Descontento en RIM pica y se extiende

Descontento en RIM pica y se extiende

BGR

Un empleado escribió una carta y descargó todas sus frustraciones esperando respuestas de la compañía para la cual trabaja, nada más y nada menos que la creadora del Blackberry, la canadiense RIM… ¿Y después?

Después RIM respondió cualquier cosa expresando sus dudas sobre el hecho de que el autor de la carta en realidad fuese un alto ejecutivo de la compañía y aprovechó la atención capturada para contarle al mundo lo bien que le va pues, al parecer, los retrasos en los lanzamientos previstos, las comparaciones con Nokia y Motorola, los traspiés con la PlayBook y su ausencia del top of mind de los usuarios que por hoy se debaten en su mayoría entre iOS y Android, son cosas menores que se pueden acallar fácilmente mostrando algunas cifras.

¿Fin? No tan rápido.

El Sitio BGR cuenta que ha recibido muchas otras cartas de empleados actuales y ex-empleados de la compañía y, según dicen, coinciden bastante con la que abrió el vórtice corporativo para la creadora del BB PIN.

En particular se recogen dos cartas completas, una de alguien que ya trabajó en la empresa y otra de un empleado que aún presta sus servicios a RIM y, según el Site, en ambos casos se han comprobado los datos suministrados por los remitentes, de forma que se asegura que sí son quienes dicen ser… sólo en caso de que la canadiense vuelva a escribir diciendo que no cree que se trate de empleados suyos…

Problemas corporativos

La primera carta aborda casi exclusivamente la “salud organizacional” de la compañía, cuya alta rotación de personal y ausencia de reconocimientos le habría hecho ganarse el apodo de “Sobrevivientes: Edición RIM”, en clara alusión al famoso reality show. En ella, el remitente dice sentir afecto por los productos Blackberry y esperar que la transición traiga mejoras para los trabajadores.

Burocracia a-tecnológica

La segunda carta sigue un poco la estructura de la original. Su autor comienza por burlarse del nombre “in motion” alegando que la compañía es cada vez más burocrática.

Asimismo, critica el alto número de ingresos provenientes de empresas como AT&T indicando que en muchos casos se intentan replicar esquemas corporativos de otras marcas, descuidando el terreno para crear un estándar propio.

Otro punto importante se relaciona con la carga de trabajo impuesta a cada unidad: liderazgos débiles permiten que se recargue de deberes a cada empleado y que aun se les exija cada vez trabajar “más duro” para la compañía, llegando a jornadas de 12 horas que “desmoralizan” a los trabajadores al tiempo que permite que aparezcan figuras que no hacen lo que tienen que hacer, pues otros les hacen el trabajo.

Lo que más debería interesar, por lo menos comercialmente, tiene que ver con el carácter tecnológico (¿o a-tecnológico?) de la compañía: los empleados no saben acerca de los planes y proyectos que se están llevando a cabo más allá de sus unidades, lo que saben de los equipos sencillamente no les gusta y, para completar, hay deficiencias en el retail (donde Apple es la marca más popular) y en la maquinaria publicitaria (adivinen quién lideriza ahí).

En fin, la gente de RIM parece haberse cansado de callar y no sería de extrañar que aparecieran a)nuevas cartas de empleados y ex-empleados digustados y b)alguna que otra “carta” de “empleados” apoyando a RIM.

¿Qué les parece la implosión de esta compañía? ¿Por acá algún empleador, especialista en Gestión Humana o asesor de comunicaciones nos está leyendo? ¿Cómo manejarían una crisis de esta naturaleza?

Link: BGR