounidense cuyo hijo -Leo- comenzó a presentar un sarpullido y fiebre en aumento, entre otros síntomas. Lo llevó al pediatra pensando que podía haberse contagiado de un caso de estreptococo que se había presentado en su clase. Se le tomaron muestras para ver si era eso y como los síntomas coincidían lo medicaron para ello, según describió ella misma en Slate.

Los remedios no le hacían nada y comenzó a hincharse dramáticamente. En la espera de los resultados pasaron un par de días en que el menor empeoraba y ella de tanto en tanto -y con la preocupación latente- iba publicando fotos de su hijo enfermo (como la de arriba), hasta que una amiga la llamó y la urgió con la que a la larga sería el diagnóstico correcto y salvador:

“Espero que me disculpes por meterme, pero tienes que ir al hospital. Ahora”, le dijo. Ella había pasado por síntomas similares con su hijo y le diegnosticaron la enfermedad de Kawasaki, que es un extraño -y a veces mortal- desorden autoinmune que ataca a las arterias coronarias y que se camufla muy bien, dificultando su diagnóstico. “Mientras más esperes, peor el daño”, le indicó.

Dudó, pero buscó más información al respecto en Wikipedia y coincidía bastante con lo que evidenciaba Leo. En definitiva le hizo caso a su amiga porque le indicó que si era tratado antes del quinto día podía alcanzar frenar la enfermedad antes de que comenzara a afectarle el corazón. Era el tercer día desde que notaron algo raro, pero perfectamente podía ya ser el cuarto o quinto.

En el hospital el diagnóstico fue confirmado y se trató a tiempo. Ahora está recuperado y sólo debe mantener un monitoreo coronario de rutina para asegurarse de que no se manifieste ninguna secuela.

Si eras reacio a publicar muchas cosas personales en las redes sociales (como fotos de un hijo), ¿no crees que es como para darle una vuelta a la determinación?

Link: Kawasaki Disease Diagnosed Through Facebook: What Is It And How Can Social Media Help? (The Huffington Post)