FW Pregunta: ¿Es válido que un gobierno monitoree las redes sociales?

por

6776 posts

El sistema del gobierno chileno para leer lo que se dice en internet ha desatado polémica.

(cc) gerlos

En abril pasado, el gobierno chileno contrató a la empresa BrandMetric para revisar y analizar las opiniones emitidas en redes sociales y blogs sobre los ministros y personeros de gobierno. La licitación, hecha en marzo, planteaba la creación de una “plataforma de seguimiento de personalidades y conceptos por internet”.

La idea sería usar las redes sociales como un feedback ciudadano. También permitiría que el gobierno pueda anticiparse y estar mejor preparado cuando hay manifestaciones, por ejemplo, que en esta época se organizan usando estos medios.

Según publicó hace unos meses la revista Qué Pasa, el contrato con BrandMetric fue firmado el 25 de abril, por un valor total de $14.388.000 más IVA, con una vigencia de un año.

El sistema no es nada nuevo. Las empresas vienen monitoreando redes sociales desde hace bastante tiempo, como una forma de ver qué es lo que se opina de su marca y en algunos casos, responder a críticas o consultas de parte de los usuarios (como sistemas de soporte, por ejemplo).

Pero una cosa es que lo hagan las empresas, y otra, aparentemente, es que lo haga un gobierno.

Los críticos han alegado que aquí no se trata de que el gobierno esté tratando de reaccionar a lo que la gente dice en redes como Twitter, sino que la intención es vigilarnos: saber qué opinamos, como en el Gran Hermano.

Para clarificar un poco las cosas conversamos con Pablo Matamoros, asesor web del gobierno, quien comentó este tema con nosotros.

FW: ¿Qué es lo que busca el gobierno con este monitoreo?

Partamos de la base de que toda la gente que participa de las redes sociales, está pidiendo ser escuchada y comparte información de manera libre y pública con otras personas. Entonces es responsabilidad de un gobierno escuchar lo que dicen los ciudadanos pública y libremente. Toda persona que tuitea, escribe en blogs busca interactuar con otros. Si no fuera por eso, no existirían las causas en internet. Es deber del gobierno escuchar todas las demandas ciudadanas y analizar todos los puntos de vista.

FW: ¿Por qué tiene interés el gobierno sobre lo que se dice en las redes sociales?

Que el gobierno lea las redes sociales sólo reafirma el auge de ellas y el compromiso por vincularse con la ciudadanía en todas las plataformas de comunicación posibles.

FW: ¿Cómo se asegura que no se va a perseguir o espiar a personas por las opiniones que tienen?

No se busca hacer eso, lo que queremos es escuchar lo que se dice en uno de los nuevos espacios democráticos. Es abrir mayor espacio a las opiniones que libremente manifiestan las personas a través de una palataforma de discusión abierta. Creo que las críticas responden al desconocimiento de esta tecnología. Se trata básicamente de “leer” o “escuchar” lo que se debate públicamente en las redes sociales.

¿Qué crees tú? ¿Es válido o bueno que el gobierno tenga un sistema para monitorear las redes sociales?