Crece la libertad de uso de aparatos móviles y portátiles en las empresas

Crece la libertad de uso de aparatos móviles y portátiles en las empresas

Las medidas que pueden tomar las empresas deben tender más bien a proteger de esos dispositivos la información corporativa a través de la criptografía.

No sólo están en la casa, ahora también están en el trabajo. Están en todos lados los tablets, netbooks y smartphones, cuyas aplicaciones basadas en la Nube suponen un problema para los Chief Security Officers (CSOs) o directores de seguridad de las empresas.

Los riesgos son reales puesto que los datos almacenados en esos dispositivos móviles se pueden perder fácilmente, además de que que como los aparatos no son manejados bajo una gestión cuidadosa del departamento de Tecnología de la Información (TI), los usuarios — o funcionarios — pueden instalar aplicaciones peligrosas y no realizar actualizaciones necesarias.

Hablamos de consumerización de TI, es decir, el uso de tecnología personal — iPhones, Androids, etc. — en el trabajo por parte de los funcionarios, cuya mayor ventaja es que hace que las compañías tengan que adquirir y mantener menos equipos, lo que se traduce en un gran ahorro para ellas.

Es quizás esa la razón por la cual está siendo cada vez más permitida.

Según un estudio de Proofpoint titulado 2011 Consumerized IT Security and Compliance Survey, de los 632 entrevistados, 534 (84%) aceptan las consumerización de TI.

Lo interesante es que algunos expertos en seguridad creen que la prohibición de que los funcionarios utilicen sus propios dispositivos en el lugar de trabajo por un tema de eficiencia puede aumentar los riesgos de seguridad de Tecnología de la Información, ya que lo van a empezar a hacer escondidos.

Otro dato: 64% de las organizaciones que prohíben el uso de dispositivos personales en el ambiente de trabajo sospechan que aun así los funcionarios los llevan y utilizan.

Una medida que pueden tomar las empresas es proteger de esos dispositivos la información corporativa a través de la criptografía. Vale decir que el enfoque debe estar puesto en la protección de datos, más que en el aparato en sí.

A continuación, más datos de Proofpoint:

— El 71% de las empresas que no permiten el uso de dispositivos personales en el lugar de trabajo sólo hacen una advertencia a los funcionarios que violan la política.

— El 72% de las que no permiten la consumerización de TI no están convencidos de que los aparatos puedan ser usados de manera segura.

— El 48% de las que permiten la consumerización dejan que los usuarios elijan las tecnologías que quieren utilizar.

— El 48% de las que permiten el consumo de TI personal en el trabajo indican cuáles son las tecnologías que pueden ser usadas.

— El 89% de las compañías que permiten el uso de dispositivos dicen que el iPhone y el iPad — ambos de Apple — son los más utilizados.

Y tú, ¿Usas tus móviles/portátiles en la oficina? ¿Cuáles son y cómo los utilizas?

LinkReady or not, they’re already in your enterprise (CSO)