El origen de... los dibujos animados (parte dos)

El origen de... los dibujos animados (parte dos)

Segunda parte, dedicada a la transformación de dibujos estáticos a dibujos animados y a la animación en occidente.

La semana pasada en la primera parte del origen de los dibujos animados, hablamos de la animación en Japón y los cambios que sufrió a través de los años. En esta segunda parte, tal como les prometimos, hablaremos de la animación occidental, específicamente de la Norteamericana, la cual tuvo un desarrollo mayor en la industria respecto a Europa. Pero antes que todo, hablaremos como corresponde sobre la historia de la animación, y de cómo una secuencia de imágenes pasó a ser una animación tal como la conocemos hoy en día.

Los seres humanos siempre hemos dibujado: en cuevas se ha encontrado evidencia de dibujos procedentes de la era paleolítica, en donde se han representado distintas situaciones de la vida cotidiana mediante secuencias de imágenes. Como en ese entonces no se conocía el concepto de animación y solo habían dibujos estáticos, y la gente representaba el movimiento y/o alguna actividad mediante una secuencia de dibujos.

A pesar que la intención de representar el movimiento viene desde hace mucho tiempo, no existía en ese entonces la tecnología ni el equipamiento para animar, por lo cual estos dibujos son solo la primera idea de lo que es la animación.

Inicio de la animación

A medida que los años pasaban, nuevas cosas se descubrían y se inventaban. En el 180 a.C. en China se inventa el zootropo, consistente en una lámpara hecha con papel trasluciente, en el cual se dibujaba una secuencia de imágenes. Ésta debía colgarse y hacerse girar a una determinada velocidad, dando la impresión de que los dibujos se movían por sí solos.

El zootropo moderno fue luego introducido en 1834 por William George Horner. Esencialmente está hecho de un cilindro con orificios verticales por donde la gente ve hacia el interior del cilindro, en donde hay una secuencia de imágenes y que al hacer rotar el cilindro, da la impresión de que los dibujos se estuviesen moviendo.

Posteriormente en 1824 aparece el taumatropo, un sistema que usaba papel y cuerdas, en donde uno al tirar las cuerdas hacia avanzar y retroceder una hoja. Si esto se hacía rápidamente se lograba una animación de 2 imágenes.

En 1831 aparece el predecesor del zootropo, el fenaquistiscopio (podría ser hasta un trabalenguas) inventado simultáneamente por Joseph Plateau y Simon von Stampfer. Básicamente utiliza el mismo principio de dibujar una secuencia de imágenes y luego a través de un visor, se veía como las imágenes se movían al hacer girar un disco.

Y aunque no lo crean no es hasta 1868 que logran representar una animación mediante la clásica técnica de dibujar una secuencia de imágenes en una pila de hojas,  y que después al pasar el dedo por el borde de las hojas, se ve como si los dibujos se estuviesen moviendo.

Y ya para 1877 el científico francés Charles-Émile Reynaud crea el praxinoscopio que vendría siendo casi lo mismo que el zootropo, con la diferencia que en vez de mirar a través de las ranuras, este tenía un visor, en donde se reflejaba la animación debido a que adentro se disponían espejos.

Animación Tradicional

Ya para inicios de los 1900 diversos animadores fueron apareciendo tanto en Europa como Estados Unidos, destacando particularmente al norteamericano Winsow McCay que en 1914 realizo la animación llamada Gertie el dinosaurio. Ya de ahí en adelante la industria se fue masificando poco a poco, en donde nuevas técnicas fueron apareciendo, como la clásica mediante un papel semi trasparente llamado “cel” (parecido al papel diamante) en donde el dibujante, en un rack de estas hojas, iba dibujando y pintando una a una las escenas que compondrían luego la secuencia. Luego estas se escaneaban y formaban en conjunto una animación. Actualmente el sistema es muy parecido pero existe la opción de pintar mediante el uso de un computador, como también hacer el dibujo mediante una tableta en vez de utilizar una hoja.

Dibujos animados norteamericanos

Sin duda el personaje más antiguo y conocido incluso hoy en día, de los dibujos animados es Félix el Gato, el cual hizo su primera aparición en 1919, luego el siguiente personaje importante que le siguió fue Mickey Mouse en 1928. La característica de estos dos dibujos es que para ese entonces aun no existía el doblaje, por lo cual todos los dibujos animados eran sin voces, apoyados sólo en la música.

De 1928 hasta 1960 se consideran los “años dorados” de la animación norteamericana, donde grandes personajes hicieron aparición por primera vez, como también grandes compañías ejercieron una batalla campal por ofrecer la mayor diversidad y entretención con sus dibujos.

Empresas como Disney, MGM, Hanna Barbera y Warner Bros se crearon en esta época, dando vida a personajes memorables como: Mickey Mouse, Bugs Bunny, El Pato Donald, Popeye, Betty Boop, El Pájaro Loco, Mr. Magoo, Tom y Jerry, y las primeras películas largas, como Blanca Nieves (1937), Pinocho (1940), Dumbo (1941) y Bambi (1942).

El gran cambio ocurrió a fines de esta era cuando la televisión ganó popularidad, provocando que todos estos dibujos animados que daban en el cine, fuesen migrando poco a poco hacia la TV. Para esa misma época, MGM tuvo que cerrar su área de animación, debido a que Tex Avery (dibujante del Gato Félix) dejó la compañía.

Ya en la nueva era de la animación por TV, las compañías dibujantes vieron el potencial de transmitir a una mayor cantidad de gente sus dibujos, por lo cual invadieron la parrilla televisiva con animaciones como: Hucleberry Hound, Los Picapiedras, Johnny Quest, Los Supersónicos, Don Gato, Scooby Doo, Los Aristogatos, Winnie the Pooh, El Oso Yogui, La Hormiga Atómica, Maguilla el Gorilla, y un sinfín de otros más. En Europa, animaciones como Los Pitufos (de origen belga) y derivaciones de cómics como Tintin y Ásterix (de Bélgica y Francia respectivamente) también se volvieron populares.

Con esta invasión de dibujos animados, Hanna Barbera se volvió la productora más grande del sector en esa época. Para la década de los ’70, mantuvieron la misma idea de llenar de dibujos animados. Los destacados de este periodo fueron Hong Kong Phooey, La Familia Adams, Los Súper Amigos y Josie and the Pussycats.

La época de los 80 fue dominada por dibujos animados originados por juguetes para  niños, en donde Hanna Barbera supo aprovechar esta idea de darles vida a los juguetes favoritos de los niños, con dibujos animados como Las Tortugas Ninjas, GI Joe, Transformers, Mi Pequeño Pony, He-Man hasta incluso Pac Man.

Ya de ahí en adelante, para fines de los 80 e inicios de los 90, Hanna Barbera se transformó en Cartoon Network, dando inicio a una nueva era de animación, en donde en un sólo canal se transmitía las 24 horas al día dibujos animados, creados por ellos mismos. Otros como Warner no tenían un propio canal, pero de todas maneras siguieron creando nuevas ideas (Batman series animadas, Tiny Toons, entre otros).

Aun podría seguir nombrando muchos dibujos animados que aparecieron en los ’90, pero probablemente lo más importante ocurrido en cuanto a animación en esta época fue el inicio del uso de la animación 3D por computadora, con el notable ejemplo de Toy Story, que en 1995 se convirtió en la primera película en usar únicamente gráficos 3D en su producción. Siguiendo este estilo hemos visto los trabajos de Pixar y Dreamworks en los últimos años.

También, no quería dejar de lado la aparición de un nuevo concepto de dibujos animados para adultos y no para niños, que se creó a inicios de los ’90, y que creció gracias a Los Simpsons, por el cual existen hoy shows como, Ren and Stimpy, South Park y Family Guy.

Finalmente puedo decir que tanto Homero Simpson como Goku son los personajes que marcarán esta era de dibujos animados, uno por el lado occidental y el otro por el lado oriental. Actualmente hay varios dibujos que están tratando de ganarse este título pero a mi gusto desde que aparecieron Los Simpsons y Dragon Ball, aún no ha aparecido un digno sucesor para dar fin a esta era y empezar con una nueva.

Link: El origen de