La falta de agilidad estaría llevando al foso a RIM

La falta de agilidad estaría llevando al foso a RIM

La empresa habría fallado en detectar a tiempo las expectativas de los usuarios

La fabricante del famosísimo Blackberry se ha convertido en objeto de un sinfín de reproches. Hace más o menos un mes sus empleados enviaron más de una docena de cartas quejándose de pésimo ambiente laboral, lentitud en la innovación y un futuro muy incierto tanto para ellos como trabajadores como para la compañía. Además la Playbook no termina de gustar y esta semana la noticia de unos dos mil despidos dejó a la canadiense como la mala de una historia que, por lo menos hasta ahora, parece acabada de facto.

Los analistas de la industria móvil no iban a quedarse sin opinar. Carmi Levy ha seguido los desaguisados de RIM desde sus primeros trastabilleos y ahora comenta: “Todo este capítulo en la historia de RIM ha sido impulsado por su falta de agilidad”, al tiempo que destaca que RIM ha lucido completamente despistada frente a los cambios que se han ido gestando en el mundo de los móviles.

Y es que la cosa, en definitiva, no pinta bien: Los 2 mil trabajadores a despedir representan el 11% de la fuerza laboral de la canadiense. Para Partha Mohanram, docente de la Universidad de Ontario, la crisis tiene su punto de partida en una suerte de triunfalismo que derivó en descuido: “RIM se ha debilitado con el tiempo, pues todo el mundo ha mejorado en las cosas que Blackberry hace realmente bien, pero Blackberry no ha hecho grandes cosas en lo que todos los demás hacen bien”. Esto explicaría la llegada tarde y floja a las pantallas táctiles, la creación de aplicaciones y las funciones de vídeo. Mohanram comenta que RIM cayó en su propia trampa: “Siempre es un peligro tener estrategias de una sola moneda: eso te distingue de los demás, pero te aleja de todo lo otro que la gente podría querer.”

Claro que, como toda acción trae consecuencias, las cosas se complican más y más: Esta semana, el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos ha decidido permitir el uso de dispositivos Apple para la ejecución de actividades oficiales, desplazando así a la marca que tuvieron como predilecta desde 2001: Blackberry.

Ahora, con la renuncia de varios ejecutivos de alto rango, RIM coge impulso para el que será el despido masivo más grande de su historia de 27 años como fabricante de móviles. Sin embargo, algunos expertos ven que la situación es perfectamente controlable: “Creo que están haciendo los movimientos necesarios para tener éxito”, dijo John Jung del Canada´s Technology Triangle, una agencia especializada en el negocio. Iain Klugman, de CommuniTech, una asociación representante de unas 800 empresas de tecnología, lo que pasa con RIM se entiende como “usual en el negocio”, pero hace la salvedad: “Lo inusual es que esto le ha estado sucediendo a RIM desde 2002”.

Aun ante su mala racha, no se puede decir que RIM esté en el abismo. Sin embargo, tantas alertas juntas  no son para ignorarse.

Link: The Star