Los cibercriminales también sufren por el ataque a la PSN

Los cibercriminales también sufren por el ataque a la PSN

Entras a casa del primo Juan Carlos y lo ves desganado, triste. Sabes que es porque su cuenta de PSN es una broma en este momento. Ves a tus amigos con PSP arrastrar los pies y a los que tienen PS3 lanzar gemidos de dolor. Pero ¿sabes en quiénes no has pensado? En lo pobrecitos hackers.

Aquí una aclaración: en realidad no queremos decir “hackers”. Como cualquier persona inmersa en la cultura hacker les dirá, ellos no provocan desastres informáticos encaminados a enriquecerse o causar todo lo que leyeron arriba. Ese sería un cracker. Digo, hay que darle algo de reconocimiento al hacker y no arrastrar su nombre por ahí.

El asunto es que en el mercado negro de datos, los criminales están preocupados. Y es que el robo de millones de números de tarjetas de crédito (aunque Sony diga que no están seguros de que eso haya pasado) quiere decir que la oferta excede a la demanda. En términos más simples: el precio de un número bancario robado bajaría su precio.

Aparentemente, los criminales que trafican con estos datos están preocupados por que esos (hipotéticos) millones de números de tarjetas se pongan a la venta. En promedio, uno de ellos se vende en un promedio de US$5 y, en el caso de que los de la PSN fuesen liberados al mejor postor, el precio bajaría a US$1 o US$2.

Entonces ¿quién piensa en los pobrecitos crackers?

Link You’re Not the Only Victim: Criminal Hackers May Also Suffer from PSN Breach (Kotaku)