[metroimage ids=”38-61008,38-61010,38-61014,38-61016,38-61019,38-61022,38-61025,38-61027,38-61030,38-61033,38-61035,38-61038,38-61041,38-61043,38-61046,38-61048,38-61051,38-61052,38-61054,38-61056,38-61058,38-61060,38-61063,38-61065,38-61068,38-61070,38-61072,38-61075,38-61077,38-61079,38-61081,38-61083,38-61087,38-61089,38-61091,38-61093,38-61095,38-61098,38-61100,38-61103,38-61104,38-61105,38-61109,38-61110,38-61113,38-61115,38-61116,38-61117,38-61120,38-61122,38-61124,38-61126,38-61128,38-61130,38-61133,38-61134″ imagesize=”large”]

Sony Ericsson T300: El teléfono que redefinió el concepto de móvil multimedia

por

El teléfono que introdujo el concepto multimedia (pero de verdad) al mundo móvil.

Continuando con nuestra sección Historia, el día de hoy me permito presentar un pequeño gran teléfono, un teléfono que también hizo cambiar al mercado y marcó un antes y un después en algunos aspectos de la telefonía móvil. Con ustedes: el Sony Ericsson T300.

El Sony Ericsson T300, en mi caso fue mi primer teléfono con pantalla a color (2003) y probablemente la historia se repita en muchos de ustedes. Aquél teléfono era el hermano menor del ya popular en ese entonces T68i, que era el legado que Ericsson dejó y que practicamente era un T68m con otro logo. En ese entonces, todos los teléfonos con “pantalla a color” eran sumamente caros y poco atractivos visualmente. En esa época el T300 convivía con el 3650 de Nokia, el S55 de Siemens, entre otros. La gran cualidad del T300 era su precio, $89.990 en prepago.

Ese gran Sony Ericsson fue el primer equipo polifónico del fabricante sueco, su gran calidad de sonido es algo que hasta el día de hoy –a mi juicio– no ha sido superada por ningún otro teléfono. Los ringtones eran en formato MIDI a 16 voces, pero la gran gracia era que la tabla de instrumentalización era asombrosa; sonaba excelente.

La pantalla del T300 era de 101×80 (256 colores) si mal no recuerdo, y el panel era STN, lo cual tenia un efecto estela horroroso, pero daba lo mismo “tenía un teléfono a color”. El teléfono que ven en la foto, es mio, hasta el día de hoy lo conservo y la caja también. La verdad es que nunca boto las cajas. Lamentablemente de un día para otro (hace como 2 semanas), apareció una linea en la pantalla, y no la he podido quitar, pero creo que ha resistido demasiado bien todos estos años.

Otro aspecto a resaltar del móvil era la facilidad con la cual le podías cambiar la carcaza, mediante un mecanismo muy similar (por no decir igual) al del Nokia 5120.

Un aspecto que diferenciaba notablemente al equipo, era su comodísima interfaz, la cual era comandada por un joystick de 4 direcciones, que era especial para jugar y la comodidad y precisión que entregaba era formidable. Gracias a este joystick, podías jugar juegos en formato Mophun (MPN) los cuales eran propietarios y funcionaban sólo en Sony Ericsson, como en ese entonces no existían AppStore y no tenía dinero para comprarlo en Sony Ericsson, los bajaba de una página que hasta el día de hoy sorprendentemente existe y es: http://t300.by.ru.

Al ser un equipo accesible, no tardaron en crearse las páginas “fanclub”, no olvidaré nunca un sitio que se llamaba CanalT300, era de procendecia española y reunía las ultimas aplicaciones, ringtones y temas para el teléfono. Realmente pegó mucho.

Finalmente, al año siguiente de que me regalaran este equipo, tomé la decisión de comprar la cámara que se adjuntaba a la parte inferior del móvil, su nombre era “Communicam” y compré el modelo MC-25, la calidad de las fotos de noche no era sorprendente, pero de día si que lo eran. La resolución máxima era de 640×480 (VGA).

Finalmente, dejo para vuestra evaluación la calidad de la foto de un teléfono del año 2003.

Fotografía Tomada con el T300

Bueno chicos, despues de este picoteo de cualidades de este gran teléfono espero que les haya gustado el capítulo de hoy. Estaré atento a los comentarios y si desean proponer teléfonos para esta sección, gustoso tomaré en cuenta vuestra opinión.