Nokia quiere vender su parte de Nokia Siemens Networks, pero no consigue comprador

Nokia quiere vender su parte de Nokia Siemens Networks, pero no consigue comprador

La mala racha continúa

La mala racha de la Nokia parece indetenible: ahora la noticia tiene que ver con los obstáculos ante una posible venta de la parte que corresponde a la finlandesa dentro de Nokia Siemens Networks, un grupo de negocios e investigación en el mundo celular.

El criticadísimo matrimonio de Nokia con Microsoft quizás fue el principio de uno de los fines más agónicos dentro de la industria de los móviles. En lo que va de año hemos visto morir al 5800 XPress Music, que supuestamente nació para ser el matón del iPhone; hemos visto a Samsung rasguñándole la nómina a Elop, no sin base, pues también supimos de despidos masivos que por lo pronto no tienen pinta de terminar.

Además fuimos testigos de unas cuantas “casi muertes” de Symbian y ni hablar de MeeGo, y de varios estira y encoge con respecto al lanzamiento de terminales Nokia con Windows Phone y, cuando no hemos reaccionado de la petición de “vacaciones” de Rich Green, su director de tecnología, corren más bites y más tinta para decirnos que Nokia no sólo quiere vender su parte de la empresa que comparte con Siemens, sino que no consigue a quién vendérsela.

“Como hemos dicho antes, se ha producido un interés no solicitado en Nokia Siemens Networks y seguimos en negociaciones constructivas con múltiples partes”, dice el comunicado de la finlandesa con respecto a la empresa que en 2007 fundó a partes iguales con el segundo mayor fabricante mundial de tecnologías inalámbricas.

Y es que se supo que Kohlberg Kravis Roberts & Co y TPG prefirieron no ofertar por una participación en NSN al no lograr fijar un precio y nivel de control satisfactorio sobre la compañía y ahora Nokia tendrá que buscar a quién endulzar para cerrar la negociación que le desligue de NSN, al punto que se ha dicho que la finladensa podría optar por tener no uno, sino dos y hasta más compradores para Nokia Siemens Networks.

Vistas las circunstancias, ¿será que es hora de que empecemos a “rezar” por Nokia a ver si le va un poquito mejor?

Link: Bloomberg