Pormenores del juicio en el que los usuarios perdieron ante Nvidia

Pormenores del juicio en el que los usuarios perdieron ante Nvidia

por

más detalles sobre la reciente derrota de los usuarios que enjuiciaron a Nvidia

Siempre se comenta que en toda historia existe la verdad de cada una de las partes implicadas, la verdad de las partes no implicadas y la absoluta verdad. En recientes artículos se expuso la demanda colectiva que muchos usuarios le iniciaron a Nvidia por el tema de los GPUs defectuosos; y  su reciente desenlace con la victoria de Nvidia, al ser esta demanda desestimada por los jueces. Desde varias webs nos llegan más detalles sobre los pormenores de este juicio (de los que comentaremos únicamente los concernientes al hardware y no a aspectos legales y monetarios) y que tan satisfactoria o no terminó siendo para los usuarios.

El problema de los GPUs Nvidia defectuosos se detectó a mediados del 2008, y las demandas que le iniciaron a Nvidia los usuarios y OEMs iniciaron en setiembre de ese mismo año. Con los OEM el juicio terminó en un acuerdo interno con Nvidia, la que se comprometió a resolver el problema; las solución que proporcionaba Nvidia era el proceso conocido como reballing, por el cual aplicando calor se re-soldaban los IGPs/GPUs con el defecto, lo que corregía momentáneamente el problema; además a dichos equipos se les brindaba una garantía extendida. El problema con dicha solución era que no se aplicaba a todos los equipos (muchos no retornaban a su estado operativo luego del reballing quedando inutilizados); y que muchos usuarios conocedores/avanzados se negaban a recibir una solución temporal para un problema que continuaba allí (recibían su misma placa madre con el mismo IGP/GPU pero re-soldado). Dichos usuarios continuaron con el juicio exigiendo nuevos equipos de reemplazo y libres de dichos defectos; ante dicho juicio Nvidia decidió compensar a dichos usuarios con laptops Compaq CQ-56; un equipo que no dejaba satisfechos a muchos usuarios.

¿Compensa la Compaq CQ-56 a los equipos defectuosos originales?

Para algunos lectores habrán resultado extraños los contradictorios precios de $275 y $330 mostrados en los 2 artículos sobre este tema; y resulta que de cierta forma ambos son ciertos, lo que sucede es que no todos los usuarios recibieron los mismos equipos, pues dentro de la línea de productos Compaq CQ-56 existen variadas configuraciones las que van desde equipos con Celeron y Athlon-V hasta equipos con Athlon II X2 y Pentium Dual Core. Siendo los equipos basados en los CPU Intel Celeron 900 (single core 2.2GHz) y Athlon V140 (single core 2.3GHz) los elegidos como modelos de reemplazo, ambos equipos debido a su distinta arquitectura usan distintos chipsets/IGP, en el caso de la versión con Celeron 900 esta viene con el chipset Intel G41 acompañada del IGP Intel GMA X4500, mientras que la versión con Athlon V140 viene con el chipset AMD 785G acompañada del IGP AMD Radeon HD 4250. Desconocemos que métodos habrán usado para elegir a que usuarios otorgar las 2 variantes del equipo, pero se podría asumir que a los usuarios con IGPs Nforce se les dio un equipo basado en Celeron, mientras que a los usuarios con GPUs Geforce 8400M, 8600M se les dio el equipo con Athlon V140, el que posee gráficos más avanzados.

Para muchos de los usuarios (sobretodo para los poseedores de laptops con IGP nforce de gama baja) estos equipos fueron más que suficiente, y tal como lo anuncia la corte de USA, exceden (en algunos aspectos) las características de los equipos defectuosos originales, pues cuentan con un motor de video HD acelerado por hardware, característica de la que carecen muchos equipos con el chipset nforce 7000 Series. Pero para usuarios de equipos más avanzados y de mayor precio (como los mencionados en los artículos anteriores) esta no constituyó una solución aceptable, pues incluso el IGP AMD HD 4250 no iguala el rendimiento de la Geforce 8600M en juegos 3D; este tema cobra otro nivel en los usuarios de equipos Mac, pues un equipo con Windows 7 y de inferiores características no les habrá hecho la menor gracia.

Conclusiones

Al parecer no todos los usuarios recibieron el mismo trato (como se pensaba inicialmente) y al menos se conoce que Nvidia ofreció 2 tipos de equipos (uno con Intel, otro con AMD) para satisfacer de cierta forma a las diversas configuraciones de los usuarios afectados por el problema. Quizá los más perjudicados con el fallo judicial sean los usuarios de MacBooks que se verán forzados a usar Windows 7, claro que esto incluye a usuarios de otros equipos de gama alta.

Los que deseen profundizar en este tema lean el artículo completo de The Wall Street Journal.

Fuente: Nvidia Settlement Forcing Windows Replacements on Mac Buyers (NGOHQ)

Fuente: NVIDIA settlement forcing Windows replacements on Mac buyers (Electronista)

Fuente: Dealpolitik: The Good, the Bad and the Ugly of Class Actions (The Wall Street Journal)