Un juego de... ehhh... autos con ojos

Disponible en: PC, PlayStation 3 (analizada), Xbox 360, Nintendo DS, Nintendo Wii, Mac
Desarrollado por: Avalanche Software, Firebrand Games (Nintendo DS)
Distribuido por: Disney Interactive Studios

Es verano en el hemisferio norte, época de grandes estrenos en el cine y un montón de juegos licenciados. En este marco Disney lanza al mercado el juego de Cars 2, un título que claramente va dirigido a los peques de la casa. ¿Es otro juego familiar o tiene algo más que ofrecer?.

Cars 2 es un juego de carreras que sigue relativamente de cerca el espíritu de Mario Kart. Debido a lo anterior, la historia de la cinta no se ve reflejada en el hilo narrativo de este juego… básicamente porque -a grandes rasgos- no tiene historia. Es así como podremos controlar a Lightning (Rayo) McQueen y compañía recorriendo el mundo, compitiendo en las distintas fechas del World Grand Prix bajo el alero, protección y entrenamiento de la organización Google C.H.R.O.M.E.

La relación entre Cars 2 y Mario Kart se hace evidente; las competencias comienzan relativamente formales y tradicionales, para luego dar pasada a ataques, ítems defensivos y ofensivos dignos de la saga de Nintendo. Esto también se ve reflejado en los movimientos de nuestro vehículo: la sencillez de acelerar, frenar, utilizar velocidad turbo y derrapes para tomar mejor las curvas. Además es posible saltar, a la usanza del viejo Crazy Taxi 2.

Cars 2 descansa también en sus modos multijugador, con carreras de hasta 4 jugadores de manera local, eventos todos contra todos y captura de objetivos por equipos. Todos estos modos resultan bastante amistosos con los usuarios, son entretenidos y se transforman en el punto más alto del juego.

Visualmente, el juego captura muy bien el feeling de la cinta, con vívidos colores, fiel diseño artísticos, casi nulos problemas o glitches gráficos. Los controles fueron diseñados de manera muy inteligente, utilizando las ideas base de otras sagas con una distribución relativamente distinta -diría que incluso un poco más cómoda- que responde a la perfección. Los mandos son simples (ideales para el target del juego y la película) pero con una interesante profundidad, ideal para aquellos que no quieren quedarse con el lado más simple de este título. Finalmente, los sonidos cumplen sin llegar a lo memorable, la música acompaña como debe y las voces en inglés cuentan con casi todo el elenco de la cinta, ganando en calidad y actuación.

Entonces, este título tiene buenos gráficos, interesantes controles, buen modo multijugador y grandes actuaciones del elenco de la película. En resumen: un decente pseudo-clon de Mario Kart. Eso no quiere decir que el juego no tenga problemas, ya que lamentablemente no explota todo su potencial.

Los muchachos de Avalanche (responsables de casi todas las versiones del juego) trabajaron muy de cerca con Pixar, dedicaron bastante tiempo y trabajo a este proyecto, gozando de buenas críticas de la prensa especializada. Por algún motivo no pude percibir esa ‘gracia’ e incluso lo contemplé como un juego falto de carisma. Ataca bien a su público (los niños y el clásico juego ‘para toda la familia’) pero posee varios ripios, sin jugársela potenciando más sus puntos altos.

Cars 2 es un juego que (en el modo de juego principal) demora un tanto en agarrar ritmo. Estuve durante largos minutos pasando por tutoriales obligatorios, tediosas e inesquivables ceremonias que retrasan al jugador que impiden llegar a la identidad del juego de una manera más ágil. No tengo nada contra los tutoriales (su inclusión en juegos de niños/familiares me parece tremendamente acertada) pero hacerlos obligatorios me parece un despropósito. Además, la sensación de velocidad también demora en llegar y eso en un juego de carreras -por muy infantil que sea- no ayuda mucho.

El principal pecado de Cars 2 es dedicarse demasiado a su nicho, sin arriesgar un poco e intentar capturar la atención de quienes ya no son tan pequeños. Ya me trollearon con lo que comenté en el labs de Lego Pirates of the Caribbean, pero mantengo mis dichos: la ausencia de modos en línea a juegos de este tipo le quita puntos. Lo sé, un papá que poco sabe de consolas difícilmente le sacará partido al online, pero a su vez evita que jugadores más avezados que conocen del tema lo pueda disfrutar, reduciendo el potencial público que podría disfrutar el título. En un juego como este, que vive sus mejores momentos en el multijugador, la ausencia del online hace aún más evidente su necesidad.

Cars 2 es un buen título, un decente y (a ratos) atractivo clon de Mario Kart, ideal para los niños, los jugadores más casuales y toda la familia. También es un juego que debido a su implementación no se saca gran partido, haciéndolo menos atractivo para los jugadores más experimentados que son fans de Pixar y de las carreras. Si contase con un poco menos de burocracia tutorial, más fluidez al inicio y la suma de modos de multijugador en línea, Cars 2 sería un gran y recomendable opción para todos… no sólo para los regalones del hogar.

Lo imperdible:

  • Un buen juego de carreras para los más pequeños del hogar
  • Gran trabajo visual, muy fiel a la cinta
  • Entretenidas partidas de multijugador local
  • Gran parte de las voces son del elenco original (en inglés)

Lo mejorable:

  • El modo de un jugador no resulta tan entretenido
  • Exceso de tutoriales al comienzo (y no se pueden omitir)
  • Demora un poco en despegar
  • Ausencia de modos multijugador en línea

¿Qué significa esto?