No puedes ser el Roberto Carlos de Twitter: tu cerebro sólo reconoce hasta 150 amigos

No puedes ser el Roberto Carlos de Twitter: tu cerebro sólo reconoce hasta 150 amigos

Pese a que en las redes sociales podemos tener muchos amigos, estos no son "de verdad", dice un estudio.

En inicios de los ’90, el antropólogo británico Robin Dunbar estudió los grupos sociales de varios tipos de primates y estableció que estos mantienen contacto con una cantidad limitada de pares y que el tamaño de su círculo de amistades tiene directa relación con el tamaño de su cerebro. Esto porque la cantidad de individuos que registra, se ve limitado por el volumen cerebral.

Dicha medición luego la extrapoló al humano y resolvió que la capacidad de amigos que mantiene nuestra especie en la cabeza alcanza a los 150. Desde entonces, ha habido varios estudios que buscan determinar la cantidad de gente con la que una persona puede mantener un contacto regular y la conclusión es que el antropólogo estaba bastante en lo correcto.

¿Cambia esto con las redes sociales?

Esto ha sido históricamente de esta manera, pero internet ha cambiado (y facilitado) sustancialmente la manera en la que se conecta la gente y con la irrupción de las redes sociales, no son pocos los que alardean de tener cientos y miles de amigos o seguidores. Por ello, podría suponerse que Twitter y Facebook estén ayudando a estirar el número de Dunbar.

Pero un grupo de investigadores de la Universidad de Indiana, liderado por Bruno Goncalves cree que la cifra sigue invariable. Estudiaron una red de contactos de tres millones de usuarios de Twitter durante cuatro años, sobre un total de 380 millones de tweets.

Partieron de la base de que seguir o ser seguido no determinan efectivamente la existencia de un vínculo cercano, sino que debe haber conversaciones; intercambio de mensajes, y estos deben ser sostenidos en el tiempo. Así, notaron que los usuarios al ingresar a Twitter, aumentan sus amistades hasta el momento en que se sienten abrumados, punto en que disminuyen la frecuencia de diálogos con contactos menos importantes y pasan a concentrarse en la gente con la que tienen una mayor cercanía. Y ese punto de saturación se encuentra entre 100 y 200 personas; tal como postuló Dunbar.

De esta manera, las redes sociales permiten aumentar considerablemente la cantidad de individuos con los que una persona se relaciona, pero no altera su capacidad de socializar y, por más que lo intentemos, no podemos mantener un vínculo cercano con más de 150 amigos.

Link: Human Brain Limits Twitter Friends To 150 (Technology Review)