[metroimage ids=”38-203641,38-203643,38-203644,38-203646,38-203649,38-203651,38-203652,38-203654,38-203656,38-203659,38-203661,38-203664,38-203667,38-203669,38-203672,38-203674,38-203678,38-203681,38-203682,38-203686,38-203689,38-203692,38-203695,38-203698,38-203701,38-203704,38-203707,38-203709,38-203712,38-203714,38-203716,38-203720,38-203722,38-203725″ imagesize=”large”]

España: Museo Thyssen Bornemisza instala pantallas interactivas para guiar visitas

Es el resultado de un acuerdo de cooperación con Samsung.

Poco a poco los museos van digitalizando su obra y le van diciendo adiós a los mapas y guías de papel. Y aunque en el Museo Thyssen-Bornemisza todavía cuentan con folletos y planos físicos, ahora suman una serie de pantallas interactivas entre los recursos para orientar a sus visitantes y ofrecerles más información de las obras allí expuestas.

El Museo instaló ocho pantallas interactivas que desde ya ofrecen al visitante un claro y cómodo servicio de orientación a través de planos de localización de las obras. Además, permiten obtener más información de cada una de las obras expuestas y datos biográficos de todos los artistas representados en las colecciones.

Un dato: La incorporación de estas pantallas táctiles es el resultado de un acuerdo de colaboración entre Samsung y la Fundación Thyssen-Bornemisza, que según representantes de la coreana representa una forma de hacer más accesible la tecnología a todos los ciudadanos.

Precisamente esta mañana estuvimos con la gente de Samsung España en el madrileño Palacio de Villahermosa, sede del Museo Thyssen-Bornemisza, y vimos la utilidad que tienen estas pantallas interactivas de la coreana para guiar los pasos de los visitantes y ampliarles información y detalles de las obras allí expuestas, gracias a la posibilidad de hacer zoom en la imagen digitalizada de todas las obras presentes.

Y es que esos detalles que normalmente no puedes apreciar de las obras de arte expuestas ahora están al alcance de tu vista, y sin necesidad de treparte sobre el cuadro (para evitar que seguridad te expulse del museo), ni de llevar una lupa o un largavistas. Y es que todas las obras del Thyssen están digitalizadas y se pueden visualizar a través de la pantalla, sobre la que haciendo zoom obtienes detalles de la obra que sería prácticamente imposible notar sin la ayuda tecnológica.

Otra de las ofertas de estas pantallas es la navegación por el Mapa del Tiempo, uno de los recursos más originales del Museo y al que también puedes acceder desde la Web: Se trata de un círculo temporal que abarca los siglos XIII al XX, límites cronológicos de las colecciones Thyssen-Bornemisza. Cada siglo está dividido a su vez en años, y unos puntos señalan si hay obras creadas en cada año.

Así, por ejemplo, pinchando en el año 1525, aparecen siete obras fechadas en ese año. Una de ellas es “Retrato de un hombre“, de Bartolomeo Veneto. A partir de ahí, puedes leer la información sobre el artista y sobre el cuadro, además de ampliar la imagen hasta un punto que te permitirá apreciar detalles que no se captan fácilmente contemplando el cuadro en la pared. Una gran ventaja a la hora de apreciar rasgos particulares de las obras.

Si vas a visitar pronto el Thyssen-Bornemisza vale que sepas que las pantallas están distribuídas de la siguiente manera: Dos pantallas están en la segunda planta, colocadas antes de acceder a la sala 1; otras dos en la planta primera, antes de la sala 22; otras dos en la planta baja, en el acceso a la sala 41. Las otras dos pantallas están ubicadas en la colección Carmen Thyssen-Bornemisza, una en la escalera entre la planta segunda y la primera, y otra en el acceso a la sala J.

Así que la próxima vez que vayas al Museo sabes que encontrar dónde está ubicada la obra que quieres ver, obtener datos biográficos sobre los autores de las obras allí presentes y ver en detalle y gracias a un potente zoom, particularidades de las obras expuestas, está al alcance de tus dedos, literalmente, gracias a estas pantallas interactivas, que puedes apreciar en las siguientes imágenes: