En la última misión del Atlantis, dos iPhone 4 irán al espacio

En la última misión del Atlantis, dos iPhone 4 irán al espacio

El último vuelo del Atlantis, programado para el 8 de julio de este año, podrá fin al programa de transbordadores espaciales de la NASA. A bordo de ellos han subido todo tipo de pasajeros: cosmonautas, desde luego, plantas, semillas, animales. Y, ahora, un par de iPhones.

Lo que se planea hacer con los teléfonos no es dejarlos flotar para por fin hacer una llamada sin que el agarre de la muerte intervenga (ya sé, chiste viejo). En cambio, los cosmonautas van a utilizarlos para hacer distintas mediciones con ellos, para probar una app que, por cierto, ya está disponible por US$0.99 en la App Store.

Los iPhones no son exactamente los mismo teléfonos que cualquiera podría tener. Ciertos ajustes mecánicos fueron hechos, aunque ninguno en términos de software, salvo la instalación de la app. La capacidad de hacer llamadas y el GPS fueron desactivados y usarán una batería externa en lugar de la interna. Inserte su chiste acerca de la batería de los dispositivos con iOS aquí.

El procedimiento para que el par de iPhones 4 fuesen certificados para viajar al espacio duró cinco meses. Es comprensible, pues hay que tomar en cuenta más de un factor al viajar fuera del planeta, como la radiación cósmica. Pero ¿para qué van a hacer mediciones los teléfonos si los instrumentos en su destino, la Estación Espacial Internacional, son mucho más avanzados? La respuesta es: por seguridad. A pesar de que los transbordadores vayan a ser retirados, los viajes al espacio continuarán y, en el caso de que algún astronauta se pierda allá afuera, los datos recabados por su smartphone podrían mostrarle el camino de regreso, dado que a partir de julio estos viajes no serán auspiciados por el gobierno de Estados Unidos.

La app que usan los iPhones se llama SpaceLab y tiene las siguientes funciones.

  • Limb Tracker le permite a los astronautas tomar imágenes de la Tierra y analiza la forma del arco del planeta, para obtener la altitud estimada, así como el ángulo de vuelo.
  • Sensor Cal usa una serie de fotos como referencia para calibrar el giroscopio y el acelerómetro del teléfono para tomar mediciones posteriores.
  • State Acq le permite a los astronautas estimar la latitud y longitud de su astronave al empatar las fotos tomadas con su teléfono con un modelo de las costas de la Tierra.
  • LFI revisa los efectos de la radiación espacial en el teléfono, monitoreando ciertas áreas de su memoria en búsqueda de errores de un bit. Este tipo de errores han sido los culpables de fallas en el Voyager 2, por ejemplo.

Los iPhone serán los primeros teléfonos en su tipo en viajar al espacio, aunque ya se están haciendo pruebas con otros más. Si quieren usar la app no necesitan estar en órbita, simplemente recibirán datos simulados. Los resultados de los cálculos que se hagan con los teléfonos se obtendrán en el otoño, cuando regresen a casa a bordo del Soyuz.

Apuesto 10 a 1 a que con esto abren la siguiente keynote de Apple.

Links

Cosmic Log – iPhones head for final frontier (MSNBC)

SpaceLab for iOS for iPhone, iPod touch, and iPad on the iTunes App Store