La cruda realidad: iPad no mata PC

La cruda realidad: iPad no mata PC

Además, muchos de los accesorios vendidos para esta tableta no son marca Apple

Reuters

Hace meses se empezó a decir que el año de las tabletas haría mermar la venta de computadores portátiles y en el camino hemos tenido que escuchar frases tan sorprendentes como aquella de Steve Wozniak que decía “la tableta es el ordenador de la gente normal“.

Sin embargo a estas alturas ya ha corrido bastante agua bajo el puente y hay razones para pensar, por ejemplo, que si una iPad funciona mejor para ciertas cosas con un teclado físico e incluso con teclas de máquina de escribir manual, entonces las “laptops” no están destinadas a morir o por lo menos no ahora ni a manos de estos dispositivos que están causando sensación en todo el mundo.

Esta idea es avalada por un estudio sobre propietarios de iPad recientemente dado a conocer por el grupo NPD, según el cual sólo 14% de las personas que optaron por una tableta de Apple hace seis meses o más cambiaron su decisión de compra, inicialmente orientada a la adquisición de una computadora portátil, cifra que disminuyó a 12% durante las compras navideñas, mientras que 75% de los compradores de la tableta de la manzana dice que nunca tuvo en mente comprar algo distinto.

Claro que, desmentir este mito no nos deja a la deriva en lo que a explicaciones de la caída de los PC se refiere: NPD atribuye la disminución en la venta de portátiles a la fiebre que se produjo en 2009 con el lanzamiento de Windows 7, momento en que muchos usuarios adquirieron computadores al ver cumplido su deseo de acceder a uno que no tuviese Windows Vista.

Y, si algún equipo tiene que ver con la baja en la venta de portátiles, según la NPD no hay que mirar entre las tabletas, sino entre los notebooks, cuyo auge pudiese tener algún impacto dada su similitud con las computadoras personales y su amigable costo.

En cuanto al panorama general del sector, se nota incremento dado que el 83% de los usuarios que han accedido a una iPad, han optado por comprar algún accesorio para aprovechar mejor las prestaciones de esta tableta. Asimismo, en el estudio se habla del poco interés de las personas en características como la conectividad 3G, toda vez que un gran número de los usuarios navega con su tableta en casa, a expensas del Wi-Fi residencial.

Y un dato que no le gustaría demasiado a Steve Jobs: 50% de las fundas para iPad que se han vendido no son marca Apple y muchas veces ni ellas ni los adhesivos protectores de pantalla se adquieren en los puntos de venta originales de la marca.

Link: IbTimes