Juicio Usuarios vs Nvidia: Corte falla a favor de Nvidia

Juicio Usuarios vs Nvidia: Corte falla a favor de Nvidia

por

usuarios tendrán que conformarse con económicas notebooks de reemplazo

El viejo y problema de los GPUs Nvidia defectuosos cierra un nuevo capítulo con una victoria de Nvidia ante la reciente demanda colectiva que le iniciaron muchos usuarios descontentos con los equipos de recambio que recibieron en compensación por sus portátiles inutilizadas a causas de los fallos de los IGPs y GPUs Nvidia que poseían originalmente.

El problema de los GPUs Nvidia defectuosos se remonta al 2008, afectando a IGPs y GPUs presentes en muchos equipos portátiles, lo que originó que Nvidia fuera demandada tanto por los propios fabricantes de equipos como por los propios usuarios afectados. Nvidia luego de un largo proceso judicial que tomó casi 3 años perdió ambos juicios y terminó por pagar una fuerte indemnización a los OEM y se vio obligada a reemplazar los equipos dañados de los usuarios que la demandaron (únicamente en EEUU) por otros completamente nuevos; pero estos últimos no se vieron nada satisfechos al recibir equipos de reemplazo de 15” de Compaq CQ-56 Celeron con IGP Intel G41, con un valor actual de apenas $275 dólares americanos; un valor minúsculo en comparación con los $2000 a $2500 de muchos de los equipos adquiridos originalmente con amplias pantallas de 17” y mayores y en muchos casos con IGPs Nvidia y GPUs Nvidia Geforce 8600M y 8800M. Hecho que los motivo a iniciar un nuevo juicio el 15 de marzo de este año. Juicio que acaba de ser desestimado por la corte distrital de Carolina del Norte.

El juez del caso considera que los equipos Compaq CQ-56 son un reemplazo razonable para los equipos defectuosos adquiridos originalmente, y que exceden las especificaciones de los equipos originales, además de incluir sistemas operativos más avanzados, programas más modernos y una nueva garantía.

Webs como PointOfLaw lanzan serias acusaciones (las que no comentaremos) sobre la forma como se llevo este juicio en perjuicio de los usuarios.

Conclusiones

La corte de USA nos enseña que $250 valen más que $2500 (o que en 3 años una portatil pierde 10 veces su valor), que un Celeron LGA 775, es un equipo con especificaciones superiores que las de los muchos Athlon/Phenom X2/X4 o Core 2 Duo/Quad LGA 775; que una pantalla de 15” es de mayor tamaño o comparable a una de 17” o mayor, o que un IGP Intel G41m es superior que los IGP Nvidia Nforce e incluso que GPUs dedicados Geforce 8600M y 8800M (auque quizá si lo sean en reproducción de videos HD), y ello sin contar la mayor cantidad de memoria RAM, espaciosos discos duros y teclados, y otros componentes presentes en muchos equipos de gama alta afectados por los GPUs defectuosos.

Mala noticia para los usuarios que invirtieron en esos portátiles con GPUs Nvidia defectuosos. Los mantendremos informados.

Fuente: Court rules for NVIDIA (PointOfLaw)

Fuente: The NVIDIA GPU Litigation (Google Docs)